Ir al contenido

Ir al índice

 LECCIÓN 12

¿Cómo podemos acercarnos a Dios?

¿Cómo podemos acercarnos a Dios?

1. ¿Escucha Dios todas las oraciones?

Dios invita a gente de toda clase a disfrutar del privilegio de acercarse a él en oración (Salmo 65:2). Pero eso no significa que escuche o acepte todas las oraciones. La Biblia dice que las oraciones de un hombre que trata mal a su esposa pueden ser estorbadas (1 Pedro 3:7). Y, cuando los israelitas hacían lo malo repetidamente, Dios se negaba a escucharlos. Con todo, él escucha incluso a quienes han cometido pecados graves si se arrepienten. Lea Isaías 1:15; 55:7.

Vea el video ¿Escucha Dios todas las oraciones?

2. ¿De qué forma debemos orar?

Orar forma parte de nuestra adoración, por lo que solo debemos orarle a Jehová (Mateo 4:10; 6:9). Además, como somos imperfectos, debemos orar en el nombre de Jesús, pues él murió por nuestros pecados (Juan 14:6). Jehová no quiere que repitamos oraciones memorizadas o escritas, sino que oremos de corazón. Lea Mateo 6:7; Filipenses 4:6, 7.

Nuestro Creador escucha incluso las oraciones que se hacen en silencio (1 Samuel 1:12, 13). Y nos invita a orar en todo momento, como al comienzo y al final del día, antes de comer o cuando nos enfrentamos a problemas. Lea Salmo 55:22; Mateo 15:36.

3. ¿Cómo nos ayudan las reuniones cristianas?

Tal vez no nos resulte fácil acercarnos a Dios porque vivimos rodeados de personas que no tienen fe en él y se burlan de su promesa de traer paz a la Tierra (2 Timoteo 3:1, 4; 2 Pedro 3:3, 13).  Por eso necesitamos reunirnos con otros cristianos y recibir ánimo. Y ellos también necesitan que los animemos. Lea Hebreos 10:24, 25.

Al juntarnos con las personas que aman a Dios nos sentiremos más cerca de él. Las reuniones de los testigos de Jehová nos dan la oportunidad de beneficiarnos del ejemplo de fe de otros. Lea Romanos 1:11, 12.

4. ¿Cómo puede usted acercarse a Dios?

Lo logrará meditando en lo que ha aprendido acerca de él en la Biblia. Piense en sus acciones, sus consejos y sus promesas. La meditación y la oración le ayudarán a valorar más el amor y la sabiduría de Dios. Lea Josué 1:8; Salmo 1:1-3.

Solo podrá estar cerca de Dios si confía en él, si tiene fe en él. Pero la fe es como un ser vivo: necesita ser alimentada constantemente, y eso se consigue reflexionando en las razones que uno tiene para creer lo que cree. Lea Mateo 4:4; Hebreos 11:1, 6.

5. ¿Qué beneficios se obtienen al acercarse a Dios?

Jehová se interesa por quienes lo aman. Es capaz de protegerlos de cualquier cosa que ponga en peligro su fe y su esperanza de vida eterna (Salmo 91:1, 2, 7-10). Los previene contra conductas que amenazan su salud y felicidad, y les enseña cuál es el mejor modo de vivir. Lea Salmo 73:27, 28; Santiago 4:4, 8.