Ezequiel 24:1-27

24  Recibí de nuevo las palabras de Jehová en el noveno año, en el décimo mes, en el día 10 del mes. Me dijo:  “Hijo del hombre, registra esta fecha,* el día de hoy. Porque, precisamente en este día, el rey de Babilonia ha comenzado su ataque contra Jerusalén.+  Y presenta una parábola* acerca de la casa rebelde. Dirás sobre ellos: ”‘Esto es lo que dice el Señor Soberano Jehová: “Pon la olla,* ponla en el fuego y échale agua.+   Mete en ella pedazos de carne,+ todos los pedazos buenos,el muslo y la paletilla;* llénala de los huesos más selectos.   Toma las mejores ovejas del rebaño;+ después amontona la leña en círculo debajo de la olla. Hierve los pedazos y cocina los huesos dentro de ella”’.  ”Así que esto es lo que dice el Señor Soberano Jehová: ‘¡Ay de la ciudad que derrama sangre,+ la olla oxidada, a la que no le han limpiado el óxido! Saca los pedazos uno a uno hasta vaciarla,+ sin echarlos a suertes.   Porque la sangre derramada por esta ciudad todavía está dentro de ella;+ la derramó en la roca pelada. No la derramó en la tierra para cubrirla con polvo.+   A fin de despertar la furia y ejecutar la venganza,he puesto su sangre sobre la roca brillante y peladade modo que no se pueda cubrir’.+  ”Así que esto es lo que dice el Señor Soberano Jehová: ‘¡Ay de la ciudad que derrama sangre!+ Voy a hacer un gran montón de leña. 10  Amontona la leña y prende el fuego. Cocina bien la carne, quita el caldo y que los huesos se quemen. 11  Coloca la olla vacía sobre las brasas para que se calientey el cobre se ponga al rojo vivo. Su impureza se derretirá en su interior+ y su óxido se consumirá. 12  Esto es frustrante y agotador,porque tiene tanto óxido que no se le quita.+ ¡Échala al fuego con su óxido!’. 13  ”‘Estabas impura a causa de tu comportamiento obsceno.+ Traté de purificarte, pero no quedabas limpia de tu impureza. Solo quedarás purificada cuando se calme mi furia contra ti.+ 14  Yo, Jehová, he hablado. Se hará realidad. Actuaré sin echarme atrás, sin sentir pesar ni arrepentirme.+ Te juzgarán según tu conducta y tu modo de actuar’, afirma el Señor Soberano Jehová”. 15  Recibí de nuevo las palabras de Jehová. Me dijo: 16  “Hijo del hombre, voy a quitarte a tu amada de un solo golpe.+ No te pongas de duelo* ni llores ni derrames lágrimas. 17  Laméntate en silencio, no sigas las costumbres del duelo por los muertos.+ Ponte el turbante+ y las sandalias.+ No te cubras la boca*+ ni comas el pan que otros te traigan”.*+ 18  Le hablé al pueblo por la mañana, y al atardecer murió mi esposa. Así que, a la mañana siguiente, hice tal como se me había mandado. 19  El pueblo me decía: “¿No nos vas a contar qué tiene que ver con nosotros todo esto que estás haciendo?”. 20  Les contesté: “He recibido las palabras de Jehová. Me ha dicho: 21  ‘Dile a la casa de Israel: “Esto es lo que dice el Señor Soberano Jehová: ‘Voy a profanar mi santuario,+ el motivo de su gran orgullo, lo que ustedes aman y el deseo de su corazón.* Sus hijos y sus hijas, a los que dejaron atrás, caerán a espada.+ 22  Entonces ustedes tendrán que hacer tal como yo he hecho. No se cubrirán la boca* y no comerán el pan que otros les traigan.+ 23  Seguirán con el turbante en la cabeza y las sandalias en los pies. No se pondrán de duelo ni llorarán. En vez de eso, se pudrirán en sus errores+ y se lamentarán entre ustedes. 24  Ezequiel se ha convertido en una señal para ustedes.+ Harán tal como él ha hecho. Cuando todo suceda, tendrán que saber que yo soy el Señor Soberano Jehová’”’”. 25  “Y a ti, hijo del hombre, el día que yo les quite su fortaleza* —el hermoso motivo de su alegría, lo que ellos aman, el deseo de su corazón— además de a sus hijos y sus hijas,+ 26  te lo informará alguien que escape.+ 27  Ese día abrirás la boca y hablarás con el que haya escapado; ya no estarás mudo.+ Te convertirás en una señal para ellos, y tendrán que saber que yo soy Jehová”.

Notas

Lit. “el nombre del día”.
O “un proverbio”, “una alegoría”.
O “la olla de boca ancha”.
O “espaldilla”.
O “No te golpees el pecho”.
O “el bigote”, “el labio superior”.
Lit. “el pan de hombres”.
O “la compasión de su alma”.
O “el bigote”, “el labio superior”.
Es decir, su castillo o fortificación.

Notas de estudio

Multimedia