Ir al contenido

Ir al índice

 NUESTRA VIDA CRISTIANA

Defendamos las normas morales de Jehová

Defendamos las normas morales de Jehová

Jehová Dios es quien establece las normas de moralidad. Por ejemplo, ha decretado que el matrimonio es la unión permanente entre un hombre y una mujer (Mt 19:4-6, 9). Condena toda clase de inmoralidad sexual (1Co 6:9, 10). Incluso establece principios relacionados con la forma de vestir y el arreglo personal que diferencian a sus siervos del resto de la gente (Dt 22:5; 1Ti 2:9, 10).

En la actualidad, muchas personas rechazan las normas de Jehová (Ro 1:18-32). Permiten que las modas influyan en su manera de vestir, arreglarse y comportarse. Se enorgullecen de su conducta inmoral y critican a quienes se rigen por normas diferentes a las suyas (1Pe 4:3, 4).

Los testigos de Jehová debemos defender con valor las elevadas normas divinas sobre la moralidad (Ro 12:9). ¿Cómo podemos hacerlo? Explicando con tacto y respeto lo que a Dios le agrada, y también viviendo según sus elevadas normas. Por ejemplo, al decidir cómo vestirnos y arreglarnos, conviene que nos preguntemos: “¿Las normas de quién estoy siguiendo: las de Jehová o las del mundo? ¿Se nota por mi aspecto que sirvo a Dios?”. O al elegir qué programa o película veremos, es bueno pensar si Jehová aprobará su contenido, qué normas morales promueve y si el entretenimiento que escogemos podría debilitar nuestras defensas (Sl 101:3). ¿Cómo afectará esa elección a nuestra familia o a otras personas? (1Co 10:31-33).

¿Por qué es tan importante que defendamos las normas morales de Jehová? Porque Jesucristo pronto acabará con las naciones y con toda la maldad, y solo sobrevivirán quienes sean obedientes a Dios (Eze 9:4-7; 1Jn 2:15-17). Por lo tanto, seamos firmes defensores de las elevadas normas divinas para que quienes vean nuestra buena conducta den gloria a Dios (1Pe 2:11, 12).

¿Qué dice sobre mis normas morales la manera como me visto y arreglo?

DESPUÉS DE VER EL VIDEO HAZTE AMIGO DE JEHOVÁ: UN HOMBRE Y UNA MUJER, RESPONDAN LAS SIGUIENTES PREGUNTAS:

  • ¿Por qué debemos obedecer las normas de Jehová?

  • ¿Por qué deberían los padres enseñar a sus hijos desde pequeños las normas divinas?

  • ¿Cómo pueden los jóvenes y los mayores ayudar a la gente a beneficiarse de la bondad de Dios?