Lucas 12:1-59

12  Entretanto, se había reunido una multitud de tantos miles que se atropellaban unos a otros. Entonces él comenzó a hablar dirigiéndose primero a sus discípulos: “Tengan cuidado con la levadura de los fariseos, que es la hipocresía.+   Pero no hay nada cuidadosamente ocultado que no vaya a ser revelado ni nada secreto que no vaya a conocerse.+  Por lo tanto, todo lo que digan en la oscuridad se oirá a plena luz, y lo que digan al oído* en cuartos privados se predicará desde las azoteas.  Además, les digo, amigos míos:+ no teman a los que matan el cuerpo y después no pueden hacer nada más.+  Yo les mostraré a quién deben temer. Teman al que después de matar tiene autoridad para echar en la Gehena.+ Sí, les digo, teman a ese.+  Se venden cinco gorriones por dos monedas de poco valor, ¿no es cierto? Sin embargo, Dios no se olvida de* ninguno de ellos.+  Pero, en el caso de ustedes, hasta los cabellos de su cabeza están todos contados.+ No tengan miedo. Ustedes valen más que muchos gorriones.+  ”Yo les digo que, si alguien se declara a mi favor delante de la gente,+ el Hijo del Hombre también se declarará a su favor delante de los ángeles de Dios.+  Pero, si alguien me rechaza delante de la gente, será rechazado delante de los ángeles de Dios.+ 10  Y a todo el que diga algo contra el Hijo del Hombre, su pecado se le perdonará; pero la persona que blasfeme contra el espíritu santo no será perdonada.+ 11  Cuando los lleven ante asambleas públicas, funcionarios de gobierno y autoridades, no se angustien pensando en cómo o qué hablarán en su defensa, o en lo que dirán,+ 12  porque el espíritu santo les enseñará en ese preciso momento lo que deben decir”.+ 13  Entonces uno de la multitud le dijo: “Maestro, dile a mi hermano que comparta la herencia conmigo”. 14  Él le contestó: “Hombre, ¿quién me nombró juez o árbitro entre ustedes dos?”. 15  Entonces les dijo: “Mantengan los ojos bien abiertos y eviten todo tipo de codicia,+ porque, por mucho que uno tenga, las cosas que posee no le pueden dar la vida”.*+ 16  Con eso, les puso esta comparación: “El terreno de un hombre rico produjo mucho. 17  Por eso comenzó a razonar en su interior: ‘¿Qué voy a hacer ahora que no tengo dónde almacenar mis cosechas?’. 18  Entonces dijo: ‘Esto es lo que voy a hacer:+ demoleré mis graneros y construiré otros más grandes, y allí almacenaré todo mi grano y todos mis productos. 19  Luego me diré a mí mismo: “Tienes muchas cosas buenas almacenadas para muchos años; tómatelo con calma, come, bebe, disfruta”’. 20  Pero Dios le dijo: ‘Insensato, esta noche te van a reclamar la vida. ¿Y quién se va a quedar con las cosas que almacenaste?’.+ 21  Así le pasa a quien acumula tesoros para sí mismo pero no es rico a los ojos de Dios”.+ 22  Entonces les dijo a sus discípulos: “Por eso les digo que dejen de angustiarse por su vida, por lo que van a comer; o por su cuerpo, por lo que van a ponerse.+ 23  Porque la vida vale más que el alimento, y el cuerpo que la ropa. 24  Fíjense en los cuervos: no siembran ni cosechan, no tienen ni granero ni almacén, pero Dios los alimenta.+ ¿Y acaso no valen ustedes mucho más que las aves?+ 25  ¿Quién de ustedes, por angustiarse, puede alargar un codo la duración de su vida? 26  Pues, si no pueden hacer ni siquiera eso tan pequeño, ¿por qué angustiarse por las demás cosas?+ 27  Fíjense en cómo crecen los lirios. No trabajan duro ni hilan; pero les digo que ni siquiera Salomón en toda su gloria se vistió como uno de ellos.+ 28  Entonces, si Dios viste así a la vegetación del campo, que hoy está aquí y mañana se echa en el horno, ¡con mucha más razón los vestirá a ustedes, gente de poca fe! 29  Por eso dejen de andar buscando qué comerán y qué beberán, y dejen de estar excesivamente preocupados.+ 30  Porque son las naciones del mundo las que buscan todas estas cosas con tanto empeño, pero su Padre sabe que ustedes necesitan estas cosas.+ 31  Así que, más bien, sigan buscando el Reino y entonces recibirán todas esas cosas.+ 32  ”No teman, rebaño pequeño,+ porque su Padre quiere darles el Reino.+ 33  Vendan sus bienes y denles ayuda a los necesitados.+ Háganse bolsitas para el dinero que no se desgastan, un tesoro inagotable en los cielos,+ donde ningún ladrón se acerca ni la polilla lo echa a perder. 34  Porque, donde esté su tesoro, ahí también estará su corazón. 35  ”Estén listos y con la ropa puesta,+ y tengan sus lámparas encendidas;+ 36  sean como hombres que esperan a que su amo regrese*+ de la boda*+ para abrirle en cuanto él venga y toque a la puerta. 37  ¡Felices los esclavos a quienes el amo encuentre vigilando cuando venga! Les aseguro que él se vestirá para servir, los hará sentarse* a la mesa y se acercará a servirles. 38  Y, si viene en la segunda vigilia, o hasta en la tercera, y los encuentra listos, ¡felices ellos! 39  Tengan en cuenta esto: si el dueño de una casa supiera a qué hora va a venir el ladrón, no dejaría que se metiera en su casa.+ 40  También ustedes, estén siempre preparados, porque el Hijo del Hombre viene a la hora en que menos se lo esperan”.+ 41  Entonces Pedro le preguntó: “Señor, ¿haces esta comparación solo para nosotros, o para todos?”. 42  Y el Señor dijo: “¿Quién es en realidad el mayordomo fiel, el prudente, a quien su amo pondrá a cargo de los sirvientes de la casa para que siga dándoles su ración de alimento al tiempo debido?+ 43  ¡Feliz ese esclavo si su amo, cuando venga, lo encuentra haciendo eso! 44  Les digo la verdad: lo pondrá a cargo de todos sus bienes. 45  Pero, si ese esclavo alguna vez llega a decir en su corazón ‘Mi amo tarda en venir’+ y se pone a golpear a los sirvientes y a las sirvientas, y a comer, beber y emborracharse,+ 46  el amo de ese esclavo vendrá un día en que él no lo espera y a una hora que él no sabe, y le dará el peor de los castigos y lo pondrá con los infieles. 47  Entonces, el esclavo que entendió la voluntad de su amo pero no se preparó ni hizo lo que él le mandó* recibirá muchos golpes.+ 48  Pero el que no la entendió y aun así hizo cosas que merecen golpes recibirá pocos golpes. Realmente, a quien se le dio mucho se le exigirá mucho, y a quien se le encargó mucho se le exigirá más de lo normal.+ 49  ”Vine a prender un fuego en la tierra, ¿y qué más puedo desear si ya se ha encendido? 50  Pero hay un bautismo+ con el que tengo que ser bautizado, ¡y qué angustiado seguiré hasta que se termine!+ 51  ¿Creen que vine a traer paz a la tierra? Les digo que no. Más bien, vine a causar división.+ 52  Porque, de ahora en adelante, habrá cinco en una casa y estarán divididos: tres contra dos y dos contra tres. 53  Estarán divididos padre contra hijo e hijo contra padre, madre contra hija e hija contra madre, suegra contra nuera y nuera contra suegra”.+ 54  Entonces también les habló a las multitudes. Les dijo: “Cuando ven que se levanta una nube por el oeste, enseguida dicen ‘Viene una tormenta’,* y así sucede. 55  Y, cuando ven que sopla el viento del sur, dicen ‘Habrá una ola de calor’, y así pasa. 56  Hipócritas, saben reconocer el aspecto de la tierra y del cielo, ¿y cómo es que no saben reconocer este tiempo en particular?+ 57  ¿Por qué no juzgan también por ustedes mismos lo que es justo? 58  Por ejemplo, cuando estés yendo a juicio con tu adversario ante una autoridad, esfuérzate por resolver el conflicto con él por el camino, para que no te lleve ante el juez, el juez te entregue al guardia del tribunal y el guardia del tribunal te meta en prisión.+ 59  Te digo que de ningún modo saldrás de allí hasta que pagues la última monedita”.

Notas

Lit. “lo que hablen hacia el oído”.
O “no abandona a”, “no pasa por alto a”.
O “su vida no resulta de las cosas que posee”.
O “parta”, “se separe”.
O “del banquete de boda”.
O “reclinarse”.
O “ni actuó según su voluntad”.
O “tormenta de lluvia”.

Notas de estudio

de tantos miles. Lit. “de las miríadas”. Aunque literalmente la palabra griega usada aquí se refiere a un grupo de 10.000 (una miríada), también puede referirse a una cantidad muy grande e indefinida.

levadura. En la Biblia esta palabra a menudo se relaciona con la corrupción y el pecado. Aquí se refiere a influencias y enseñanzas corruptas (Mt 16:6, 11, 12; 1Co 5:6-8).

predíquenlo desde las azoteas. Expresión idiomática que significa ‘proclamar en público’. En tiempos bíblicos, las casas tenían techos planos, desde donde se podían dar anuncios o donde ciertas acciones se podían dar a conocer al público (2Sa 16:22).

a plena luz. Es decir, abiertamente, en público.

se predicará desde las azoteas. Ver la nota de estudio de Mt 10:27.

Gehena. Este término viene del hebreo gueh hinnóm, que significa ‘valle de Hinón’. Ese valle se encuentra al sur y al suroeste de la antigua Jerusalén (ver apén. B12: mapa “Jerusalén y alrededores”). En los días de Jesús, el valle se había convertido en un lugar donde quemar basura, así que la palabra Gehena era un símbolo apropiado de destrucción total. Ver glosario.

gorriones. La palabra griega strouthíon está en diminutivo y se refería a cualquier ave pequeña, aunque con frecuencia aludía a los gorriones. De todos los pájaros que se vendían como alimento, estos eran los más baratos.

gorriones. Ver la nota de estudio de Mt 10:29.

por dos monedas de poco valor. Lit. “por dos asariones”. En una ocasión anterior, en su tercera gira por Galilea, Jesús dijo que dos gorriones costaban un asarion (Mt 10:29). Un asarion era el salario que se le pagaba a un obrero por 45 minutos de trabajo (ver apén. B14). En esta ocasión, probablemente un año más tarde durante su ministerio en Judea, Jesús hizo la declaración que Lucas registra aquí: que se podían comprar cinco gorriones por dos asariones. Al comparar estos relatos, se ve que los gorriones tenían tan poco valor para los comerciantes que, cuando alguien compraba cuatro, le regalaban el quinto.

hasta los cabellos de su cabeza están todos contados. Se calcula que, en promedio, una persona tiene más de 100.000 cabellos. El hecho de que Jehová conozca hasta estos mínimos detalles demuestra cuánto se interesa por cada uno de los discípulos de Cristo.

hasta los cabellos de su cabeza están todos contados. Ver la nota de estudio de Mt 10:30.

tribunales locales. En las Escrituras Griegas Cristianas, la palabra synédrion —que en este caso se usa en plural y se traduce como “tribunales locales”— se refiere la mayoría de las veces al Sanedrín, el tribunal supremo judío ubicado en Jerusalén (ver el glosario, Sanedrín, y las notas de estudio de Mt 5:22; 26:59). Sin embargo, también aludía en sentido amplio a una asamblea o una reunión. Aquí se refiere a los tribunales locales asociados a la sinagoga que tenían la autoridad de imponer penas como expulsar a alguien de la sinagoga o darle latigazos (Mt 23:34; Mr 13:9; Lu 21:12; Jn 9:22; 12:42; 16:2).

asambleas públicas. O quizás “sinagogas”. El sustantivo griego synagōguḗ empleado aquí literalmente significa ‘reunión’ o ‘asamblea’. En las Escrituras Griegas Cristianas, casi siempre se refiere al edificio o lugar donde se reunían los judíos para leer las Escrituras, recibir instrucción, orar o predicar (ver glosario, sinagoga). En este contexto podría referirse a las “sinagogas”, a las que estaban asociadas los tribunales locales (ver la nota de estudio de Mt 10:17), pero parece que aquí se usa en un sentido más amplio y se refiere a cierta clase de reuniones abiertas al público en general, judíos y no judíos. Estas reuniones tenían el objetivo de juzgar a un cristiano y puede que hasta dictar algún tipo de sentencia en contra de él por causa de su fe.

que comparta la herencia conmigo. La Ley mosaica daba instrucciones muy claras para el reparto de la herencia. El hijo mayor recibía una porción doble, pues heredaba las responsabilidades del cabeza de familia (Dt 21:17). Y el resto de la herencia se repartía entre los otros hijos. Es probable que el hombre que se menciona en este versículo codiciara más de lo que le correspondía legalmente. Eso explicaría que fuera tan inoportuno e interrumpiera la exposición espiritual de Jesús para pedirle algo de carácter material. Jesús fue sabio y se negó a tomar partido en el asunto. Pero aprovechó para hacer una advertencia en contra de la codicia.

árbitro. O “repartidor”, “partidor”. Aquí Jesús reconoce que no tenía necesidad de involucrarse en un tema que ya estaba claramente reglamentado en la Ley mosaica. Es más, la Ley establecía que fueran ancianos los que mediaran en disputas de carácter económico. Jesús también entendía que no había sido enviado a la tierra para involucrarse en asuntos materiales, sino para predicar las buenas noticias del Reino de Dios.

codicia. O “avidez”. El término griego pleonexía significa literalmente ‘tener más’ y refleja un deseo insaciable de tener más. Se usa este mismo término griego en Ef 4:19; 5:3. Y, después de mencionar la codicia en Col 3:5, Pablo añade “que es idolatría”.

comparaciones. O “parábolas”, “ilustraciones”. La palabra griega parabolḗ significa literalmente ‘colocación al lado de’ o ‘colocación junto a’. Puede referirse a una parábola, un proverbio o una comparación. Jesús a menudo explicaba una cosa “colocándola al lado” de otra, es decir, comparándola a otra parecida (Mr 4:30). Sus comparaciones eran breves y por lo general eran relatos ficticios de los que se podía sacar una enseñanza espiritual o moral.

esta comparación. O “esta parábola”, “esta ilustración”. Ver la nota de estudio de Mt 13:3.

la vida. O “el alma”. Como se explica en la nota de estudio de Lu 12:19, el sentido del término griego psykhḗ, que tradicionalmente se traduce como “alma”, depende del contexto. Aquí se refiere a la vida de la persona. Ver glosario, alma.

a mí mismo. O “a mi alma”. El término griego psykhḗ, que tradicionalmente se traduce como “alma”, aparece tres veces en los versículos 19 y 20. Su significado depende del contexto (ver glosario, alma). Aquí se refiere a la persona misma, es decir, a la persona física, tangible y visible, y no a algo invisible, que no se puede tocar y que está dentro del cuerpo humano. De modo que las expresiones “a mi alma” y “a mí mismo” significan básicamente lo mismo. Ver la nota de estudio de Tienes en este versículo y la nota de estudio de Lu 12:20.

Tienes. O “Alma, tienes”. Aquí el hombre insensato se está hablando a sí mismo. Como se explica en la nota de a mí mismo en este versículo, el término griego psykhḗ, que tradicionalmente se traduce como “alma”, aquí se refiere a la persona misma. Ver glosario, alma.

a mí mismo. O “a mi alma”. El término griego psykhḗ, que tradicionalmente se traduce como “alma”, aparece tres veces en los versículos 19 y 20. Su significado depende del contexto (ver glosario, alma). Aquí se refiere a la persona misma, es decir, a la persona física, tangible y visible, y no a algo invisible, que no se puede tocar y que está dentro del cuerpo humano. De modo que las expresiones “a mi alma” y “a mí mismo” significan básicamente lo mismo. Ver la nota de estudio de Tienes en este versículo y la nota de estudio de Lu 12:20.

Tienes. O “Alma, tienes”. Aquí el hombre insensato se está hablando a sí mismo. Como se explica en la nota de a mí mismo en este versículo, el término griego psykhḗ, que tradicionalmente se traduce como “alma”, aquí se refiere a la persona misma. Ver glosario, alma.

Insensato. O “Tonto”. En la Biblia, los términos insensato y tonto no suelen referirse a la persona que carece de capacidad mental, sino más bien a las personas que desprecian el buen juicio y se comportan sin tener en cuenta las justas normas morales de Dios en su vida.

te van a reclamar la vida. Aunque el verbo griego que aquí se traduce como “reclamar” está en tercera persona del plural, el sujeto de la acción no es ningún grupo de personas ni de ángeles. En esta historia simplemente se está indicando lo que le iba a pasar al hombre. Jesús no dijo cómo moriría el hombre rico ni quién le quitaría la vida. Solo indicó que, de algún modo, el hombre moriría esa misma noche. Por eso esta oración podría traducirse como “se te reclamará la vida”.

la vida. O “el alma”. Como se explica en la nota de estudio de Lu 12:19, el sentido del término griego psykhḗ, que tradicionalmente se traduce como “alma”, depende del contexto. Aquí se refiere a la vida de la persona. Ver glosario, alma.

rico a los ojos de Dios. O “rico para con Dios”, es decir, rico en cosas que son importantes para Dios.

dejen de angustiarse. O “dejen de inquietarse”. El tiempo del verbo griego de esta expresión da la idea de interrumpir algo que ya se estaba haciendo. El término griego para “angustiarse” puede referirse a la preocupación que divide la atención de una persona, la distrae y le roba la felicidad. Se usa el mismo término en Mt 6:27, 28, 31, 34.

dejen de angustiarse. O “dejen de preocuparse”. En este mandato, el tiempo del verbo griego merimnáō (“angustiarse”) da la idea de interrumpir algo que ya se está haciendo. Este verbo puede referirse a la preocupación que divide la atención de una persona, la distrae y le roba la felicidad. Lucas usa el mismo verbo en Lu 12:11, 25, 26, y Pablo lo usa en 1Co 7:32-34 y Flp 4:6. Ver la nota de estudio de Mt 6:25.

su vida. O “su alma”. El término griego psykhḗ, que tradicionalmente se traduce como “alma”, aquí se refiere a la vida de la persona. Ver glosario, alma.

la vida. O “el alma”. Al igual que en el versículo anterior, aquí el término griego psykhḗ se refiere a la vida de la persona. En este contexto, la combinación de las palabras “vida” (o “alma”) y “cuerpo” representa a toda la persona.

cuervos. Esta es la única vez que se menciona esta ave en todas las Escrituras Griegas Cristianas. Cuando Jesús dio un consejo parecido en el Sermón del Monte, no mencionó ningún pájaro en particular (Mt 6:26). Jesús dijo las palabras registradas por Lucas durante su ministerio en Judea, unos 18 meses después de pronunciar el Sermón del Monte en Galilea. Aquí Jesús repite este consejo mencionando al cuervo, un ave impura de acuerdo con el pacto de la Ley (Le 11:13, 15). La lección está clara: si Dios alimenta a los cuervos, que son impuros, podemos estar seguros de que nunca se olvidará de quienes confían en él.

un solo codo. Jesús aquí usa una palabra que se refiere a una medida pequeña de longitud (lit. “un antebrazo”), es decir, unos 44,5 cm (17,5 in). Ver glosario, codo, y apén. B14.

la duración de su vida. Parece que Jesús está comparando la vida con un viaje. Lo que quiere decir es que, aunque una persona se preocupe, no puede prolongar su vida ni siquiera un poco.

un codo. Ver la nota de estudio de Mt 6:27.

la duración de su vida. Ver la nota de estudio de Mt 6:27.

eso tan pequeño. O “algo tan insignificante”. Lit. “lo mínimo”. Parece que aquí se refiere a lo que se dice en el versículo anterior de añadir un codo a la duración de la vida de alguien. Si los seres humanos no son capaces de extender su vida ni siquiera un poco, ni siquiera un codo, ¿para qué angustiarse y preocuparse por acumular grandes riquezas, alimentos y ropa y tener muchas casas y propiedades?

los lirios. Según algunos, estas flores son las anémonas, pero la expresión podría incluir una gran variedad de flores parecidas a los lirios, como los tulipanes, los jacintos, los iris y los gladiolos (o gladiolas). Otros opinan que Jesús se refería simplemente a las muchas flores silvestres que crecen en la zona y, por lo tanto, traducen este término griego con expresiones generales como “flores” o “flores del campo”. Esta conclusión es probable, porque esta expresión se usa como un equivalente de “vegetación del campo” (Lu 12:28; Mt 6:28-30).

vegetación [...] horno. En los cálidos meses del verano, la vegetación en Israel se seca en apenas un par de días. Los tallos y la hierba seca se recogían del campo para usarlos como combustible en los hornos de pan.

gente de poca fe. Jesús aplicó esta expresión a sus discípulos para indicar que su confianza no era fuerte (Mt 8:26; 14:31; 16:8; Lu 12:28). No quiso decir que no tenían fe en absoluto, sino que necesitaban tener más.

vegetación [...] horno. Ver la nota de estudio de Mt 6:30.

gente de poca fe. Ver la nota de estudio de Mt 6:30.

dejen de estar excesivamente preocupados. O “dejen de desesperarse”. El término griego meteōrízomai solo aparece aquí en las Escrituras Griegas Cristianas. En griego clásico tiene el sentido de ‘levantar en alto’ o ‘poner en medio del aire’. Se emplea incluso para hablar de los barcos sacudidos por el mar. Sin embargo, en este contexto, se usa metafóricamente con el sentido de estar desesperados o preocupados, como sacudidos y tambaleándose por las dudas y las inquietudes.

sigan buscando. La forma del verbo griego usada aquí indica acción continua y puede traducirse como “busquen de continuo”. Los verdaderos discípulos de Jesús no buscarían el Reino solo por un tiempo para después dedicarse a otras cosas. Más bien, para ellos, siempre sería lo más importante en la vida. Como se ve en Mt 6:33, Jesús dio este mismo consejo durante su Sermón del Monte en Galilea. El relato de Lucas registra sucesos que ocurrieron alrededor de un año y medio después, durante la última parte del ministerio de Jesús, probablemente en Judea. Parece que Jesús vio conveniente repetir este consejo.

ayuda a un necesitado. O “dádivas de misericordia”. La palabra griega eleēmosýnē, que por lo general se traduce como “limosna”, se relaciona con los términos griegos que se traducen como “misericordia” o “mostrar misericordia”. Se refiere al dinero o los alimentos que se dan de buena gana para ayudar a los pobres.

ayuda a los necesitados. Ver la nota de estudio de Mt 6:2.

Estén listos y con la ropa puesta. Lit. “Que sus lomos estén ceñidos”. Esta frase hecha describe la acción de pasar los extremos de un manto largo entre las piernas y sujetarlos con el cinturón para facilitar las actividades físicas, como correr y otras. Adquirió el sentido de estar listo para realizar cualquier actividad. En las Escrituras Hebreas aparecen muchas veces expresiones similares (por ejemplo, en Éx 12:11, nota; 1Re 18:46, nota; 2Re 3:21, nota; 4:29; Pr 31:17, nota; Jer 1:17, nota). En este contexto, la forma del verbo indica que los siervos de Dios debían estar constantemente preparados para las actividades espirituales. Este mismo verbo se traduce como “vestirse para servir” en Lu 12:37. Y en 1Pe 1:13 la expresión “preparen su mente para actuar” significa literalmente ‘ciñan los lomos de su mente’.

Estén listos y con la ropa puesta. Lit. “Que sus lomos estén ceñidos”. Esta frase hecha describe la acción de pasar los extremos de un manto largo entre las piernas y sujetarlos con el cinturón para facilitar las actividades físicas, como correr y otras. Adquirió el sentido de estar listo para realizar cualquier actividad. En las Escrituras Hebreas aparecen muchas veces expresiones similares (por ejemplo, en Éx 12:11, nota; 1Re 18:46, nota; 2Re 3:21, nota; 4:29; Pr 31:17, nota; Jer 1:17, nota). En este contexto, la forma del verbo indica que los siervos de Dios debían estar constantemente preparados para las actividades espirituales. Este mismo verbo se traduce como “vestirse para servir” en Lu 12:37. Y en 1Pe 1:13 la expresión “preparen su mente para actuar” significa literalmente ‘ciñan los lomos de su mente’.

ponte un delantal. La palabra griega (perizṓnnymai), que aquí se traduce “ponerse un delantal”, significa literalmente ‘ceñirse’, es decir, atarse un delantal o sujetarse la ropa, a menudo con un cinturón, con el propósito de prepararse para servir. En este contexto, la palabra griega también puede traducirse como “vestirse y prepararse para servir”. También se emplea en Lu 12:35, 37 y Ef 6:14. Ver las notas de estudio de Lu 12:35, 37.

se vestirá para servir. Lit. “se ceñirá”. Ver las notas de estudio de Lu 12:35; 17:8.

cuarta vigilia. Más o menos entre las 3 de la madrugada y el amanecer (cerca de las 6 de la mañana). Esta división seguía el sistema grecorromano de cuatro vigilias nocturnas. Al principio, los hebreos dividían la noche en tres vigilias de unas cuatro horas cada una (Éx 14:24; Jue 7:19), pero para esta época ya habían adoptado el sistema romano.

a medianoche. Aquí se hace referencia a la segunda vigilia nocturna de acuerdo con el sistema grecorromano. Transcurría más o menos entre las 9 de la noche y la medianoche. Ver la nota de estudio de tarde en el día en este versículo.

antes del amanecer. Lit. “al canto del gallo”. De acuerdo con el sistema grecorromano de dividir la noche, así se llamaba a la tercera vigilia. Transcurría más o menos entre la medianoche y las 3 de la madrugada (ver las notas de estudio anteriores de este versículo). Fue probablemente durante esta vigilia cuando Pedro negó conocer a Jesús y “un gallo cantó” (Mr 14:72). El canto del gallo ha sido desde hace mucho, y sigue siéndolo, una forma común de marcar el tiempo en las regiones del este del mar Mediterráneo. Ver las notas de estudio de Mt 26:34; Mr 14:30, 72.

segunda vigilia. Es decir, más o menos entre las 9 de la noche y la medianoche. Esta división seguía el sistema grecorromano de cuatro vigilias nocturnas. Al principio, los hebreos dividían la noche en tres vigilias de unas cuatro horas cada una (Éx 14:24; Jue 7:19), pero para el siglo primero de nuestra era ya habían adoptado el sistema romano. Ver las notas de estudio de Mt 14:25; Mr 13:35.

la tercera. Es decir, más o menos entre la medianoche y las 3 de la madrugada. Ver la nota de estudio de Mr 13:35.

mayordomo. O “administrador de la casa”, “encargado de la casa”. La palabra griega oikonómos se aplica a la persona que supervisa a los sirvientes, aunque él mismo es uno. En la antigüedad, este puesto lo ocupaba con mucha frecuencia un esclavo fiel que estaba a cargo de los asuntos del amo. Así que era una persona de gran confianza. El siervo “que administraba todo lo que Abrahán tenía” era un mayordomo de este tipo, un administrador de la casa (Gé 24:2). José también lo era, como se indica en Gé 39:4. Aunque en la comparación de Jesús se habla del “mayordomo” en singular, eso no significa necesariamente que represente a una sola persona en particular. En las Escrituras hay diversos ejemplos de nombres en singular que se refieren a un grupo, como cuando Jehová se dirigió a la nación de Israel y le dijo: “Ustedes son mis testigos [plural] [...], sí, mi siervo [singular], a quien he elegido” (Is 43:10). En esta comparación el término “mayordomo” también se refiere a un grupo. En la comparación paralela de Mt 24:45, a este mayordomo se lo llama “el esclavo fiel y prudente”.

el prudente. O “el sensato”, “el sabio”, “el discreto”. Aquí se usa el adjetivo griego frónimos, que comunica la idea de entender algo gracias a la perspicacia, la previsión, el discernimiento, la prudencia y la sabiduría en sentido práctico. Lucas usa una forma del mismo término griego en Lu 16:8, donde se traduce como “más sabios en sentido práctico”. Se usa el mismo término en Mt 7:24 y 25:2, 4, 8, 9. La Septuaginta lo usa en Gé 41:33, 39 para hablar de José.

los sirvientes de la casa. O “su servidumbre”. Aquí se usa el término griego therapéia y, al igual que el término oiketéia usado en Mt 24:45 y también traducido como “domésticos”, se aplica a todas las personas que trabajan en la casa del amo. El término therapéia es común en el griego clásico y significa lo mismo que el término empleado por Mateo. Puede que Lucas lo usara debido a su educación y formación como médico.

mayordomo. O “administrador de la casa”, “encargado de la casa”. La palabra griega oikonómos se aplica a la persona que supervisa a los sirvientes, aunque él mismo es uno. En la antigüedad, este puesto lo ocupaba con mucha frecuencia un esclavo fiel que estaba a cargo de los asuntos del amo. Así que era una persona de gran confianza. El siervo “que administraba todo lo que Abrahán tenía” era un mayordomo de este tipo, un administrador de la casa (Gé 24:2). José también lo era, como se indica en Gé 39:4. Aunque en la comparación de Jesús se habla del “mayordomo” en singular, eso no significa necesariamente que represente a una sola persona en particular. En las Escrituras hay diversos ejemplos de nombres en singular que se refieren a un grupo, como cuando Jehová se dirigió a la nación de Israel y le dijo: “Ustedes son mis testigos [plural] [...], sí, mi siervo [singular], a quien he elegido” (Is 43:10). En esta comparación el término “mayordomo” también se refiere a un grupo. En la comparación paralela de Mt 24:45, a este mayordomo se lo llama “el esclavo fiel y prudente”.

ese esclavo. El esclavo que se menciona aquí es el mayordomo de Lu 12:42. Si “ese esclavo” es fiel, será recompensado (Lu 12:43, 44). Pero, si se vuelve desleal, recibirá “el peor de los castigos” (Lu 12:46). Estas palabras de Jesús son en realidad una advertencia dirigida al mayordomo fiel. Lo mismo ocurre en la comparación paralela de Mt 24:45-51. Cuando Jesús dice “si ese esclavo resulta ser malo y alguna vez dice en su corazón”, no estaba prediciendo que habría un esclavo malo ni que él lo iba a designar. Más bien, estaba advirtiendo al esclavo fiel de lo que le ocurriría si comenzara a comportarse como un esclavo malo.

ese esclavo. Aquí se llama “esclavo” al mayordomo mencionado en el versículo 42 (ver la nota de estudio de Lu 12:42). Si “ese esclavo” es fiel, será recompensado (Lu 12:44). En la comparación paralela de Mt 24:45-47, se llama a este mayordomo “el esclavo fiel y prudente”. Ver la nota de estudio de Lu 12:45.

ese esclavo. El esclavo que se menciona aquí es el mayordomo de Lu 12:42. Si “ese esclavo” es fiel, será recompensado (Lu 12:43, 44). Pero, si se vuelve desleal, recibirá “el peor de los castigos” (Lu 12:46). Estas palabras de Jesús son en realidad una advertencia dirigida al mayordomo fiel. Lo mismo ocurre en la comparación paralela de Mt 24:45-51. Cuando Jesús dice “si ese esclavo resulta ser malo y alguna vez dice en su corazón”, no estaba prediciendo que habría un esclavo malo ni que él lo iba a designar. Más bien, estaba advirtiendo al esclavo fiel de lo que le ocurriría si comenzara a comportarse como un esclavo malo.

le dará el peor de los castigos. Lit. “lo partirá por en medio”. Es obvio que esta expresión tan gráfica no debe interpretarse en sentido literal. Más bien, comunica la idea de un castigo muy severo.

le dará el peor de los castigos. Ver la nota de estudio de Mt 24:51.

a prender un fuego. La venida de Jesús a la tierra fue una prueba de fuego para los judíos. Jesús prendió un fuego al hacer surgir temas que provocaron acaloradas discusiones y echaron abajo tradiciones y enseñanzas falsas. Por ejemplo, a diferencia de lo que esperaban los nacionalistas judíos, cuando el Mesías estuvo en la tierra, no solo no liberó a la nación de Israel del dominio romano, sino que además sufrió una muerte deshonrosa. Con su entusiasta predicación, Jesús le recordó al pueblo que lo principal era el Reino de Dios. Esto causó encendidas controversias por toda la nación (1Co 1:23).

la última monedita. Lit. “el último leptón”. La palabra griega leptón se refiere a algo fino y pequeño. Se necesitaban 128 leptones para tener un denario. Al parecer, era la moneda de cobre o bronce más pequeña que se usaba en Israel. Ver glosario, leptón, y apén. B14.

Multimedia

Valle de Hinón en la actualidad
Valle de Hinón en la actualidad

En la foto se pueden ver el valle de Hinón (1), llamado Gehena en las Escrituras Griegas Cristianas, y el monte del templo (2). El recinto del templo judío del siglo primero se encontraba en este segundo punto. Hoy en día, la estructura que más se destaca sobre el monte del templo es el santuario musulmán conocido como la Cúpula de la Roca. Ver el mapa del apéndice B12.

Cuervo
Cuervo

El cuervo es la primera ave que se menciona por nombre en la Biblia (Gé 8:7). Es de vuelo fuerte y seguro, y está considerado una de las aves más adaptables e ingeniosas. Para enseñarle a Job cómo la creación refleja sabiduría, Jehová dijo que él “le da alimento al cuervo” (Job 38:41). El salmista también dijo que Jehová bondadosamente alimenta a los cuervos para que calmen los gritos de hambre de sus crías (Sl 147:9). Jesús mencionó a los cuervos en un contexto similar para garantizarles a sus discípulos que el mismo que cuidaba de esas aves cubriría sin dudarlo las necesidades de sus siervos humanos. Según el pacto de la Ley, los cuervos no se podían comer porque eran impuros (Le 11:13, 15). Pues bien, si Dios alimenta a los cuervos, que son impuros, podemos estar seguros de que nunca se olvidará de quienes confían en él.

Lirios del campo
Lirios del campo

Jesús les dijo a sus discípulos que se fijaran en los lirios del campo y aprendieran de ellos. La palabra original que muchas Biblias traducen como “lirios” puede incluir una gran variedad de flores, como los tulipanes, las anémonas, los jacintos, los iris y los gladiolos (o gladiolas). Algunos expertos creen que Jesús se refería a la anémona. Sin embargo, es posible que simplemente estuviera pensando en flores parecidas a los lirios. Las flores de la foto son anémonas coronarias (Anemone coronaria) de color rojo escarlata. Estas flores, que abundan en Israel, también pueden ser de color azul, rosa, violeta o blanco.