Ir al contenido

Ir al índice

“Sálganse de entre ellos”

“Sálganse de entre ellos”

 Capítulo 15

“Sálganse de entre ellos”

1. Si amamos la verdad y la justicia, ¿qué tenemos que odiar y evitar, también?

JEHOVÁ DIOS espera que todos los que lo aman y le sirven se mantengan libres de la adoración falsa. Del Hijo de Dios, la Biblia dice: “Amaste la justicia, y odiaste el desafuero.” Debido a esto, su Padre lo ha bendecido especialmente, y lo ha exaltado como rey nombrado del reino de Dios. (Hebreos 1:9) Si usted ama la verdad y la justicia, entonces usted también odiará y evitará lo que es falso y no agrada a Dios. De esta manera usted puede hallar protección tanto ahora como durante la venidera ejecución del juicio divino en los que pasan por alto su voluntad.

2. Si vemos la distinción entre los que sirven a Dios y los que no le sirven, ¿qué proceder debemos tomar, y por qué?

2 Hace mucho tiempo Dios predijo que él tendría un pueblo que sería su “propiedad especial,” y que los observadores ciertamente verían “la distinción entre uno justo y uno inicuo, entre uno que sirve a Dios y uno que no le ha servido.” (Malaquías 3:17, 18) Si usted ve esta distinción, entonces usted tiene que actuar en armonía con ello. El no hacerlo pondría en peligro su perspectiva de obtener vida eterna. ¿Qué proceder debe adoptar usted? La Palabra de Dios dice muy definidamente: “No lleguen a estar unidos bajo yugo desigual con los incrédulos. Porque ¿qué consorcio tienen la justicia y el desafuero? ¿O qué participación tiene la luz con la oscuridad? . . . ¿O qué porción tiene una persona creyente con un incrédulo?”  Porque no puede haber compañerismo apropiado entre los que practican justicia y los que practican el desafuero, Dios ordena: “Por lo tanto sálganse de entre ellos, y sepárense.”—2 Corintios 6:14-17.

SALIENDO DE “BABILONIA LA GRANDE”

3. ¿Qué palabras parecidas habló Dios a su pueblo desterrado en la antigua Babilonia? ¿Fue esto privarlos de algo bueno?

3 A los que una vez eran su pueblo escogido y que estaban en destierro en la antigua Babilonia, Jehová Dios habló palabras parecidas: “Yo, Jehová, soy tu Dios, Aquel que te enseña a sacar provecho, Aquel que te hace pisar en el camino en que debes andar. ¡Oh si realmente prestaras atención a mis mandamientos! Entonces tu paz llegaría a ser justamente como un río, y tu justicia como las olas del mar. . . . El nombre de uno no sería cortado ni sería aniquilado de delante de mí. ¡Salgan de Babilonia!” (Isaías 48:17-20) Lo que Jehová hizo allí fue para el provecho de los que lo amaban, no para privarlos de algo bueno. Por medio de la conquista de Babilonia en 539 a. de la E.C. él hizo posible que ellos salieran de Babilonia como pueblo libre.

4. (a) Aunque la antigua Babilonia ya no existe, ¿qué dice Dios acerca de otra Babilonia? (b) En el capítulo 17 de Revelación, ¿cómo se representa a esta Babilonia mayor?

4 La antigua Babilonia ya no existe. Sin embargo, Dios habla de otra Babilonia llamada “Babilonia la Grande.” Y de nuevo da el mandato: “Sálganse de ella, pueblo mío, si no quieren participar con ella en sus pecados, y si no quieren recibir parte de sus plagas.” (Revelación 18:4) En el capítulo anterior de Revelación, se describe simbólicamente a Babilonia la Grande como una mujer inmoral que se sienta sobre, o controla, “pueblos y muchedumbres y naciones y lenguas,” y que tiene “un reino sobre los reyes de la tierra” y ‘comete fornicación’ con estos reyes.—Revelación 17:1, 2, 15, 18.

5. (a) ¿Es Babilonia la Grande un imperio político? (b) ¿Por qué no podría ser un imperio comercial Babilonia la Grande? (c) En la Biblia, ¿por qué se usaría el símbolo de una prostituta para representar un imperio religioso?

 5 Esto significa que Babilonia la Grande es un imperio. ¿Qué clase de imperio? Puesto que se dice que “los reyes de la tierra,” el elemento político, ‘cometen fornicación’ con ella, Babilonia la Grande misma no es un imperio político. El libro de Revelación muestra que cuando Babilonia la Grande es destruida los “comerciantes” de la Tierra están de pie lejos y se lamentan; de modo que tampoco es un imperio comercial. (Revelación 18:15) ¿Podría, entonces, ser un imperio religioso? Bueno, la religión ciertamente ha tenido gran influencia en los reinos políticos, y su control sí se extiende sobre pueblos de toda la Tierra. Pero, ¿por qué debería usarse el símbolo de una prostituta que es culpable de fornicación para representar a este imperio religioso? Porque mezcla la religión con la política. En lo que respecta a la cristiandad, la Biblia muestra que los que afirman servir a Dios pero que son infieles y entran en relaciones con las potencias políticas son considerados por Dios como prostitutas o adúlteras espirituales.—Ezequiel 16:1, 2, 28-30; Santiago 4:4.

6. ¿Dónde comenzó la religión falsa después del Diluvio, y cómo llegaron a esparcirse sus doctrinas y prácticas?

6 Fue poco después del diluvio global del día de Noé que comenzó la religión falsa en Babilonia, donde Nemrod se exaltó a sí mismo “en oposición a Jehová.” No obstante, Jehová confundió el lenguaje de la gente y “los dispersó Jehová de allí sobre toda la superficie de la tierra.” Al irse, llevaron consigo sus doctrinas y prácticas babilónicas. (Génesis 10:8-10; 11:4-9) En armonía con esto, el libro The Religion of Babylonia and Assyria (por el profesor Morris Jastrow, página 701) habla acerca de “la profunda impresión que hicieron en el mundo antiguo las notables manifestaciones de pensamiento religioso de Babilonia y la actividad religiosa que reinó en aquella región.”

7. ¿Dónde se originaron muchas doctrinas y prácticas que se encuentran en las religiones de hoy día?

 7 Así, aunque muchas personas no se dan cuenta de ello, hay muchas doctrinas y prácticas que se encuentran en religiones que están por toda la Tierra hoy que tienen un origen común en la religión falsa de Babilonia. ¿Cuáles son algunas de éstas?

8. (a) Mencione algunas de las enseñanzas religiosas que eran prominentes en la Babilonia antigua. (b) ¿Se enseñan éstas en la Palabra de Dios?

8 Entre las enseñanzas prominentes de la antigua Babilonia estaban: La adoración de una tríada o trinidad de dioses, la creencia de que el alma humana no podía morir, y la enseñanza de que las personas sufrían después de la muerte en un mundo subterráneo o “tierra de la cual no hay regreso.” El uso de imágenes también desempeñaba un papel importante en la adoración babilónica. Como se ha mostrado en capítulos anteriores de este libro, ninguna de estas cosas se enseñan en la Palabra de Dios, la Biblia. No obstante, ¿vemos enseñanzas y prácticas parecidas a éstas en las organizaciones religiosas que nos rodean hoy?

9. (a) ¿Qué marca a una religión como parte de Babilonia la Grande? (b) Puesto que Dios ha predicho que destruirá súbitamente a Babilonia la Grande, ¿qué nos es urgente hacer?

9 Junto con las doctrinas de la “Trinidad,” la inmortalidad del alma humana y un fuego de infierno atormentador, cualquier otra enseñanza o práctica que va en oposición a la Palabra inspirada de Dios marca como falsa a la religión que la sostiene y señala a ésta como parte de Babilonia la Grande. Una religión quizás alegue que está a favor de la adoración del Dios verdadero de la Biblia y quizás use el nombre de su Hijo, Jesucristo, pero, ¿de qué valor es esto si está contaminada con doctrinas y prácticas babilónicas? (Gálatas 5:7-9; Mateo 7:22, 23) Dios ha predicho que súbitamente, “en un solo día,” plagas de “muerte y lamento y hambre” vendrán sobre Babilonia la Grande. De manera que es urgente para nuestro bien el que  nos separemos completamente ahora de toda parte de este imperio religioso falso.—Revelación 18:8.

10. (a) ¿Está una persona ‘saliéndose de entre ellos’ si continúa asociándose de alguna manera con una religión que enseña doctrinas falsas? (b) ¿Qué notificación debe uno dar a la organización religiosa con la cual ha estado asociado anteriormente?

10 ¿Qué significa ‘salir de entre ellos’? ¿Es suficiente el que una persona meramente reconozca en su mente la falsedad de las enseñanzas babilónicas, mientras todavía continúe asociándose con una organización religiosa que se apegue a esas enseñanzas? Verdaderamente, ¿no sería tal proceder hipocresía? ¿No daría eso apoyo visible a algo que Dios condena? ¿Cómo podría tal persona verdaderamente considerarse obediente al mandato de Dios que dice: “Sálganse de entre ellos, y sepárense, . . . y dejen de tocar la cosa inmunda”? (2 Corintios 6:17) Si no queremos ser como aquellas personas que se reunieron en el templo de Baal en el tiempo de Jehú solo para sufrir destrucción al mandato de Dios, entonces tenemos que romper plenamente con cualquier y toda organización de Babilonia la Grande. Tenemos que dejar de participar en sus actividades. (2 Reyes 10:20-27) * Tenemos que darles notificación de que nos estamos apartando de sus organizaciones. Al hacer esto no estaremos “cojeando sobre dos opiniones diferentes,” tratando de ‘participar de “la mesa de Jehová” y de la mesa de demonios,’ y de ese modo estar “incitando a Jehová a celos.”—1 Reyes 18:21; * 1 Corintios 10:21, 22.

11. ¿Cuál es el punto de vista bíblico sobre los movimientos de unión de fes?

11 Pero, ¿no es bueno el que se junten las religiones en un movimiento de unión de fes o ecuménico? Bueno, ¿cómo considera Jehová Dios eso? El registro bíblico muestra que él no le permitió a la nación de Israel ninguna participación en unión de fes con los cananeos. (Deuteronomio 7:3, 4) ¿Y cómo consideró el Hijo de  Dios la unión de fes? Él no participó en actividades de unión de fes con las diferentes sectas del judaísmo mientras estuvo en la Tierra. Al contrario, redondamente condenó a la religión falsa de su día, y categóricamente declaró: “Nadie viene al Padre sino por mí.”—Juan 14:6; vea también Mateo 23:13, 38.

DECLARARSE FIRMEMENTE POR LA VERDAD TRAE BENDICIONES

12. (a) Cuando uno rompe completamente con la adoración falsa, ¿qué es posible que suceda en cuanto a los parientes de uno? (b) ¿Qué amor pone esto a prueba?

12 El romper completamente con la adoración falsa quizás produzca problemas. Jesús mostró que es posible que los parientes de uno se opongan a tal proceder. Sin embargo, aunque los que se opongan sean cosa tan cercana y querida como un miembro de la propia familia de uno, Jesús dijo que esto no debe afectar en nada nuestra decisión. (Mateo 10:32-37) No es cuestión de amar a tales personas menos que antes, sino de cuán fuerte es nuestro amor a Jehová y a su Palabra de verdad.

13. (a) ¿Qué efecto puede tener su perseverancia en la verdad en personas que estén estrechamente enlazadas con usted? (b) ¿Qué le asegura Dios?

13 Realmente, es por medio de ponerse firmemente de parte de la verdad que uno realmente puede actuar para el bien duradero de parientes que al principio quizás se opongan al proceder correcto de uno. El ceder a la presión quizás solo anime a éstos en su oposición a la verdad. Por otra parte, la conducta fiel de usted al apegarse a la verdad de la Palabra de Dios y vivir en armonía con ella le traerá bendiciones y felicidad; hará de usted una mejor persona. Así, con el transcurso del tiempo, quizás estas personas en estrecho enlace con usted lleguen a reconocer la sabiduría de su proceder y sea posible ayudarles a ver la verdad también. Esa es la esperanza que la Biblia nos anima a abrazar y a hacer esfuerzos por ver realizada. (1 Corintios 7:12-16; 1 Pedro 3:1, 2) Es cierto que  esto exigirá paciencia, fe en que el modo o vía de hacer las cosas que sigue Dios es el mejor, y, sobre todo, amor. Pero Dios mismo le asegura amorosamente a usted que él lo apoyará y fortalecerá si usted le da a él el primer lugar en su vida.—Romanos 8:38, 39.

14. (a) ¿Espera Dios que personas ancianas se separen de la religión falsa y emprendan la adoración verdadera? (b) ¿Qué perspectiva presentará esto para esas personas?

14 Ahora bien, quizás algunos piensen que ya son muy ancianos, y que es demasiado tarde para cambiar su proceder. No obstante, Jehová Dios, a quien mismo se llama el “Anciano de Días,” invita a los ancianos también, a tomar parte en darle alabanza. (Daniel 7:9; Salmo 148:12, 13) Su Palabra muestra que la edad avanzada no excusará a uno si no se separa de lo que Dios condena, sino que “la canicie es una corona de hermosura cuando se halla en el camino de la justicia.” (Proverbios 16:31; vea también Ezequiel 9:4-6.) Nunca es demasiado tarde en la vida para declararse en armonía con lo que uno sabe que es la verdad, plantando así uno sus pies firmemente en el camino a la vida eterna.—Proverbios 10:22.

15. (a) ¿De qué bendición podemos disfrutar si salimos de entre los que practican la religión falsa? (b) Por lo tanto, ¿con quiénes debemos reunirnos?

15 Si ahora damos pasos positivos para salir de entre los que practican la religión falsa, podemos disfrutar de una relación bendita y feliz con nuestro Dios, Jehová. (2 Corintios 6:17, 18) Pues el asunto no termina con salirnos de entre los que enseñan y practican cosas contrarias a la Palabra de Dios. Dios también da el mandato de que ‘no debemos abandonar el reunirnos,’ como nos dice Hebreos 10:24, 25. ¿Con quiénes, entonces, debemos reunirnos? Con los que adoran a Dios en espíritu y en verdad. De ésos Dios dice: “Yo residiré entre ellos y andaré entre ellos, y yo seré su Dios, y ellos serán mi pueblo.”—2 Corintios 6:16.

16. Al asistir a las reuniones de los testigos de Jehová, ¿qué observará usted en cuanto a (a) colectas de dinero? (b) las reuniones mismas? (c) la actitud de las personas que asisten?

16 Los que componen la organización cristiana de  testigos de Jehová son personas que se han separado de las muchas religiones tanto del paganismo como de la cristiandad. Así, han huido de Babilonia la Grande. Al asistir a las reuniones en uno de sus Salones del Reino, usted puede ver por usted mismo la diferencia que esto ha hecho. No es solo el lugar de reunión y el hecho de que no se hacen colectas de dinero, sino principalmente las reuniones mismas y la actitud de las personas que asisten lo que marca a los testigos de Jehová como diferentes de las otras religiones. Estas reuniones son verdaderos estudios de la Biblia, con énfasis en cómo aplican los principios bíblicos en nuestra vida diaria y también en cómo enseñar la Palabra de Dios a otros. Allí usted verá a personas que sinceramente están ‘buscando primero el reino y la justicia de Dios,’ y quienes solícitamente se esfuerzan por producir los frutos del espíritu de Dios.—Mateo 6:33; Gálatas 5:22, 23.

17. ¿Por qué es importante participar en estas reuniones con regularidad?

17 El asistir una vez o dos quizás satisfaga su curiosidad, pero para que usted logre progreso genuino en el servicio de Dios es necesario que usted sea como los cristianos primitivos. Ellos realmente apreciaban el valor de la verdad, de modo que “continuaron dedicándose a la enseñanza de los apóstoles . . . Y día tras día asistían constantemente y de común acuerdo al templo.” (Hechos 2:42, 46) Solo por medio de participar con regularidad en estas reuniones de congregación podrá usted desarrollar la fe, el aprecio y la convicción que necesita para obtener la aprobación de Dios.

18. ¿Qué promesa de Jesús se cumplirá con relación a usted al separarse de Babilonia la Grande y asociarse con regularidad con el pueblo de Jehová?

18 Aunque el separarse de la moderna Babilonia la Grande le cueste algo en lo que se refiere a asociaciones anteriores, usted ganará mucho más por su concurrencia regular a las reuniones del pueblo de  Jehová. Como sucedió en el caso de los primeros discípulos de Jesús, quienes también dejaron mucho para seguirlo, usted verá cumplida la promesa de ‘recibir el céntuplo ahora en este período de tiempo’ en lo que se refiere a hermanos y hermanas y hogares donde usted será recibido gustosamente. Descubrirá que ha llegado a ser parte de una gran familia de hermanos cristianos, cuyo amor y amistad son genuinos y sinceros. Usted obtendrá todo esto junto con la esperanza de vida eterna “en el sistema de cosas venidero.”—Marcos 10:28-30; Salmo 27:10 [26:10, TA].

19. (a) ¿Cómo está usando Dios su organización visible para bendecirnos? (b) Por lo tanto, ¿qué es sabio que hagamos ahora?

19 Jehová Dios tiene una organización visible a la cual está usando hoy para entrenarnos y equiparnos para vida en su justo nuevo sistema. Después que haya desaparecido el presente sistema inicuo, el modo de hacer las cosas que sigue Dios es lo que regirá en todas partes. Su gobierno será el único que quedará. (Daniel 2:44) Su pueblo aprobado será el único grupo que quedará en la Tierra con el cual asociarse. Solo las normas de Dios de lo que es correcto e incorrecto se permitirán. Habrá una sola religión. Por lo tanto, lo que es sabio hacer ahora es ponernos en armonía con el modo en que Dios hace las cosas, su camino o vía, aprovechando plenamente el entrenamiento que Dios suministra por medio de Su palabra escrita, la Santa Biblia. De esa manera probamos que verdaderamente somos sinceros cuando decimos que queremos vida eterna en el justo nuevo sistema de Dios.—Salmo 86:10, 11 [85:10, 11, TA]; Proverbios 4:10-13.

[Notas]

^ párr. 10 4 Reyes 10:20-27, TA.

^ párr. 10 3 Reyes 18:21, TA.

[Preguntas del estudio]