Ir al contenido

Ir al índice

 LECCIÓN 5

Samuel siempre hizo lo que Jehová quería

Samuel siempre hizo lo que Jehová quería

Desde que era muy pequeño, Samuel vivió y trabajó en el tabernáculo. El tabernáculo era el lugar donde la gente iba a adorar a Jehová. ¿Te gustaría saber por qué Samuel vivía allí? Para conocer la respuesta, veamos primero la historia de su mamá. Su nombre era Ana.

Ana siempre había soñado con tener un bebé, pero no podía tener hijos. Por eso le oró a Jehová y le pidió: “Por favor, Jehová, ayúdame”. Y le prometió: “Si tengo un hijo, lo enviaré al tabernáculo para que viva y trabaje allí”. Jehová escuchó su oración, y Ana por fin pudo tener un bebé. A este niño lo llamó Samuel. Cuando él tenía tres o cuatro años, Ana cumplió su promesa y lo llevó al tabernáculo para que sirviera a Dios.

El sacerdote principal en el tabernáculo se llamaba Elí. Sus dos hijos, que ya eran hombres grandes, también trabajaban allí. En el tabernáculo se adoraba a Jehová, y por eso las personas que estaban ahí tenían que portarse bien. Pero Samuel veía que los hijos de Elí hacían cosas muy malas. ¿Hizo Samuel cosas malas, igual que ellos? ¿Qué crees tú?... No, Samuel siguió haciendo lo que Jehová quería, tal como sus padres le habían enseñado.

¿Qué tendría que haber hecho Elí? ¿No crees que debía corregir a sus hijos?... ¡Claro que sí! Elí no podía dejar que trabajaran en el tabernáculo. Pero él no hizo nada de eso. Así que Jehová se enojó mucho con él y sus dos hijos, y decidió castigarlos.

Samuel le dio a Elí el mensaje de Jehová

Una noche, Samuel estaba durmiendo cuando oyó que alguien lo llamaba. “¡Samuel!”, le decía. Él fue corriendo a donde estaba Elí, pero él le dijo: “Yo no te llamé”. Lo mismo le pasó otras dos veces. Pero la tercera vez, Elí le dijo a Samuel: “Si vuelves a oír que te llaman, contesta: ‘Dime, Jehová. Te estoy escuchando’”. Cuando Samuel hizo eso, Jehová le dijo: “Dile a Elí que voy a  castigar a su familia por todas las cosas malas que han hecho”. ¿Fue fácil para Samuel darle este mensaje a Elí? ¿Qué piensas?... Seguro que fue muy difícil. La verdad es que a Samuel le daba miedo contarle todo. Pero obedeció a Jehová y le dio el mensaje a Elí. Lo que Dios dijo se cumplió: tiempo después, Elí y sus dos hijos murieron.

Podemos aprender mucho de Samuel. Aunque vio que otras personas hacían cosas malas, él siempre hizo lo que Jehová quería. ¿Harás tú lo mismo? ¿Serás como Samuel y seguirás obedeciendo a Jehová? Si lo haces, Jehová estará muy orgulloso de ti, igual que papá y mamá.

LEAMOS EN LA BIBLIA: