Ir al contenido

Ir al índice

 TESOROS DE LA BIBLIA | MATEO 10, 11

Jesús ofrecía consuelo

Jesús ofrecía consuelo

11:28-30

“Mi yugo es suave”

Como Jesús era carpintero, sabía hacer yugos; quizás los revestía con tela o cuero para que fueran lo más cómodos posible. Cuando nos bautizamos, nos hacemos discípulos de Jesús y aceptamos su yugo. Entonces asumimos tareas y responsabilidades llenas de desafíos, pero que nos reconfortan y nos traen muchas bendiciones.

¿Qué bendiciones ha recibido desde que se puso bajo el yugo de Jesús?