Ir al contenido

Ir al índice

 LECCIÓN 39

El punto de vista de Jehová sobre la sangre

El punto de vista de Jehová sobre la sangre

La sangre es muy importante. Sin ella, nadie podría vivir. Como Dios nos creó, él tiene el derecho de decirnos cómo debe usarse. ¿Qué dice él sobre la sangre? ¿Puede consumirse como alimento o usarse en transfusiones? ¿Y qué puede ayudarle a usted a tomar buenas decisiones sobre ese asunto?

1. ¿Cómo ve Jehová la sangre?

En tiempos bíblicos, Jehová les dijo a sus siervos: “La vida de todo tipo de carne es su sangre” (Levítico 17:14). Para Jehová, la sangre representa la vida. Y, como la vida es un regalo de Dios—algo santo y sagrado—, la sangre también es sagrada.

2. ¿Prohíbe Dios algún uso de la sangre?

Mucho antes de formarse la congregación cristiana, Jehová les ordenó a sus siervos que no comieran sangre (lea Génesis 9:4 y Levítico 17:10). Y, una vez formada, Jehová repitió este mandato. El cuerpo gobernante—el grupo de apóstoles y ancianos que dirigía la congregación—les dio esta instrucción a los cristianos: “Que se abstengan [...] de sangre” (lea Hechos 15:28, 29).

¿Qué significa abstenerse de sangre? Si el médico le dijera que debe abstenerse de alcohol, usted no lo bebería, ¿verdad? Pero ¿consumiría alimentos que contengan alcohol o se lo inyectaría en las venas? Claro que no. Lo mismo ocurre con el mandato de abstenerse de sangre. Obedecer a Dios implica no comer o beber sangre ni comer carne que no haya sido desangrada. Tampoco debemos consumir alimentos a los que se les ha añadido sangre.

¿Y qué hay del uso médico de la sangre? Algunos procedimientos o tratamientos médicos violan claramente la ley de Dios, como por ejemplo las transfusiones de sangre completa o de cualquiera de sus componentes principales: glóbulos rojos, glóbulos blancos, plaquetas y plasma. Pero en otros casos tal vez no esté tan claro que un procedimiento viole la ley de Dios. Por ejemplo, en algunos se usan fracciones de los componentes principales de la sangre. Y en otros se usa la propia sangre del paciente. Después de analizar las diferentes opciones, cada persona debe tomar su decisión (Gálatas 6:5). *

 PROFUNDICEMOS EN EL TEMA

Veamos qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir un tratamiento médico.

3. Tome decisiones que complazcan a Jehová

¿Cómo puede usted tomar decisiones que estén de acuerdo con el punto de vista de Dios sobre la sangre? Vean el VIDEO y luego hablen sobre la importancia de seguir los pasos que vienen a continuación:

  • Ore pidiendo sabiduría (Santiago 1:5).

  • Busque principios bíblicos relacionados y vea cómo aplicarlos (Proverbios 13:16).

  • Infórmese de las opciones que hay disponibles donde usted vive.

  • Identifique qué opciones no aceptaría de ninguna manera.

  • Asegúrese de que su decisión le deje con la conciencia tranquila (Hechos 24:16). *

  • Tenga en cuenta que nadie—ni siquiera su esposo, su esposa, un anciano o su maestro de la Biblia—debería decirle qué decisión tendría que tomar en asuntos de conciencia (Romanos 14:12).

  • Deje por escrito lo que haya decidido.

4. Los testigos de Jehová buscamos atención médica de calidad

Obedecer la ley de Dios sobre la sangre no significa que no podamos recibir atención médica de calidad. Vean el VIDEO.

Lean Tito 3:2 y hablen sobre lo siguiente:

  • ¿Por qué debemos cooperar con los profesionales de la medicina y hablarles con calma y respeto?

 No aceptamos

Decisión personal

A. Plasma sanguíneo

Fracciones de plasma

B. Glóbulos blancos

Fracciones de glóbulos blancos

C. Plaquetas

Fracciones de plaquetas

D. Glóbulos rojos

Fracciones de glóbulos rojos

 5. Las fracciones sanguíneas

La sangre tiene cuatro componentes principales: glóbulos rojos, glóbulos blancos, plaquetas y plasma. A su vez, cada componente contiene muchos elementos más pequeños, que se conocen como fracciones sanguíneas. * Algunas fracciones se usan en medicamentos para tratar enfermedades o detener hemorragias.

Cuando se trata de las fracciones sanguíneas, cada cristiano debe tomar su propia decisión teniendo en cuenta lo que le dice su conciencia educada por la Biblia. Puede que algunos decidan rechazar un tratamiento o procedimiento médico que incluya fracciones sanguíneas. Y otros tal vez no vean ningún problema en aceptarlas.

Al tomar su decisión, pregúntese:

  • ¿Cómo le explicaría al médico por qué rechazo o acepto ciertas fracciones sanguíneas?

LO QUE ALGUNOS PREGUNTAN: “Si la sangre puede salvar vidas, ¿qué tienen de malo las transfusiones de sangre?”.

  • ¿Qué piensa usted?

 RESUMEN

Jehová quiere que evitemos cualquier uso inapropiado de la sangre.

Repaso

  • ¿Por qué considera Jehová que la sangre es sagrada?

  • ¿Por qué sabemos que el mandato de Dios de abstenerse de sangre incluye las transfusiones?

  • ¿Qué le puede ayudar a tomar buenas decisiones sobre el uso médico de la sangre?

Propóngase esto

DESCUBRA ALGO MÁS

Antes de decidir si aceptará técnicas que incluyan el uso de su propia sangre, ¿qué factores debería tener en cuenta?

“Preguntas de los lectores” (La Atalaya, 15 de octubre de 2000)

Antes de decidir si aceptará fracciones sanguíneas, ¿qué debería analizar?

“Preguntas de los lectores” (La Atalaya, 15 de junio de 2004)

¿Qué convenció a un médico de que el punto de vista de Jehová sobre la sangre es razonable?

“Acepté el criterio divino sobre la sangre” (¡Despertad!, 8 de diciembre de 2003)

Descubra cómo los ancianos que forman parte de los Comités de Enlace con los Hospitales apoyan a sus hermanos.

Jehová cuida a los enfermos (10:23)

^ párr. 9 Vea la lección 35, “Cómo tomar buenas decisiones”.

^ párr. 19 Consulte el  punto 5, “Las fracciones sanguíneas” y la nota 3, “Procedimientos médicos en los que se usa sangre”.

^ párr. 38 Para algunos médicos los cuatro componentes principales de la sangre ya son fracciones. Por lo tanto, tal vez usted tenga que explicar su decisión personal de no aceptar transfusiones de sangre completa o de glóbulos rojos, glóbulos blancos, plaquetas o plasma.