Ir al contenido

Ir al índice

 PARTE 4

¿Cuál fue el resultado de escuchar a Satanás?

¿Cuál fue el resultado de escuchar a Satanás?

Por desobedecer a Dios, Adán y Eva murieron (Génesis 3:6, 23).

Eva le hizo caso a la serpiente y comió del fruto del árbol prohibido. Luego le dio a Adán del fruto, y él también comió.

Eso que hicieron estuvo mal: fue un pecado. Dios echó a Adán y Eva del jardín.

La vida se hizo difícil para ellos y para sus hijos. Con el tiempo, envejecieron y murieron. No se fueron al cielo, ni a ningún otro lado; solo dejaron de existir.

 Los muertos se convierten en polvo y no pueden hacer nada (Génesis 3:19).

Todos venimos de Adán y Eva. Por eso, nosotros también morimos. Los muertos no ven ni oyen ni pueden hacer nada (Eclesiastés 9:5, 10).

Jehová no quería que la gente muriera. Pronto les devolverá la vida a los que han muerto. Y, si lo obedecen, no morirán jamás. Ellos vivirán para siempre.