Las Buenas Noticias según Juan 8:12-59

8  12  Entonces Jesús les habló de nuevo. Dijo: “Yo soy la luz del mundo.+ El que me siga nunca andará en la oscuridad, sino que tendrá la luz+ de la vida”. 13  A lo que los fariseos le dijeron: “Estás dando testimonio a favor de ti mismo. Tu testimonio no es verdadero”.* 14  Jesús les respondió: “Aunque doy testimonio a favor de mí mismo, mi testimonio es verdadero, porque yo sé de dónde vine y adónde voy.+ Pero ustedes no saben de dónde vine ni adónde voy. 15  Ustedes juzgan según criterios humanos;*+ yo no juzgo a nadie. 16  Y, si acaso juzgara, mi juicio sería fiel a la verdad, porque no estoy solo, sino que el Padre, que me envió, está conmigo.+ 17  Además, en la propia Ley de ustedes está escrito: ‘El testimonio de dos personas es verdadero’.*+ 18  Yo soy el que da testimonio a mi favor, y también da testimonio a mi favor el Padre, que me envió”.+ 19  Entonces le preguntaron: “¿Dónde está tu Padre?”. Jesús les contestó: “Ustedes no me conocen ni a mí ni a mi Padre.+ Si me conocieran, conocerían a mi Padre también”.+ 20  Dijo estas palabras en el lugar donde estaban las arcas del tesoro,+ cuando estaba enseñando en el templo. Pero nadie lo atrapó porque todavía no había llegado su hora.+ 21  Así que les dijo otra vez: “Yo me voy, y ustedes me buscarán, pero morirán en su pecado.+ Adonde yo voy, ustedes no pueden ir”.+ 22  Los judíos se pusieron a decir: “¿Será que va a quitarse la vida? Es que dice ‘Adonde yo voy, ustedes no pueden ir’”. 23  Entonces él añadió: “Ustedes son de las regiones de abajo; yo soy de las regiones de arriba.+ Ustedes son de este mundo; yo no soy de este mundo. 24  Por eso les dije ‘Morirán en sus pecados’. Porque, si no creen que yo soy quien digo ser, morirán en sus pecados”. 25  Así que se pusieron a preguntarle: “¿Y tú quién eres?”. Jesús les respondió: “¿Para qué les hablo siquiera? 26  Tengo mucho que decir sobre ustedes y muchas cosas que juzgar. De hecho, el que me envió es fiel a la verdad, y yo digo en el mundo las mismas cosas que le escuché a él”.+ 27  Pero ellos no captaron que les hablaba del Padre. 28  Entonces Jesús dijo: “Una vez que ustedes hayan alzado* al Hijo del Hombre,+ entonces sabrán que yo soy quien digo ser+ y que no hago nada por mi cuenta,+ sino que digo lo que el Padre me enseñó. 29  Y el que me envió está conmigo; no me ha dejado solo, porque yo siempre hago lo que a él le agrada”.+ 30  Mientras decía estas cosas, muchos pusieron su fe en él. 31  Entonces Jesús pasó a decirles a los judíos que le habían creído: “Si permanecen en mis enseñanzas,* realmente son mis discípulos; 32  conocerán la verdad,+ y la verdad los hará libres”.+ 33  Le respondieron: “Somos descendientes de Abrahán y nunca hemos sido esclavos de nadie. ¿Por qué dices ‘Serán libres’?”. 34  Jesús les contestó: “De verdad les aseguro que todo el que peca es esclavo del pecado.+ 35  Además, el esclavo no se queda para siempre en la casa del amo; el hijo sí se queda para siempre. 36  Así que, si el Hijo los libera, serán libres de verdad. 37  Yo sé que son descendientes de Abrahán; pero están tratando de matarme porque mis palabras no progresan en ustedes. 38  Yo hablo de las cosas que vi cuando estaba con mi Padre,+ pero ustedes hacen las cosas que le han oído decir a su padre”. 39  A lo que ellos le dijeron: “Nuestro padre es Abrahán”. Jesús les dijo: “Si fueran hijos de Abrahán,+ harían las mismas obras que Abrahán. 40  Pero a mí, un hombre que les ha dicho la verdad que le escuchó a Dios,+ me quieren matar. Abrahán no hizo eso. 41  Ustedes hacen las mismas obras que su padre”. Y ellos le dijeron: “Nosotros no somos hijos ilegítimos;* tenemos un solo Padre, Dios”. 42  Jesús les respondió: “Si Dios fuera su Padre, ustedes me amarían,+ porque fue Dios quien me envió y por eso estoy aquí. No vine por mi propia cuenta, sino que él me envió.+ 43  ¿Por qué no entienden lo que estoy diciendo? Es porque no son capaces de escuchar mis palabras. 44  Ustedes son hijos de su padre, el Diablo, y quieren cumplir los deseos de su padre.+ Él en sus comienzos* fue un asesino.+ No se mantuvo fiel a la verdad porque no hay verdad en él. Cada vez que dice una mentira, habla de acuerdo con su forma de ser, porque es un mentiroso y el padre de la mentira.+ 45  En cambio, como yo les digo la verdad, a mí no me creen. 46  ¿Quién de ustedes puede probar que soy culpable de algún pecado? Si digo la verdad, ¿por qué no me creen? 47  El que es de Dios escucha las palabras de Dios.+ Por eso ustedes no escuchan: porque no son de Dios”.+ 48  Al oír esto, los judíos le dijeron: “¿No tenemos razón al decir ‘Tú eres un samaritano+ y tienes un demonio’?”.+ 49  Jesús les contestó: “Yo no tengo ningún demonio. Lo que hago es honrar a mi Padre, y ustedes me deshonran a mí. 50  Pero yo no estoy buscando gloria para mí;+ hay alguien que la busca, y él es el que juzga. 51  De verdad les aseguro que, si alguien obedece mis palabras, nunca verá la muerte”.+ 52  Los judíos le dijeron: “Ahora nos queda claro que tienes un demonio. Abrahán murió y los profetas también, pero tú dices ‘Si alguien obedece mis palabras, nunca probará la muerte’. 53  ¿Acaso eres superior a nuestro padre Abrahán, que murió? Los profetas también murieron. ¿Quién te crees que eres?”. 54  Jesús contestó: “Si yo me glorificara a mí mismo, mi gloria no serviría de nada. El que me glorifica es mi Padre,+ el que ustedes dicen que es su Dios. 55  Pero ustedes no lo conocen;+ en cambio, yo lo conozco.+ Y, si dijera que no lo conozco, sería un mentiroso como ustedes. Pero sí lo conozco y obedezco sus palabras. 56  Abrahán, el padre de ustedes, se alegraba muchísimo pensando en que vería mi día, y lo vio y se alegró”.+ 57  Entonces los judíos le dijeron: “No tienes ni 50 años, ¿y has visto a Abrahán?”. 58  Jesús les dijo: “De verdad les aseguro que, antes de que Abrahán naciera, yo ya existía”.+ 59  Entonces agarraron piedras para lanzárselas a Jesús, pero él se escondió y salió del templo.

Notas

O “válido”.
Lit. “la carne”.
O “válido”.
Es decir, ejecutado en un madero.
Lit. “mi palabra”.
Lit. “no nacimos de inmoralidad sexual”. En griego, pornéia. Ver glosario.
O “desde el principio”.

Notas de estudio

Multimedia