Ir al contenido

Ir al índice

 SECCIÓN 12

Sabios consejos para la vida

Sabios consejos para la vida

El libro de Proverbios —escrito en su mayoría por Salomón— está repleto de prácticos consejos de parte de Dios

¿NOS conviene aceptar la autoridad de Jehová? Para averiguarlo, hay que examinar los consejos que nos da en su Palabra. ¿Son realmente sabios? ¿Nos ayudan a llevar una vida mejor? En el libro de Proverbios, el rey Salomón recopiló cientos de consejos que abarcan casi todo aspecto de la vida. Veamos algunos.

La relación con Dios. Para tener una buena relación con Jehová, es imprescindible confiar en él. Salomón dijo: “Confía en Jehová con todo tu corazón, y no te apoyes en tu propio entendimiento. En todos tus caminos tómalo en cuenta, y él mismo hará derechas tus sendas” (Proverbios 3:5, 6). ¿Cómo demostramos que confiamos en Dios? Dejándonos llevar por él y obedeciendo sus mandatos. Actuando así le daremos un noble propósito a nuestra vida: alegrar el corazón de nuestro Padre celestial y demostrar que el Diablo es un vil mentiroso (Proverbios 27:11).

La familia y los amigos. Las familias necesitan, hoy más que nunca, la guía divina. Al esposo, Dios aconseja: “Regocíjate con la esposa de tu juventud”, recordándole así que su deber es permanecer fiel a su mujer (Proverbios 5:18-20). A la esposa, el capítulo 31 de Proverbios le ofrece un extraordinario ejemplo de cómo ganarse el respeto y la admiración del esposo y los hijos. Y, como es de esperar, a los hijos se los anima a obedecer a los padres (Proverbios 6:20). Este libro también recalca el valor de la amistad, y nos advierte que si nos aislamos de los demás, nos volveremos egoístas (Proverbios 18:1). Ahora bien, aunque es importante tener buenos amigos, debemos ser selectivos y no juntarnos con quienes pueden descarriarnos (Proverbios 13:20; 17:17).

La vida personal. Proverbios contiene valiosos consejos que contribuyen a nuestro bienestar y nos ayudan a desechar pensamientos negativos, evitar vicios como el alcohol, cultivar una actitud positiva e incluso ser mejores trabajadores (Proverbios 6:6; 14:30; 20:1). Además, nos advierte de las desastrosas consecuencias de dejarnos llevar por ideas que contradicen las leyes divinas (Proverbios 14:12). También nos aconseja que evitemos contaminar nuestro corazón —nuestro más profundo ser—, pues de él brotan “las fuentes de la vida” (Proverbios 4:23).

Estos consejos han mejorado la vida de millones de personas, quienes ahora están convencidas de que no hay nada mejor que acatar la autoridad de Jehová.

(Basado en el libro de Proverbios.)