Ir al contenido

Ir al índice

 LECCIÓN 2

Rebeca quería que Jehová estuviera contento con ella

Rebeca quería que Jehová estuviera contento con ella

Rebeca era una mujer que amaba a Jehová. Su esposo, Isaac, también amaba a Jehová. En esta historia vamos a ver cómo se conocieron, y también vamos a aprender por qué Jehová se sintió orgulloso de Rebeca.

Los papás de Isaac se llamaban Abrahán y Sara. Abrahán quería que su hijo se casara con una mujer que amara a Jehová. Pero el problema era que ellos vivían en Canaán, donde la gente no adoraba a Jehová. Por eso mandó a uno de sus sirvientes (tal vez a Eliezer) para que fuera a Harán. ¿Por qué lo mandó allí? Porque en Harán vivían unos familiares de Abrahán, y Eliezer podría encontrar allí una buena esposa para Isaac.

Rebeca tuvo que trabajar mucho para darles agua a los camellos

Eliezer hizo ese largo viaje junto con otros sirvientes de Abrahán. Llevaban 10 camellos cargados de comida y regalos. Pero ¿cómo iba a encontrar Eliezer la esposa para Isaac? Él sabía que las mujeres del pueblo iban a sacar agua de un pozo. Por eso, cuando llegaron a Harán, fueron a ese pozo. Entonces le hizo una oración a Jehová y le dijo: “Voy a pedirle a una muchacha que me dé agua. Si ella me da agua a mí y también a mis camellos, quiere decir que ella es la mujer que tú has elegido”.

 En ese momento Rebeca llegó al pozo. La Biblia dice que era una muchacha muy bonita. Eliezer le pidió agua, y ella le contestó: “Con mucho gusto te daré agua a ti y también a tus camellos”. Como los camellos toman mucha agua, Rebeca tuvo que sacar muchísima agua del pozo. ¡Tuvo que ir y venir un montón de veces! Mira la ilustración de la página anterior. ¿Qué está haciendo Rebeca?... Al verla trabajar tanto, Eliezer se quedó muy asombrado: ¡Jehová había contestado su oración!

Eliezer le dio regalos muy bonitos a Rebeca, y ella lo invitó a él y a los demás sirvientes a la casa donde vivía con sus familiares. Eliezer les explicó por qué Abrahán lo había mandado a Harán. También les contó cómo Jehová había contestado su oración. Cuando oyeron eso, los familiares de Rebeca se pusieron muy contentos. Le dijeron a Eliezer: “Nos parece bien que ella se case con Isaac”.

Rebeca viajó con Eliezer a Canaán y se casó con Isaac

¿Crees que Rebeca quería casarse con Isaac?... Cuando su familia se lo preguntó, ella contestó que sí. ¿Por qué? Porque Rebeca sabía que Jehová había enviado a Eliezer. Así que se fue con él a Canaán, y cuando llegaron allí, ella se casó con Isaac.

Rebeca obedeció a Jehová, y por eso él la cuidó muy bien. Y no solo eso: ella llegó a ser antepasada de Jesús. Jehová también te cuidará si eres obediente como Rebeca. Además, él estará muy contento contigo.

LEAMOS EN LA BIBLIA: