Ir al contenido

Ir al índice

 GEORGIA

El amor cristiano traspasa fronteras

El amor cristiano traspasa fronteras

MUCHO antes de que naciera la pequeña Sanel, los médicos informaron a sus padres de que tendría graves problemas de salud en caso de sobrevivir al parto. Desde el momento de nacer, Sanel necesitaría someterse a varias operaciones complicadas. Pero sus padres no encontraban un cirujano que la operara sin sangre donde vivían, en Abjasia, una región que se había declarado independiente de Georgia.

Entonces se pusieron en contacto con el Comité de Enlace con los Hospitales. * ¡Qué gran alivio sintieron cuando los hermanos del comité encontraron rápidamente a un cirujano dispuesto a operarla en Tiflis, la capital de Georgia! Pero la madre de Sanel no podía viajar hasta allí porque aún no se había recuperado del parto. Así que las abuelas, que son Testigos, llevaron a la bebé a Tiflis.

Aquella operación fue todo un éxito. Poco después, las abuelas de la niña escribieron: “Estuvimos más de veinte días en el hospital. Durante todo ese tiempo, muchos hermanos georgianos nos visitaron, nos ofrecieron ayuda y nos consolaron. Habíamos leído sobre el amor que hay en nuestra hermandad, pero ahora podemos decir que lo vivimos en primera persona”.

^ párr. 4 En Georgia, los ancianos que colaboran en los Comités de Enlace con los Hospitales están en contacto con más de 250 cirujanos dispuestos a operar sin sangre.