Ir al contenido

Ir al índice

 LECCIÓN 4

¿Quién es Jesucristo?

¿Quién es Jesucristo?

1. ¿Cómo llegó a existir Jesús?

¿Por qué le gustaba a la gente estar con Jesús? (MATEO 11:29; MARCOS 10:13-16).

A diferencia de los demás seres humanos, Jesús era un espíritu en los cielos antes de nacer en la Tierra (Juan 8:23). Fue la primera creación de Jehová, a quien ayudó a crear todas las demás cosas. Como fue el único ser creado directamente por Jehová, la Biblia lo llama el Hijo unigénito de Dios (Juan 1:14). También se le conoce como “la Palabra”, pues fue el portavoz de su Padre. Lea Proverbios 8:22, 23, 30; Colosenses 1:15, 16.

2. ¿Por qué vino Jesús a la Tierra?

Dios envió a su Hijo a la Tierra. Para ello, hizo que la vida de su Hijo pasara del cielo a la matriz de María, una joven judía virgen. Así que Jesús no tuvo un padre humano (Lucas 1:30-35). Él vino a la Tierra con tres objetivos: 1) enseñar la verdad acerca de Dios, 2) enseñarnos con su ejemplo a hacer la voluntad de Dios, incluso ante las dificultades, y 3) dar su vida perfecta “como rescate”. Lea Mateo 20:28.

3. ¿Por qué necesitamos un rescate?

Un rescate es el precio que se paga para liberar a alguien de una amenaza de muerte (Éxodo 21:29, 30). Ni la vejez ni la muerte eran lo que Dios quería para la humanidad. Sabemos esto porque Jehová le advirtió al primer ser humano, Adán, que si pecaba —es decir, si le desobedecía— moriría. O sea que, si él no hubiera pecado, nunca habría muerto (Génesis 2:16, 17; 5:5). Según la Biblia, la muerte “entró en el  mundo” a través de Adán. En otras palabras, Adán les transmitió a todos sus descendientes el pecado y así los condenó a la muerte. Por eso todos necesitamos un rescate. Lea Romanos 5:12; 6:23.

Ahora bien, ¿quién podía pagar ese rescate y liberarnos de la muerte? Cuando morimos, cumplimos la condena solo por nuestros propios pecados. Como somos imperfectos, ninguno de nosotros puede pagar por los pecados de nadie más. Lea Salmo 49:7-9.

4. ¿Por qué murió Jesús?

A diferencia de nosotros, Jesús era perfecto y nunca cometió un pecado. Así que no murió para pagar por sus pecados, sino para pagar por los pecados de los demás. Al enviar a su Hijo a morir por nosotros, Dios demostró el intenso amor que siente por la humanidad. Jesús también demostró que nos ama al obedecer a su Padre y dar su vida para liberarnos del pecado y la muerte. Lea Juan 3:16; Romanos 5:18, 19.

Vea el video ¿Por qué murió Jesús?

5. ¿Qué está haciendo Jesús en la actualidad?

Cuando estuvo en la Tierra, Jesús curó enfermos, resucitó muertos y ayudó a quienes sufrían. Así mostró lo que haría en el futuro por los siervos fieles de Dios (Mateo 15:30, 31; Juan 5:28). Cuando Jesús murió, Dios lo resucitó y le devolvió su vida como ser espiritual en el cielo (1 Pedro 3:18). Luego Jesús esperó a la derecha de su Padre hasta que este le diera autoridad para reinar sobre la Tierra (Hebreos 10:12, 13). En la actualidad, Jesús reina en los cielos, y sus discípulos están anunciando esa buena noticia por todo el planeta. Lea Daniel 7:13, 14; Mateo 24:14.

Con la autoridad que Dios le ha dado, este poderoso Rey acabará muy pronto con las personas malvadas y con el sufrimiento que están causando. Todos los que demuestran fe en Jesús y le obedecen vivirán felices en la Tierra, la cual será convertida en un paraíso. Lea Salmo 37:9-11.