Ir al contenido

Ir al índice

 SECCIÓN 3

¿Quién puede ofrecernos guía confiable?

¿Quién puede ofrecernos guía confiable?

“Envía tu luz y tu verdad. Que estas mismas me guíen.” (SALMO 43:3)

CUANDO queremos aprender a usar algún aparato, recurrimos a las confiables instrucciones del fabricante. De igual modo, el más indicado para decirnos cómo podemos ser realmente felices es nuestro Creador.

Pero ¿de veras existe un Creador?

El profesor George Zinsmeister, quien impartió clases en la Universidad de Massachusetts (Estados Unidos), cree en Dios y responde a esta pregunta con una sola palabra: entropía. Este término se refiere a lo que los científicos denominan “la segunda ley de la termodinámica”. Dicha ley nos hace pensar en algo que todos podemos comprobar: un sistema organizado, como por ejemplo una casa, no llega a existir por sí mismo. Sin embargo, en nuestro universo hay un sinnúmero de sistemas físicos y biológicos organizados de forma mucho más compleja. Eso demuestra que tiene que haber un Creador sumamente inteligente y poderoso.

“Los cielos están declarando la gloria de Dios”

Hace miles de años, el rey David también se dio cuenta de este hecho: “Los cielos  están declarando la gloria de Dios; y de la obra de sus manos la expansión está informando” (Salmo 19:1 [19:2, MK]). En otro salmo hallamos estas palabras: “¡Cuántas son tus obras, oh Jehová! Con sabiduría las has hecho todas. La tierra está llena de tus producciones” (Salmo 104:24). *

Un sistema organizado, como por ejemplo una casa, no llega a existir por sí mismo

¿Por qué nos creó Dios?

La creación fue una muestra del amor de Dios. Como él es un Padre que nos ama, quiere que disfrutemos de la vida y de todas las buenas cosas que ha creado para nosotros (Salmo 92:4 [92:5, MK]).

¿Qué significa que Dios nos haya creado “a su imagen”? (Génesis 1:26, 27.)

Dios nos ha dotado con cualidades semejantes a las suyas, es decir, podemos amar, demostrar sabiduría, actuar con justicia y ser creativos. Además, nos ha dado libertad de elección. Cuando reflejamos sus cualidades, alegramos su corazón (Proverbios 23:15). Como cualquier padre, Dios desea tener hijos inteligentes y razonables con los cuales comunicarse y mantener una relación significativa.

¿Qué desea Dios para la humanidad?

Dios quiere que utilicemos nuestras habilidades para trabajar como una familia unida para el bien común de la humanidad (Miqueas 4:3).

¿Qué esperaríamos que el Creador hiciera por nosotros?

Un buen padre guía e instruye a sus hijos. Lo lógico sería esperar que nuestro Creador hiciera lo mismo por nosotros. Pero ¿lo ha hecho?

^ párr. 7 Hallará más información sobre la existencia de Dios en el libro ¿Existe un Creador que se interese por nosotros?, editado por los testigos de Jehová.