Ir al contenido

Ir al índice

 NUESTRA VIDA CRISTIANA

“Honra a tu padre y a tu madre”

“Honra a tu padre y a tu madre”

Cuando estuvo en la Tierra, Jesús recalcó el mandato: “Honra a tu padre y a tu madre” (Éx 20:12; Mt 15:4). Pudo decirlo con toda tranquilidad porque él fue obediente a sus padres cuando era joven (Lu 2:51). Ya de adulto, se aseguró de que su madre tuviera todo lo necesario después de que él muriera (Jn 19:26, 27).

Hoy en día, los cristianos jóvenes también demuestran que honran a sus padres cuando los obedecen y les hablan con respeto. A decir verdad, el mandato de honrar a nuestros padres no tiene fecha de caducidad. Aunque nuestros padres hayan envejecido, debemos honrarlos escuchando sus buenos consejos (Pr 23:22). Otra forma de honrar a nuestros padres mayores es atendiendo sus necesidades emocionales y económicas cuando les haga falta (1Ti 5:8). Seamos jóvenes o adultos, una de las mejores maneras de honrar a nuestros padres es hablando regularmente con ellos.

DESPUÉS DE VER LA PIZARRA ANIMADA CÓMO HABLAR CON TUS PADRES, RESPONDE ESTAS PREGUNTAS:

  • ¿Por qué puede que a veces te cueste hablar con tus padres?

  • ¿Cómo puedes honrar a tus padres cuando hables con ellos?

  • ¿Por qué vale la pena que te esfuerces por hablar con tus padres? (Pr 15:22).

    Hablar con tus padres puede ayudarte a tener éxito en la vida