Ir al contenido

Ir al índice

Oración

Oración

Definición: Petición reverente que se hace —sea en voz alta o en silencio, mentalmente— al Dios verdadero o a dioses falsos.

¿Le parece a usted, como les ocurre a muchos, que no recibe respuesta a sus oraciones?

¿Las oraciones de quiénes está dispuesto a oír Dios?

Sal. 65:2; Hech. 10:34, 35: “Oh Oidor de la oración, aun a ti vendrá gente de toda carne.” “Dios no es parcial, sino que en toda nación el que le teme y obra justicia le es acepto.” (La nacionalidad, el color de la piel o las circunstancias económicas de uno no tienen nada que ver con el asunto. Pero sí tienen que ver las motivaciones del corazón y el modo de vivir de uno.)

Luc. 11:2: “Cuando oren, digan: ‘Padre, santificado sea tu nombre.’” (¿Dirige usted sus oraciones al Padre, aquel cuyo nombre la Biblia nos dice que es Jehová, o, en vez de eso, dirige sus oraciones a “los santos”?)

Juan 14:6, 14: “Jesús le dijo: ‘Yo soy el camino y la verdad y la vida. Nadie viene al Padre sino por mí. Si ustedes piden algo en mi nombre, lo haré.’” (¿Ora usted en el nombre de Jesucristo y reconoce que, como humano pecador, necesita que él interceda a su favor?)

1 Juan 5:14: “Esta es la confianza que tenemos para con él, que, no importa qué sea lo que pidamos conforme a su voluntad, él nos oye.” (No obstante, para tener dicha confianza usted primero debe conocer cuál es la voluntad de Dios. Entonces asegúrese que sus peticiones estén en armonía con ella.)

1 Ped. 3:12: “Los ojos de Jehová están sobre los justos, y sus oídos atentos a su ruego; pero el rostro de Jehová está contra los que hacen cosas malas.” (¿Ha sacado tiempo usted para aprender lo que Jehová dice en su Palabra tocante a lo que es justo y lo que es malo?)

1 Juan 3:22: “Cualquier cosa que le pedimos la recibimos de él, porque estamos observando sus mandamientos y estamos haciendo las cosas que son gratas a sus ojos.” (¿Desea en verdad agradar a Dios, y se está esforzando usted encarecidamente por obedecer todos los mandamientos de él que ya conoce?)

 Isa. 55:6, 7: “Busquen a Jehová mientras pueda ser hallado. Clamen a él mientras resulte estar cerca. Deje el inicuo su camino, y el hombre perjudicial sus pensamientos; y vuélvase a Jehová, quien tendrá misericordia de él, y a nuestro Dios, porque él perdonará en gran manera.” (Misericordiosamente, Jehová invita a recurrir a él en oración aun a personas que han obrado mal. Pero, para tener la aprobación de Dios, tienen que arrepentirse sinceramente de su mal proceder y de sus malos pensamientos y cambiar su línea de conducta.)

¿Qué podría hacer que las oraciones de alguien no fueran aceptas a Dios?

Mat. 6:5: “Cuando oren ustedes, no deben ser como los hipócritas; porque a ellos les gusta orar de pie en las sinagogas y en las esquinas de los caminos anchos para ser vistos de los hombres. Verdaderamente les digo a ustedes: Ellos ya disfrutan de su galardón completo.” (Véase también Lucas 18:9-14.)

Mat. 6:7: “Al orar, no digas las mismas cosas repetidas veces, así como la gente de las naciones, porque ellos se imaginan que por su uso de muchas palabras se harán oír.”

Pro. 28:9: “El que está apartando su oído de oír la ley [de Dios]... hasta su oración es cosa detestable.”

Miq. 3:4: “En aquel tiempo clamarán a Jehová por socorro, pero él no les responderá. Y él ocultará de ellos su rostro en aquel tiempo, según como cometieron maldad en sus tratos.”

Sant. 4:3: “Sí piden, y sin embargo no reciben, porque piden con un propósito malo, para gastarlo en los deseos vehementes que tienen de placer sensual.”

Isa. 42:8, LT; Mat. 4:10, EMN (1980): “¡Yo soy el Señor [“Yahvéh”, BJ; “Jehová”, NM], éste es mi Nombre! No cederé mi gloria a ningún otro ni mi alabanza a los ídolos.” “Al Señor tu Dios [“a Jehová tu Dios”, NM] adorarás y a Él solo servirás.” (También Salmo 115:4-8, o 113:12-16 en la traducción TA.) (La oración es una forma de adoración. Si uno ora ante ídolos o imágenes talladas, ¿le agradará eso a Dios?)

Isa. 8:19: “En caso de que les digan a ustedes: ‘Recurran a los mediums espiritistas o a los que tienen espíritu de predicción que están chirriando y profiriendo expresiones en tonos bajos’, ¿no es a su Dios a quien debe recurrir cualquier pueblo? ¿Debe recurrirse a personas muertas en pro de personas vivas?”

 Sant. 1:6, 7: “Que siga pidiendo en fe, no dudando nada, porque el que duda es semejante a una ola del mar impelida por el viento y aventada de una parte a otra. De hecho, no vaya a figurarse ese hombre que recibirá cosa alguna de Jehová.”

¿Sobre qué asuntos es correcto orar?

Mat. 6:9-13: “Ustedes, pues, tienen que orar de esta manera: ‘[1] Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre. [2] Venga tu reino. [3] Efectúese tu voluntad, como en el cielo, también sobre la tierra. [4] Danos hoy nuestro pan para este día; y [5] perdónanos nuestras deudas, como nosotros también hemos perdonado a nuestros deudores. Y [6] no nos metas en tentación, sino líbranos del inicuo.’” (Nótese que el nombre de Dios y Su propósito deben tener prioridad.)

Sal. 25:4, 5: “Hazme conocer tus propios caminos, oh Jehová; enséñame tus propias sendas. Hazme andar en tu verdad y enséñame, porque tú eres mi Dios de salvación.”

Luc. 11:13: “Si ustedes, aunque son inicuos, saben dar buenos dones a sus hijos, ¡con cuánta más razón dará el Padre en el cielo espíritu santo a los que le piden!”

1 Tes. 5:17, 18: “Oren incesantemente. Con relación a todo den gracias.”

Mat. 14:19, 20: “[Jesús] tomó los cinco panes y los dos pescados, y, mirando al cielo, dijo una bendición y, después de partir los panes, los distribuyó a los discípulos, y los discípulos a su vez a las muchedumbres. De modo que todos comieron y quedaron satisfechos.”

Sant. 5:16: “Oren los unos por los otros.”

Mat. 26:41: “Manténganse alerta y oren de continuo, para que no entren en tentación.”

Fili. 4:6: “No se inquieten por cosa alguna, sino que en todo por oración y ruego junto con acción de gracias dense a conocer sus peticiones a Dios.”

Si alguien dice...

‘Ore conmigo primero, luego déme su mensaje’

Usted pudiera contestar: ‘Me alegra saber que usted es una persona que reconoce la importancia de la oración. Los testigos de Jehová también oran con regularidad. Pero hay algo que Jesús dijo respecto a cuándo y cómo orar que tal vez  sea nuevo para usted. ¿Sabe que él dijo a sus discípulos que no oraran en público con el objeto de que otros vieran que eran personas devotas y que oraban?... (Mat. 6:5)’. Entonces pudiera añadir: ‘Note que más adelante él indicó lo que debería ser de interés primordial para nosotros y lo que deberíamos mencionar primero en nuestras oraciones. Eso es lo que he venido a compartir con usted (Mat. 6:9, 10)’.

O contestar: ‘Sé que los representantes de ciertos grupos religiosos hacen eso. Pero los testigos de Jehová no lo hacemos, porque Jesús dio a sus discípulos otras instrucciones en cuanto a cómo llevar a cabo su predicación. En vez de decir: “Al entrar en la casa, primero oren”, note qué dijo él, como muestra Mateo 10:12, 13... Y fíjese aquí, en el versículo 7, de qué habrían de hablar... ¿Cómo puede ese Reino ayudar a personas como usted y como yo? (Rev. 21:4)’.