Las Buenas Noticias según Lucas 3:1-38

3  En el año 15 del reinado de Tiberio César —siendo Poncio Pilato gobernador de Judea, Herodes*+ gobernante de distrito* de Galilea, su hermano Filipo gobernante de distrito de la región de Iturea y de Traconítide, y Lisanias gobernante de distrito de Abilene—,  en los días del sacerdote principal Anás y de Caifás,+ Juan, el hijo de Zacarías, recibió en el desierto+ un mensaje de Dios.+  De modo que él fue por toda la región del Jordán predicando el bautismo en señal de arrepentimiento para el perdón de pecados.+  Sucedió tal como está escrito en el libro del profeta Isaías: “La voz de alguien grita en el desierto: ‘¡Preparen el camino de Jehová!* Hagan que los caminos de él queden rectos.+  Todo valle tiene que ser rellenado, y toda montaña y colina tiene que ser allanada; los caminos torcidos tienen que hacerse rectos y los caminos accidentados tienen que hacerse llanos.  Todos verán* la salvación de Dios’”.*+  Así que Juan empezó a decirles a las multitudes que venían a él para que las bautizara: “Crías de víboras, ¿quién les advirtió que huyeran de la ira que va a venir?+  Primero produzcan frutos* que demuestren su arrepentimiento. No empiecen a decirse a sí mismos ‘Nuestro padre es Abrahán’. Porque les digo que Dios puede hacer que hasta de estas piedras surjan hijos para Abrahán.  Es más, el hacha ya está junto a la raíz de los árboles. Así que todo árbol que no dé buen fruto será cortado y echado al fuego”.+ 10  Y las multitudes le preguntaban: “Entonces, ¿qué tenemos que hacer?”. 11  Él les respondía: “El que tiene dos prendas de vestir,* que comparta con el que no tiene, y el que tiene algo de comer, que haga lo mismo”.+ 12  Hasta cobradores de impuestos vinieron a bautizarse+ y le preguntaron: “Maestro, ¿qué tenemos que hacer?”. 13  Él les contestó: “No exijan* más que el impuesto establecido”.+ 14  Los soldados también le preguntaban: “¿Qué tenemos que hacer?”. Él les contestaba: “No acosen* a nadie ni acusen falsamente a nadie;+ más bien, confórmense con lo que se les paga”.* 15  El pueblo estaba a la expectativa y todos se preguntaban* si Juan sería el Cristo.+ 16  Juan aclaró el asunto diciéndoles a todos: “Yo, por mi parte, los bautizo con agua, pero viene el que es más poderoso que yo, y yo ni siquiera merezco desatarle las correas de las sandalias.+ Él los bautizará con espíritu santo y con fuego.+ 17  Tiene el aventador en la mano para limpiar por completo su era y para recoger el trigo y guardarlo en su granero. Pero la paja la quemará con un fuego que no se puede apagar”. 18  También le dio al pueblo muchos otros consejos y siguió anunciándoles las buenas noticias. 19  Pero Herodes —el gobernante de distrito—, como Juan lo reprendía por lo que había pasado con Herodías —la esposa de su hermano— y por todas las cosas malas que había hecho, 20  cometió otra maldad más: encerró a Juan en la cárcel.+ 21  Ahora bien, cuando todo el pueblo se bautizó, Jesús también fue bautizado.+ Mientras oraba, el cielo se abrió+ 22  y el espíritu santo bajó sobre él en forma visible,* como una paloma, y del cielo salió una voz que dijo: “Tú eres mi Hijo amado. Tú tienes mi aprobación”.+ 23  Cuando Jesús+ comenzó su labor, tenía unos 30 años.+ Era, según se opinaba,hijo de José,+hijo de Helí, 24  hijo de Matat,hijo de Leví,hijo de Melquí,hijo de Janaí,hijo de José, 25  hijo de Matatías,hijo de Amós,hijo de Nahúm,hijo de Eslí,hijo de Nagái, 26  hijo de Maat,hijo de Matatías,hijo de Semeín,hijo de Josec,hijo de Jodá, 27  hijo de Joanán,hijo de Resá,hijo de Zorobabel,+hijo de Sealtiel,+hijo de Nerí, 28  hijo de Melquí,hijo de Adí,hijo de Cosam,hijo de Elmadam,hijo de Er, 29  hijo de Jesús,hijo de Eliezer,hijo de Jorim,hijo de Matat,hijo de Leví, 30  hijo de Simeón,hijo de Judas,hijo de José,hijo de Jonam,hijo de Eliaquim, 31  hijo de Meleá,hijo de Mená,hijo de Matatá,hijo de Natán,+hijo de David,+ 32  hijo de Jesé,+hijo de Obed,+hijo de Boaz,+hijo de Salmón,+hijo de Nahsón,+ 33  hijo de Aminadab,hijo de Arní,hijo de Hezrón,hijo de Pérez,+hijo de Judá,+ 34  hijo de Jacob,+hijo de Isaac,+hijo de Abrahán,+hijo de Taré,+hijo de Nacor,+ 35  hijo de Serug,+hijo de Reú,+hijo de Péleg,+hijo de Éber,+hijo de Selá,+ 36  hijo de Cainán,hijo de Arpaksad,+hijo de Sem,+hijo de Noé,+hijo de Lamec,+ 37  hijo de Matusalén,+hijo de Enoc,hijo de Jared,+hijo de Mahalaleel,+hijo de Cainán,+ 38  hijo de Enós,+hijo de Set,+hijo de Adán,+hijo de Dios.

Notas

Es decir, Herodes Antipas. Ver glosario.
Lit. “tetrarca”. Un príncipe territorial representante del emperador romano.
Lit. “Toda carne verá”.
O “el medio de salvación de Dios”.
O “actúen de manera”.
O “una prenda de más”.
O “No cobren”.
O “No extorsionen”, “No le quiten el dinero por la fuerza”.
O “con su ración de víveres”.
Lit. “estaban razonando en sus corazones”.
Lit. “corporal”.

Notas de estudio

Multimedia

Tiberio César
Tiberio César

Tiberio nació en el año 42 antes de nuestra era. En el año 14 de nuestra era llegó a ser el segundo emperador de Roma. Murió en marzo del año 37. Era emperador durante el ministerio de Jesús, así que era el César que gobernaba cuando Jesús dijo aquellas palabras relacionadas con la moneda del tributo: “Páguenle a César lo que es de César” (Mt 22:17-21; Mr 12:14-17; Lu 20:22-25).

Moneda acuñada por Herodes Antipas
Moneda acuñada por Herodes Antipas

Estas fotos muestran las dos caras de una moneda de aleación de cobre que se acuñó aproximadamente para el tiempo en que Jesús efectuó su ministerio. La moneda fue un encargo de Herodes Antipas, quien era tetrarca, o gobernante de distrito, de Galilea y Perea. Es probable que Jesús estuviera pasando por el territorio de Herodes en Perea de camino a Jerusalén cuando los fariseos le dijeron que Herodes quería matarlo. Jesús les respondió llamando a Herodes “ese zorro” (ver la nota de estudio de Lu 13:32). En vista de que la mayoría de los súbditos de Herodes eran judíos, las monedas que encargó tenían imágenes que no los ofenderían, como una hoja de palmera (1) y una corona de hojas (2).

El desierto
El desierto

Las palabras en los idiomas originales (en hebreo, midhbár, y, en griego, érēmos) traducidas como “desierto” en la Biblia por lo general se refieren a una tierra poco poblada y sin cultivar, o a una estepa con hierbas y arbustos, y hasta pastos. Pero estas palabras también se usan para hablar de regiones sin agua que pueden considerarse verdaderos desiertos. En los Evangelios, cuando se habla del desierto, por lo general se refiere al desierto de Judea. Allí fue donde vivió y predicó Juan, y donde Jesús fue tentado por el Diablo (Mr 1:​12).

Sandalias
Sandalias

En tiempos bíblicos, las sandalias se hacían con suelas de cuero, de madera o de otro material fibroso que se ataban al pie con correas de cuero. A veces se usaban como parte de un gesto simbólico en ciertas transacciones o para ejemplificar alguna idea. Así, de acuerdo con la Ley, una viuda debía quitarle una sandalia al hombre que se negara a realizar el matrimonio de cuñado, y la familia de él pasaba a ser llamada con desprecio La Casa de aquel a quien se le Quitó la Sandalia (Dt 25:9, 10). Para legalizar el traspaso de una propiedad o del derecho de recompra, uno tenía que quitarse una sandalia y dársela a la otra persona (Rut 4:7). Llevarle o desatarle las sandalias a alguien se consideraba una tarea humilde que a menudo realizaban los esclavos. Juan el Bautista se refirió a esta costumbre para indicar que era inferior al Cristo.

Herramientas para trillar
Herramientas para trillar

Las dos réplicas de trillos (1) que se ven en la foto están boca arriba, de modo que se pueden ver las piedras afiladas que iban incrustadas en la parte de abajo (Is 41:15). Como se ve en la segunda foto (2), el agricultor esparcía las gavillas de grano sobre la era, se subía al trillo y hacía que un animal de tiro, como un toro, lo arrastrara sobre el grano. Las pezuñas del animal y las piedras afiladas de la parte de abajo del trillo cortaban y trituraban los tallos para liberar los granos. Luego, el agricultor usaba un aventador (3) para lanzar el grano trillado al aire. El viento se llevaba la paja, y el grano, que era más pesado, caía al suelo. La acción de trillar se usa en la Biblia para describir cómo Jehová pisoteará y triturará a sus enemigos (Jer 51:33; Miq 4:12, 13). Juan el Bautista la usó para ilustrar cómo se separaría a los justos de los malvados.