Ir al contenido

Ir al índice

Carta del Cuerpo Gobernante

Carta del Cuerpo Gobernante

Queridos hermanos y hermanas:

“Siempre damos gracias a Dios cuando hacemos mención respecto a todos ustedes en nuestras oraciones, porque incesantemente tenemos presentes su fiel obra y su amorosa labor y su aguante debido a su esperanza en nuestro Señor Jesucristo delante de nuestro Dios y Padre.” (1 Tes. 1:2, 3.) ¡Qué bien describen estas palabras lo que sentimos por ustedes! Estamos muy agradecidos a Jehová por tenerlos y por la buena labor que están llevando a cabo.

Durante todo el año pasado han estado ocupados efectuando “su fiel obra” y “su amorosa labor” en las actividades del Reino. Muchos de ustedes han buscado maneras de hacer más en el ministerio. Por ejemplo, algunos se han mudado a zonas donde hay más necesidad de publicadores del Reino, ya sea dentro de su país o en el extranjero. Otros han participado en la predicación pública. Y muchos se animaron a hacer el precursorado auxiliar en la temporada de la Conmemoración, en el mes de la visita del superintendente de circuito o en la campaña especial de agosto de 2014. Los felicitamos por estar trabajando de toda alma para Jehová dentro de sus circunstancias (Col. 3:23, 24). Estamos muy agradecidos a nuestro Dios por la “fiel obra” que realizan.

También sentimos profunda gratitud por su “amorosa labor” en relación con la construcción  de edificios dedicados a la actividad teocrática. Debido a que el pueblo de Jehová sigue aumentando, estas instalaciones son sumamente necesarias (Is. 60:22). Tan solo el año pasado se alcanzó un máximo de 8.201.545 publicadores, y se dirigió un promedio de 9.499.933 cursos bíblicos cada mes. Como resultado de este crecimiento, hay que ampliar o renovar muchas sucursales. También significa que hacen falta más Salones del Reino. Además, en muchos países se necesitan centros de traducción para que nuestros traductores puedan vivir y traducir en el área donde se habla su idioma.

En vista de lo anterior, ¿qué podemos hacer para apoyar estos proyectos? Quizás algunos podamos ofrecernos para colaborar en las obras. Pero, sepamos de construcción o no, todos tenemos el privilegio de contribuir “con [nuestras] cosas valiosas” (Prov. 3:9, 10). Antes de construir el tabernáculo, los israelitas trajeron tantos materiales que se tuvo que dar un anuncio para que dejaran de contribuir (Éx. 36:5-7). Ejemplos bíblicos como ese nos tocan el corazón y nos sirven de inspiración. Queridos hermanos, su “amorosa labor” en esta faceta del servicio sagrado es otra razón por la que le damos gracias a Jehová.

Algo que nos conmueve especialmente es ver el aguante y la constancia de los hermanos. Por ejemplo, desde 1950, los Testigos jóvenes de Corea del Sur han recibido sentencias de prisión de mayor o menor duración por negarse a quebrantar su neutralidad cristiana. Muchas generaciones de hermanos han soportado  esta situación sin rendirse. Su ejemplo de aguante fortalece enormemente nuestra fe.

En Eritrea, tres de nuestros hermanos llevan más de veinte años en prisión. Y también hay hermanas que han sido encarceladas con sus niños por períodos más cortos. Aunque se han hecho muchos esfuerzos por conseguir que se les libere, hasta ahora no se ha logrado nada. Con todo, nuestros queridos hermanos siguen siendo fieles. Se han mantenido leales hasta en las circunstancias más difíciles. Nosotros los tenemos muy presentes en nuestras oraciones (Rom. 1:8, 9).

La mayoría de ustedes no están encarcelados por motivo de su fe. Pero sí que tienen que lidiar con achaques de la vejez, enfermedades, oposición de familiares no creyentes, así como con otras pruebas que tal vez nadie más conozca. Aun así, no dejan de servir a Jehová (Sant. 1:12). ¡Bien hecho! Su aguante fiel es otro motivo por el que damos gracias a Jehová.

No cabe duda: su fiel obra, amorosa labor y aguante son razones muy poderosas para que demos “gracias a Jehová, porque él es bueno” (Sal. 106:1). Los queremos mucho y oramos para que Jehová los fortalezca, los sostenga y los bendiga a fin de que le sirvan por toda la eternidad.

Sus hermanos,

Cuerpo Gobernante de los Testigos de Jehová