Ir al contenido

Ir al índice

 LECCIÓN 13

Timoteo quería ayudar a la gente

Timoteo quería ayudar a la gente

Timoteo era un muchacho que se sentía muy feliz cuando ayudaba a los demás. Viajó a muchos lugares para ayudar a la gente. Tuvo una vida muy emocionante. ¿Quieres que te cuente más sobre él?...

La mamá y la abuela de Timoteo le hablaban de Jehová

Timoteo se crió en una ciudad llamada Listra. Su mamá se llamaba Eunice, y su abuela, Loida. Desde que Timoteo era muy chiquito, ellas le hablaban de Jehová. Por eso, desde niño, Timoteo quería ayudar a la gente a conocer a Jehová.

Un día, cuando Timoteo ya era un muchacho, Pablo le dijo: “Voy a ir a predicar a otros lugares. ¿Quieres venirte conmigo?”. Timoteo se puso muy contento y le dijo: “¡Sí, quiero ir!”. Él quería ayudar a la gente.

 Viajó con Pablo a Tesalónica, una ciudad de Grecia. Para llegar allí, tuvieron que caminar mucho y después viajar en barco. Cuando por fin llegaron, ayudaron a mucha gente a conocer a Jehová. Pero algunas personas se enojaron muchísimo y trataron de hacerles daño. Por eso, Pablo y Timoteo tuvieron que irse a predicar a otros lugares.

Timoteo tuvo una vida feliz y emocionante

Unos meses después, Pablo le pidió a Timoteo que volviera a Tesalónica. Quería saber cómo estaban los hermanos. Pero en Tesalónica algunas personas habían tratado muy mal a los cristianos. ¡Timoteo tenía que ser muy valiente para volver allí! ¿Qué hizo Timoteo? Él aceptó ir, porque estaba preocupado por los hermanos. Y cuando volvió, le trajo buenas noticias a Pablo. ¡Los hermanos de Tesalónica seguían sirviendo a Jehová!

Por muchos años, Timoteo sirvió a Jehová junto a Pablo. Por eso, una vez, Pablo escribió sobre Timoteo: “Voy a enviar a Timoteo a ayudar a los hermanos. No hay otro como él. Él ama a Jehová y también quiere a la gente”.

Tú también quieres a los demás, ¿verdad? ¿Te gustaría ayudarlos a conocer a Jehová?... Entonces podrás tener una vida muy feliz y emocionante, como Timoteo.