Ir al contenido

Ir al índice

 PARTE 9

La religión verdadera proporciona beneficios eternos

La religión verdadera proporciona beneficios eternos

1. ¿Qué ocurrirá si nos ‘acercamos a Dios’?

JEHOVÁ ama a los que le sirven. Si le adoramos, nos bendecirá ahora y en el futuro. La Biblia dice: “Acérquense a Dios, y él se acercará a ustedes” (Santiago 4:8).

2. ¿Cómo podemos acercarnos a Dios, y qué efecto tendrá esto en nuestras oraciones?

2 Para acercarnos a Dios, tenemos que estudiar su Palabra y ponerla por obra. Jehová escuchará y contestará las oraciones que estén de acuerdo con su voluntad. El apóstol cristiano Juan escribió: “Esta es la confianza que tenemos para con [Dios], que, no importa qué sea lo que pidamos conforme a su voluntad, él nos oye. Además, si sabemos que nos oye respecto a cualquier cosa que estemos pidiendo, sabemos que hemos de tener las cosas pedidas porque se las hemos pedido a él” (1 Juan 5:14, 15).

3-7. ¿Cómo podemos obtener la sabiduría divina, y de qué formas nos ayuda?

3 Además, a medida que nos acercamos a Dios, él nos dará sabiduría para hacer frente a los problemas cotidianos de la vida. La Biblia dice: “Si alguno de ustedes tiene deficiencia en cuanto a sabiduría, que siga pidiéndole a Dios” (Santiago 1:5).

4 ¿Cómo puede ayudarnos la sabiduría divina? Por un lado, nos permite saber qué cosas desagradan a Jehová. Pero también nos enseña por qué son malas esas cosas y cómo evitarlas. Así nos protegeremos de muchos de los problemas que la gente en general tiene que soportar. Por ejemplo, como los siervos de Dios obedecen su consejo de ser moralmente limpios, se protegen de embarazos no deseados, enfermedades de transmisión sexual y matrimonios desdichados o que acaban en divorcio.

5 ¿Qué más puede hacer por nosotros la sabiduría que proviene de Dios? Nos permite sacar el mejor partido posible a la vida. Puede ayudarnos a tomar buenas decisiones en cuestiones prácticas, como la administración del dinero. Además, podremos trabajar por objetivos que valen la pena y rechazar los que no tienen ningún valor.

6 La sabiduría divina también puede sernos de utilidad en las relaciones con otras personas: nos permite tener una vida de familia feliz, cultivar amistades duraderas y sinceras, y ganarnos el respeto de los demás, pues incluso nos respetan personas que no sirven a Dios.

7 Además, la sabiduría divina mejora nuestra perspectiva de la vida, ya que nos ayuda a enfrentarnos a los problemas y desilusiones. Nos da un punto de vista equilibrado y optimista de la vida, lo que a su vez tiene buenos efectos en la salud mental y física (Proverbios 14:30; Isaías 48:17).

8. Si servimos a Dios, ¿de qué no tendremos miedo?

8 Servir al Dios verdadero nos libra de los temores que les causan angustia a las personas que no le sirven. Como sabemos que los muertos están en el sepulcro, sin vida, no les tendremos miedo. Dado que  confiamos en la promesa de Dios de que resucitará a los muertos, tampoco tendremos miedo a la muerte. Y como sabemos que Dios todo lo puede, la brujería y la hechicería no nos causarán ningún temor (Juan 8:32).

Los justos poseerán la Tierra

9-11. ¿Quiénes vivirán en el Paraíso y quiénes no?

9 El que se acerca a Dios no le teme al futuro. Como hemos visto, la Biblia predijo muchos de los problemas que hoy vemos en la Tierra. Jehová nos dice que estas cosas son pasajeras, pues el Reino de Dios hará de la Tierra un paraíso (Lucas 21:10, 11, 31; 23:43).

10 Solo quienes se acerquen a Jehová y le sirvan vivirán en ese Paraíso. La Biblia promete: “Solo un poco más de tiempo, y el inicuo ya no será; y ciertamente darás atención a su lugar, y él no será. Pero los mansos mismos poseerán la tierra, y verdaderamente hallarán su deleite exquisito en la abundancia de paz” (Salmo 37:10, 11).

11 Quienes se nieguen tercamente a obedecer las justas leyes de Dios perderán su vida para siempre (2 Tesalonicenses 1:8, 9). Dejarán de existir. Recibirán junto con Satanás y los demonios una muerte eterna (Revelación 20:10, 14). Pero las personas que aprendan acerca de Jehová y le sirvan disfrutarán muchísimo de la vida en una Tierra paradisíaca.

Un futuro maravilloso

12. ¿Qué dice la Biblia acerca del futuro?

12 Jehová ha preparado bendiciones maravillosas para los que lo aman. Fíjese en lo que dice su Palabra acerca de la vida en una Tierra paradisíaca:

  • Abundancia de alimento. “Llegará a haber abundancia de grano [o comida] en la tierra; en la cima de las montañas habrá sobreabundancia.” (Salmo 72:16.)

  • Vivienda adecuada. “Ciertamente edificarán casas, y las ocuparán.” (Isaías 65:21.)

  • Trabajo agradable. “Mis elegidos disfrutarán del trabajo de sus manos. No trabajarán en vano.” (Isaías 65:22, 23, Versión Popular.)

  • No habrá enfermedades. “Ningún residente dirá: ‘Estoy enfermo’.” (Isaías 33:24.)

  • No habrá discapacidades. “En aquel tiempo los ojos de los ciegos serán abiertos, y los oídos mismos de los sordos serán destapados. En aquel tiempo el cojo trepará justamente como lo hace el ciervo, y la lengua del mudo clamará con alegría.” (Isaías 35:5, 6.)

  • No habrá dolor ni lamento ni muerte. “[Dios] limpiará toda lágrima de sus ojos, y la muerte no será más, ni existirá ya más lamento ni clamor ni dolor. Las cosas anteriores han pasado.” (Revelación 21:4.)

  • No habrá guerra. “[Dios] hace cesar las guerras hasta la extremidad de la tierra.” (Salmo 46:9.)

  • Vida eterna. “Los justos mismos poseerán la tierra, y residirán para siempre sobre ella.” (Salmo 37:29.)

13. ¿Quién es el único que puede hacer de esta Tierra un paraíso, y por qué?

13 Los seres humanos jamás podrían lograr todo esto, pero Jehová puede cumplir todo lo que promete. Nada puede impedir que él haga lo que se propone. La Biblia dice: “Con Dios ninguna declaración será una imposibilidad” (Lucas 1:37).

14. ¿Cómo podemos emprender el camino a la vida eterna?

14 Mediante sus Testigos, Jehová está dando a gente de todas partes la oportunidad de entrar “por la puerta angosta” y andar por el camino que lleva a la vida eterna. Deseamos que usted también acepte esta invitación. Practique la religión verdadera y disfrute de la bendición de Jehová para siempre (Mateo 7:13, 14).