Ir al contenido

Ir al índice

 CAPÍTULO 47

¿Cómo sabemos que el Armagedón está cerca?

¿Cómo sabemos que el Armagedón está cerca?

SABES lo que es una señal, ¿verdad?... En el capítulo 46 leímos que Jehová dio una señal para mostrar que nunca más destruiría el mundo con un diluvio. Pues bien, los apóstoles también pidieron una señal para saber cuándo Jesús habría regresado y cuándo estaría cerca el fin del mundo, es decir, del sistema de cosas (Mateo 24:3).

Como Jesús sería invisible y estaría en el cielo, se necesitaría una señal visible de que había comenzado a gobernar. Así que Jesús les contó a sus discípulos qué cosas debían esperar que ocurrieran aquí en la Tierra. Cuando las vieran, eso significaría que él había regresado y que había comenzado a reinar en el cielo.

Para que los discípulos comprendieran la importancia de mantenerse alerta, Jesús les dijo: “Noten la higuera y todos los demás  árboles: Cuando ya echan brotes, ustedes, al observarlo, saben para sí que ya se acerca el verano”. Hay cosas que te anuncian que el verano está cerca. Del mismo modo, al ver las cosas que Jesús dijo que sucederían, sabes que el Armagedón está cerca (Lucas 21:29, 30).

¿Qué lección enseñó Jesús cuando habló de la higuera?

En esta página y en la siguiente se representan algunas cosas que formarían parte de la señal de que el Reino de Dios estaría cerca. Cuando todas ellas ocurrieran, el Reino de Dios con Cristo  como Gobernante aplastaría a todos los demás gobiernos, como leímos en el capítulo 46.

Mira atentamente las láminas de las dos páginas anteriores, y luego las comentaremos. En Mateo 24:6-14 y Lucas 21:9-11 puedes leer lo que se representa en ellas. Fíjate también en el número que hay en cada una: es el mismo que aparece al principio del párrafo donde se explica ese dibujo. Ahora veamos si las muchas partes de la señal que Jesús dio se están cumpliendo hoy día.

1) Jesús dijo: “Van a oír de guerras e informes de guerras; [...] se levantará nación contra nación y reino contra reino”. ¿Has oído hablar de guerras en las noticias?... La primera guerra mundial se peleó entre 1914 y 1918, y luego vino la segunda guerra mundial, de 1939 a 1945. ¡Nunca hasta entonces había habido guerras mundiales! Y ahora hay guerras por todo el mundo. Todos los días se habla de ellas en la televisión, la radio o los periódicos.

2) Jesús añadió: “Habrá escaseces de alimento [...] en un lugar tras otro”. Quizás ya sepas que no todo el mundo tiene suficiente alimento para comer. Miles de personas mueren cada día por falta de comida.

3) Jesús dijo además: ‘En un lugar tras otro habrá pestes’. ¿Sabes qué son las pestes?... Son enfermedades graves que matan a mucha gente. Una gran peste llamada la gripe española mató a veinte millones de personas en un solo año. En nuestros días, probablemente morirá de sida una cantidad aún mayor. Y también están el cáncer, las enfermedades del corazón y otras enfermedades que todos los años causan miles y miles de muertes.

 4) Jesús indicó otra parte de la señal con estas palabras: “Habrá [...] terremotos en un lugar tras otro”. ¿Sabes qué es un terremoto?... Es un temblor de tierra que en muchos casos hace que las casas se derrumben, matando a la gente que está dentro. Desde 1914, todos los años ha habido muchos terremotos. ¿Has oído hablar de ellos?...

5) Jesús dijo que otra parte de la señal sería que ‘la maldad iría en aumento’. Por eso hay tantos robos y tanta violencia. En todos los países, la gente tiene miedo de que alguien entre a robar en su casa. Nunca antes ha habido en el mundo entero tantos delitos y violencia.

6) Jesús señaló una parte muy importante de la señal cuando dijo: “Estas buenas nuevas del reino se predicarán en toda la tierra habitada para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin” (Mateo 24:14). Si tú tienes fe en “estas buenas nuevas”, deberías hablar de ellas a otras personas. De ese modo puedes participar en el cumplimiento de esta parte de la señal.

Hay quienes dicen que las cosas que Jesús predijo han sucedido siempre. Pero nunca antes han sucedido todas ellas al mismo tiempo y en tantas partes del mundo. Así que, ¿comprendes lo que significa la señal?... El hecho de que veamos ocurrir todas esas cosas significa que pronto se acabará este mundo malo y comenzará el nuevo mundo de Dios.

Cuando Jesús dio esta señal, también habló de una estación del año. Dijo: “Sigan orando que su huida no ocurra en tiempo de invierno” (Mateo 24:20). ¿Qué crees que significa eso?...

Bueno, si alguien tiene que escapar de algún desastre durante el invierno, cuando las condiciones del tiempo hacen que  viajar sea muy difícil o hasta peligroso, ¿qué podría pasarle?... Le costaría mucho escapar, y quizás no lo conseguiría. ¿No sería una lástima que la persona muriera en una tormenta de nieve porque estaba tan ocupada con otras cosas que no pudo ponerse en camino antes?...

¿Qué lección enseñó Jesús cuando habló de intentar huir durante el invierno?

¿Comprendes lo que Jesús quiso decir cuando habló de no esperar al invierno para huir?... Nos estaba diciendo que, en vista de que el Armagedón está cerca, debemos darnos prisa para servir a Dios y así demostrar que lo amamos. Si nos retrasamos, tal vez se nos haga demasiado tarde. En ese caso, seríamos como las personas del tiempo del Diluvio, que oyeron la advertencia de Noé, pero no entraron en el arca.

Ahora hablaremos de cómo será todo cuando acabe la gran guerra de Armagedón. Aprenderemos lo que Dios tiene reservado para todos los que lo amamos y servimos hoy día.

Otros textos bíblicos que también muestran que el Armagedón está cerca son 2 Timoteo 3:1-5 y 2 Pedro 3:3, 4.