Las Buenas Noticias según Mateo 1:1-25

1  El libro de la historia* de Jesucristo, hijo de David,+ hijo de Abrahán.+   Abrahán+ fue padre de Isaac;+Isaac fue padre de Jacob;+Jacob fue padre de Judá+ y de sus hermanos;+   Judá fue padre de Pérez y de Zérah+ (la madre fue Tamar);+Pérez fue padre de Hezrón;+Hezrón fue padre de Ram;+   Ram fue padre de Aminadab;Aminadab fue padre de Nahsón;+Nahsón fue padre de Salmón;   Salmón fue padre de Boaz+ (la madre fue Rahab);+Boaz fue padre de Obed+ (la madre fue Rut);+Obed fue padre de Jesé;+   Jesé fue padre del rey+ David.+ David fue padre de Salomón+ (la madre fue la esposa de Urías);*+   Salomón fue padre de Rehoboam;+Rehoboam fue padre de Abías;+Abías fue padre de Asá;+   Asá fue padre de Jehosafat;+Jehosafat fue padre de Jehoram;+Jehoram fue padre de Uzías;+   Uzías fue padre de Jotán;+Jotán fue padre de Acaz;+Acaz fue padre de Ezequías;+ 10  Ezequías fue padre de Manasés;+Manasés fue padre de Amón;+Amón fue padre de Josías;+ 11  Josías+ fue padre de Jeconías+ y de sus hermanos para el tiempo de la deportación a Babilonia.+ 12  Después de la deportación a Babilonia, Jeconías fue padre de Sealtiel;Sealtiel fue padre de Zorobabel;+ 13  Zorobabel fue padre de Abiud;Abiud fue padre de Eliaquim;Eliaquim fue padre de Azor; 14  Azor fue padre de Sadoc;Sadoc fue padre de Aquim;Aquim fue padre de Eliud; 15  Eliud fue padre de Eleazar;Eleazar fue padre de Mattán;Mattán fue padre de Jacob; 16  Jacob fue padre de José, el esposo de María, de la que nació Jesús,+ al que llaman Cristo.+ 17  Así que, en total, hubo 14 generaciones desde Abrahán hasta David, 14 generaciones desde David hasta la deportación a Babilonia+ y 14 generaciones desde la deportación a Babilonia hasta el Cristo. 18  Ahora bien, así fue el nacimiento de Jesucristo. Su madre María estaba comprometida para casarse con José,+ pero antes de que se unieran quedó* embarazada por espíritu santo.+ 19  José su esposo era un hombre justo y no quería que María pasara vergüenza delante de todos. Por eso pensaba divorciarse de ella* en privado+. 20  Pero, después de que él pensó estas cosas, ¡miren!, el ángel de Jehová se le apareció en un sueño y le dijo: “José, hijo de David, no tengas miedo de llevarte a María tu esposa a tu casa, porque el niño que lleva en su interior ha sido concebido por espíritu santo.+ 21  Ella dará a luz un hijo, y tienes que llamarlo Jesús+ porque él salvará a su pueblo de sus pecados”.+ 22  Todo esto de hecho pasó para que se cumpliera lo que Jehová había dicho por medio de su profeta: 23  “¡Miren! La virgen quedará embarazada y dará a luz un hijo, y lo llamarán Emmanuel”,+ que traducido significa “con nosotros está Dios”.+ 24  Cuando José se despertó, hizo lo que el ángel de Jehová le había mandado y llevó a su esposa a su casa. 25  Pero no tuvo relaciones sexuales con ella hasta que ella dio a luz al niño.+ Y él lo llamó Jesús.+

Notas

O “genealogía”, “lista de antepasados”.
O “la madre fue la que había sido de Urías”.
Lit. “se halló que estaba”.
O “dejarla”, “despedirla”.

Notas de estudio

Mateo. Es probable que el nombre griego para “Mateo” sea una forma abreviada del nombre hebreo que se traduce como “Matitías” (1Cr 15:18) y que significa ‘regalo de Jehová’.

Las Buenas Noticias según Mateo. En los Evangelios, ninguno de los escritores se identifica. Y está claro que los títulos de los libros no formaban parte del texto original. En algunos manuscritos del Evangelio de Mateo, el título que aparece es Euagguélion katá Maththáion (“Las Buenas Noticias [o “El Evangelio”] según Mateo”), mientras que en otros se usa un título más corto: Katá Maththáion (“Según Mateo”). No se sabe exactamente cuándo se añadieron o se empezaron a usar esos títulos; se cree que fue en el siglo segundo de nuestra era, ya que se han encontrado ejemplos del título largo en manuscritos de los Evangelios de finales de ese siglo o de principios del siglo tercero. Según algunos expertos, tal vez las palabras iniciales del libro de Marcos (“El comienzo de las buenas noticias acerca de Jesucristo, el Hijo de Dios”) fueron la razón por la que comenzó a usarse el término evangelio (lit. “buenas noticias”) para referirse a estos relatos. Es posible que se empezaran a utilizar estos títulos que incluyen el nombre del escritor por razones prácticas, pues así es más fácil identificar los libros.

libro de la historia. Las palabras iniciales de Mateo en griego, Bíblos guenéseos (una forma de guénesis) también se pueden traducir como “registro histórico” o “registro de la genealogía”. La palabra griega guénesis significa literalmente ‘origen’, ‘nacimiento’ o ‘línea de descendencia’; se utiliza en la Septuaginta para traducir el término hebreo tohledhóhth, que tiene un sentido parecido y normalmente en el libro de Génesis se traduce como “historia” (Gé 2:4; 5:1; 6:9; 10:1; 11:10, 27; 25:12, 19; 36:1, 9; 37:2).

historia de Jesucristo. Mateo traza la línea genealógica por medio de Salomón, uno de los hijos de David. En cambio, Lucas lo hace mediante otro hijo de David, Natán (Mt 1:6, 7; Lu 3:31). Mateo sigue la línea desde Salomón mediante José —que legalmente era el padre de Jesús— para demostrar que Jesús era heredero legal del trono de David. Por su parte, Lucas parece enumerar los antepasados de María para demostrar que Jesús era heredero natural de David.

Jesucristo. Este nombre contiene el título Cristo, que viene del griego Khristós y es equivalente al título Mesías (del hebreo, mashíaj). Las dos palabras significan ‘ungido’ o ‘elegido’. En tiempos bíblicos, a los gobernantes se les ungía ceremonialmente con aceite.

hijo. En esta genealogía, hijo puede referirse a un hijo directo, a un nieto o a otro descendiente.

hijo de David. Indica que Jesús es el heredero del pacto del Reino hecho con David, que tendría que cumplir alguno de los descendientes de este rey (2Sa 7:11-16; Sl 89:3, 4).

hijo de Abrahán. Dios le había prometido a Abrahán que por medio de su descendencia se bendeciría a todas las naciones de la tierra. Pensando en los lectores judíos, Mateo comienza su lista genealógica destacando que Jesús era el descendiente legítimo de Abrahán y, por tanto, heredero de esa promesa.

padre. En la expresión “fue padre de” (lit. “engendró”, “generó”, “procreó”), la palabra padre puede referirse no solo al padre, sino también al abuelo o a un antepasado masculino más lejano (Mt 1:8, 11).

Tamar. La primera de las cinco mujeres mencionadas por Mateo en la genealogía del Mesías. Las otras cuatro son Rahab y Rut —ninguna de las dos era israelita— (v. 5), Bat-Seba —“la esposa de Urías”— (v. 6) y María (v. 16). Seguramente se incluye a estas mujeres en una genealogía en la que todos son hombres porque hubo algo sobresaliente en la manera en que llegaron a ser antepasadas de Jesús.

rey David. Aunque se mencionan varios reyes en esta genealogía, David es el único al que se le da el título de rey. A la dinastía real de Israel se le dio el nombre de “la casa de David” (1Re 12:19, 20). Al llamar a Jesús “hijo de David” en el versículo 1, Mateo destaca el tema del Reino y muestra que Jesús es el heredero del gobierno real prometido en el pacto con David (2Sa 7:11-16).

la esposa de Urías. Es decir, Bat-Seba, la esposa de Urías el hitita, uno de los guerreros extranjeros de David (2Sa 11:3; 23:8, 39).

Jehoram fue padre de Uzías. En este versículo, padre se utiliza con el sentido de ‘antepasado’, algo muy común en las genealogías de la Biblia. La lista de los descendientes de David en 1Cr 3:11, 12 muestra que, entre Jehoram y Uzías (también llamado Azarías), hubo tres reyes malos: Ocozías, Jehoás y Amasías, que no están en la lista de Mateo.

padre. En este versículo, se utiliza con el sentido de ‘abuelo’, ya que Josías era en realidad padre de Jehoiaquim, quien a su vez era padre de Jeconías, al que también se llama Joaquín y Conías (2Re 24:6; 1Cr 3:15-17; Est 2:6; Jer 22:24).

Sealtiel fue padre de Zorobabel. Aunque se dice muchas veces que Sealtiel fue el padre de Zorobabel (Esd 3:2, 8; 5:2; Ne 12:1; Ag 1:1, 12, 14; 2:2, 23; Lu 3:27), en una ocasión se dice lo mismo de Pedaya, el hermano de Sealtiel (1Cr 3:19). Es muy posible que Zorobabel fuera hijo biológico de Pedaya, pero parece que fue reconocido legalmente como hijo de Sealtiel. Ver las notas de estudio de Lu 3:27.

padre. En la expresión “fue padre de” (lit. “engendró”, “generó”, “procreó”), la palabra padre puede referirse no solo al padre, sino también al abuelo o a un antepasado masculino más lejano (Mt 1:8, 11).

Jesucristo. Este nombre contiene el título Cristo, que viene del griego Khristós y es equivalente al título Mesías (del hebreo, mashíaj). Las dos palabras significan ‘ungido’ o ‘elegido’. En tiempos bíblicos, a los gobernantes se les ungía ceremonialmente con aceite.

José. En el relato de Mateo no se usa la expresión “fue padre de” (ver la nota de estudio de Mt 1:2) para describir el parentesco entre José y Jesús. Sencillamente dice que José era el esposo de María, de la que nació Jesús. La expresión “la que” es la traducción de un pronombre griego femenino y solo puede referirse a María. Así que la genealogía de Mateo muestra que, aunque Jesús no era hijo biológico de José, sí era su hijo adoptivo y, por lo tanto, heredero legal de David. Por su parte, la genealogía de Lucas muestra que Jesús era heredero natural de David por medio de su madre, María.

Cristo. Ver la nota de estudio de Mt 1:1 y el glosario.

comprometida para casarse. Para los hebreos, estar comprometido para casarse era un asunto muy serio. Cuando un hombre y una mujer se comprometían, se los consideraba ya casados, aunque no empezaban a vivir juntos hasta que se formalizaba el matrimonio.

espíritu. Esta es la primera vez que aparece la palabra griega pnéuma en la Escrituras Griegas Cristianas. Aquí se refiere a la fuerza activa de Dios. Ver glosario.

esposo [...] divorciarse. Como a una pareja comprometida se la consideraba casada, se podía decir que José era el esposo de María y que María era la esposa de José (Mt 1:20). Entonces, para anular el compromiso, era necesario el divorcio.

hijo de David. Indica que Jesús es el heredero del pacto del Reino hecho con David, que tendría que cumplir alguno de los descendientes de este rey (2Sa 7:11-16; Sl 89:3, 4).

rey David. Aunque se mencionan varios reyes en esta genealogía, David es el único al que se le da el título de rey. A la dinastía real de Israel se le dio el nombre de “la casa de David” (1Re 12:19, 20). Al llamar a Jesús “hijo de David” en el versículo 1, Mateo destaca el tema del Reino y muestra que Jesús es el heredero del gobierno real prometido en el pacto con David (2Sa 7:11-16).

comprometida para casarse. Para los hebreos, estar comprometido para casarse era un asunto muy serio. Cuando un hombre y una mujer se comprometían, se los consideraba ya casados, aunque no empezaban a vivir juntos hasta que se formalizaba el matrimonio.

esposo [...] divorciarse. Como a una pareja comprometida se la consideraba casada, se podía decir que José era el esposo de María y que María era la esposa de José (Mt 1:20). Entonces, para anular el compromiso, era necesario el divorcio.

padre. En la expresión “fue padre de” (lit. “engendró”, “generó”, “procreó”), la palabra padre puede referirse no solo al padre, sino también al abuelo o a un antepasado masculino más lejano (Mt 1:8, 11).

¡miren! Traducción del término griego idóu, que se suele usar para llamar la atención sobre lo que viene a continuación y así animar al lector a visualizar la escena o fijarse en un detalle de la narración. También se usa para dar énfasis o para introducir algo nuevo o sorprendente. En esta edición, estos términos se han traducido literalmente en algunos lugares, pero a menudo se han usado otros términos y técnicas que crean el mismo efecto. En las Escrituras Griegas Cristianas, el término aparece sobre todo en los libros de Mateo, Lucas y Apocalipsis. En las Escrituras Hebreas, también se usa con frecuencia el término hebreo equivalente.

el ángel de Jehová. Esta expresión, que aparece por primera vez en Gé 16:7, se utiliza muchas veces en las Escrituras Hebreas. En las primeras copias de la Septuaginta, la palabra griega ágguelos (que significa ‘ángel’ o ‘mensajero’) en esta expresión va seguida del nombre divino escrito en caracteres hebreos. Un ejemplo de esto puede verse en Zac 3:5, 6 en una copia de la Septuaginta encontrada en Nahal Hever (Israel) y fechada entre el año 50 antes de nuestra era y el año 50 de nuestra era (ver apén. C). Varias traducciones de la Biblia conservan el nombre divino cuando traducen la expresión “el ángel de Jehová” en este versículo. Ver apén. A5 y apén. C3 (introducción y explicación de Mt 1:20).

Jehová. Esta es la primera de las 237 veces que aparece el nombre de Dios, Jehová, en el texto principal de las Escrituras Griegas Cristianas de esta versión. Ver apén. C.

hijo de David. A fin de preparar a José para lo que estaba a punto de escuchar, el ángel lo llamó “hijo de David”, y así le recordó la promesa del pacto con David. Ver las notas de estudio de Mt 1:1, 6.

llevarte a María tu esposa a tu casa. Según la costumbre judía, el matrimonio comenzaba cuando la pareja se comprometía, pero se formalizaba cuando el esposo llevaba a la esposa a vivir con él a su casa. Esto solía hacerse en un día señalado en el que se celebraba una fiesta. De esta manera, el hombre daba a conocer que tomaba a esa mujer por esposa, y así el matrimonio era de dominio público, reconocido, registrado legalmente y, desde ese momento, válido (Gé 24:67). Ver las notas de estudio de Mt 1:18, 19.

ha sido concebido. O “ha sido engendrado”. Lit. “ha sido generado”, “ha sido procreado”. Este mismo verbo griego en forma pasiva se traduce como “nació” en el versículo 16. La forma activa se traduce como “fue padre de” en los versículos 2 a 16. Ver la nota de estudio de Mt 1:2.

Jesús. Corresponde al nombre hebreo Jesúa o Josué, forma abreviada de Jehosúa, que significa ‘Jehová es salvación’.

para que se cumpliera lo que Jehová había dicho por medio de su profeta. Esta expresión y otras similares se usan muchas veces en el Evangelio de Mateo, por lo visto para dejarles claro a los lectores judíos que Jesús era el Mesías prometido (Mt 2:15, 23; 4:14; 8:17; 12:17; 13:35; 21:4; 26:56; 27:9).

Jehová. La cita que aparece a continuación en el versículo 23 está tomada de Is 7:14, donde se dice que Jehová es quien daría la señal (ver apén. C3: introducción y explicación de Mt 1:22). Esta es la primera vez que Mateo cita de las Escrituras Hebreas.

virgen. Aquí se cita de Is 7:14. La palabra hebrea ʽalmáh es un término amplio que puede significar ‘virgen’ o simplemente ‘una mujer joven’. Pero Mateo cita el texto de la Septuaginta, que usa parthénos, expresión más específica que significa ‘alguien que nunca ha tenido relaciones sexuales’. Bajo inspiración, Mateo usa la palabra griega para “virgen” al referirse a la madre de Jesús.

Emmanuel. Nombre hebreo que aparece en Is 7:14; 8:8, 10. Es uno de los nombres que se usa como título profético para referirse al Mesías.

el ángel de Jehová. Esta expresión, que aparece por primera vez en Gé 16:7, se utiliza muchas veces en las Escrituras Hebreas. En las primeras copias de la Septuaginta, la palabra griega ágguelos (que significa ‘ángel’ o ‘mensajero’) en esta expresión va seguida del nombre divino escrito en caracteres hebreos. Un ejemplo de esto puede verse en Zac 3:5, 6 en una copia de la Septuaginta encontrada en Nahal Hever (Israel) y fechada entre el año 50 antes de nuestra era y el año 50 de nuestra era (ver apén. C). Varias traducciones de la Biblia conservan el nombre divino cuando traducen la expresión “el ángel de Jehová” en este versículo. Ver apén. A5 y apén. C3 (introducción y explicación de Mt 1:20).

no tuvo relaciones sexuales con ella. Lit. “no la conoció”. En el griego bíblico, el verbo para “conocer” puede usarse como un eufemismo para referirse a las relaciones sexuales. Lo mismo pasa con el verbo hebreo para “conocer”, traducido como “tuvo relaciones sexuales con” en Gé 4:1, 1Sa 1:19 y otros lugares.

Multimedia

Video Información sobre Mateo
Video Información sobre Mateo
Evangelio de Mateo: algunos sucesos importantes
Evangelio de Mateo: algunos sucesos importantes

Los sucesos se presentan en orden cronológico cuando es posible.

En el mapa de cada Evangelio se ubica una serie diferente de sucesos.

1. Jesús nace en Belén (Mt 2:1; Lu 2:4-6).

2. Satanás tienta a Jesús en el desierto de Judea (Mt 4:1-3; Mr 1:12, 13; Lu 4:1-4).

3. Primera gira de predicación de Jesús por Galilea; se lleva a sus primeros cuatro discípulos. Probablemente empieza por la zona cercana a Capernaúm (Mt 4:23; Mr 1:38, 39; Lu 4:42, 43).

4. En la zona de Capernaúm, Jesús invita a Mateo a ser su seguidor (Mt 9:9; Mr 2:14; Lu 5:27, 28).

5. Jesús pronuncia el Sermón del Monte en una de las colinas cerca de Capernaúm (Mt 5:1, 2; Lu 6:17, 20).

6. En la orilla oriental del mar de Galilea, Jesús se encuentra con unos hombres endemoniados; manda a los demonios que se metan en los cerdos (Mt 8:28, 31, 32; Mr 5:1, 2, 11-13; Lu 8:26, 27, 32, 33).

7. Jesús es rechazado por gente de su propio pueblo, Nazaret (Mt 13:54-57; Mr 6:1-3).

8. Tercera gira de predicación por Galilea, que posiblemente comienza por la zona cercana a Nazaret (Mt 9:35, 37, 38; Mr 6:6, 7; Lu 9:1, 2).

9. Matan a Juan el Bautista, posiblemente en Tiberíades (Mt 14:10; Mr 6:27).

10. Después de viajar por las regiones de Tiro y Sidón, Jesús alimenta a unos 4.000 hombres en la orilla oriental del mar de Galilea (Mt 15:29, 36-38; Mr 8:1, 2, 6, 9).

11. Jesús se dirige a la zona de Magadán; los fariseos y los saduceos le piden una señal del cielo (Mt 15:39; 16:1, 2, 4; Mr 8:10-12).

12. En la zona de Cesarea de Filipo, Pedro identifica a Jesús como el Cristo; Jesús le promete a Pedro darle las llaves del Reino (Mt 16:13-16, 19).

13. Jesús se transfigura, probablemente en un saliente del monte Hermón (Mt 17:1, 2; Mr 9:2, 3; Lu 9:28, 29).

14. Jesús vuelve a predecir su muerte y su resurrección, probablemente mientras está en Perea (Mt 20:17-19; Mr 10:32-34; Lu 18:31-33).

15. Jesús llega a Betania; María derrama aceite perfumado en la cabeza y los pies de Jesús (Mt 26:6, 7, 12, 13; Mr 14:3, 8, 9; Jn 12:1, 3, 7, 8).

16. En el monte de los Olivos, los discípulos le preguntan a Jesús sobre la señal de su presencia (Mt 24:3; Mr 13:3, 4; Lu 21:7).

17. En Jerusalén, Jesús establece la Cena del Señor (Mt 26:26-28; Mr 14:22-24; Lu 22:19, 20).

18. Judas siente remordimiento y se ahorca; los sacerdotes compran un campo que llegó a conocerse como Campo de Sangre (Akéldama) (Mt 27:3-8).

19. Jesús comparece ante Pilato en la residencia del gobernador (Mt 27:11-14; Mr 15:1, 2; Lu 23:1-3; Jn 18:33, 36, 37).

20. Jesús es enterrado (Mt 27:57-60; Mr 15:43-46; Lu 23:50, 52, 53; Jn 19:38, 40-42).

21. En Galilea, Jesús da el mandato de hacer discípulos (Mt 28:16-20).

Una casa del siglo primero
Una casa del siglo primero

En el siglo primero, la construcción de las casas en Israel dependía de los recursos económicos del constructor y de los materiales disponibles. Muchas casas pequeñas se construían con adobes o con piedras cortadas. Las paredes a menudo se enlucían. El suelo era de tierra apisonada, aunque algunas veces se pavimentaba. Para construir el techo, se colocaban unos postes verticales sobre los que se apoyaban vigas de madera. Luego, estas se cubrían con cañas y ramas. Por encima se añadía una capa de tierra apisonada que servía de enlucido. Así se lograba que fuera bastante impermeable. Se podía subir al techo por una escalera. En las casas más humildes, se usaba una escalera de mano apoyada en el exterior. La gente pobre tenía muy pocos muebles.