Ir al contenido

Ir al índice

 NUESTRA VIDA CRISTIANA

Una esperanza que nos hace muy felices

Una esperanza que nos hace muy felices

La esperanza es como un ancla (Heb 6:19). Nos ayuda a no naufragar cuando pasamos por tempestades en sentido espiritual (1Ti 1:18, 19). Esas tormentas pueden ser decepciones personales, pérdidas materiales, enfermedades largas, la muerte de un ser querido o cualquier otra cosa que amenace nuestra lealtad a Jehová.

La fe y la esperanza nos permiten ver con claridad la recompensa prometida (2Co 4:16-18; Heb 11:13, 26, 27). Por eso, debemos meditar regularmente en las promesas bíblicas para fortalecer nuestra esperanza, ya sea de vivir en el cielo o en la Tierra. Así, cuando estemos bajo presión a causa de las pruebas, nos será más fácil conservar el gozo (1Pe 1:6, 7).

DESPUÉS DE VER EL VIDEO REGOCÍJENSE EN LA ESPERANZA”, RESPONDAN LAS SIGUIENTES PREGUNTAS:

  • ¿Por qué fue Moisés un buen ejemplo para nosotros?

  • ¿Qué responsabilidad tienen los cabezas de familia?

  • ¿Qué temas pueden incluir en sus ideas para la adoración en familia?

  • ¿Cómo puede la esperanza ayudarnos a afrontar las pruebas con confianza?

  • ¿Qué es lo que más anhela?