Deuteronomio 29:1-29

29  Estas son las palabras del pacto que Jehová le mandó hacer a Moisés con el pueblo de Israel en la tierra de Moab, además del pacto que ya había hecho con ellos en Horeb.+  Entonces Moisés reunió a todo Israel y les dijo: “Ustedes vieron todo lo que Jehová les hizo al faraón, a todos sus siervos y a toda su tierra ante los ojos de ustedes en la tierra de Egipto,+  ustedes vieron con sus propios ojos esos grandes castigos,* esas grandes señales y milagros.+  Pero, hasta el día de hoy, Jehová no les ha dado un corazón que entienda ni unos ojos que vean ni unos oídos que oigan.+  ‘Durante los 40 años que los guie por el desierto,+ ni la ropa que llevaban ni las sandalias de sus pies se gastaron.+  No comieron pan y no bebieron vino ni ninguna otra bebida alcohólica, para que supieran que yo soy Jehová su Dios’.  Finalmente, llegaron a este lugar, y Sehón, el rey de Hesbón,+ y Og, el rey de Basán,+ salieron a luchar contra nosotros, pero los derrotamos.+  Después de eso nos quedamos con su tierra y se la dimos como herencia a los rubenitas, a los gaditas y a la media tribu de los manasitas.+  Por lo tanto, cumplan las palabras de este pacto y obedézcanlas, para que todo lo que hagan les salga bien.+ 10  ”Hoy están todos ustedes aquí delante de Jehová su Dios: los jefes de sus tribus, los ancianos, los funcionarios, todos los hombres de Israel, 11  los niños, las esposas+ y los residentes extranjeros+ que hay en el campamento, desde el que recoge leña hasta el que saca agua. 12  Están aquí para formar parte de un pacto con Jehová su Dios y del juramento que Jehová su Dios está haciendo hoy con ustedes+ 13  para convertirlos hoy en su pueblo+ y para ser su Dios,+ tal como les ha prometido y tal como les juró a sus antepasados Abrahán,+ Isaac+ y Jacob.+ 14  ”Ahora bien, no estoy haciendo este pacto y este juramento solo con ustedes. 15  Lo estoy haciendo con los que están aquí con nosotros hoy delante de Jehová nuestro Dios y con los que no están aquí con nosotros hoy. 16  (Porque ustedes saben cómo vivimos en la tierra de Egipto y cómo pasamos entre varias naciones durante nuestro viaje.+ 17  Y ustedes veían las cosas detestables y los ídolos repugnantes*+ de madera y piedra y de plata y oro que ellos tenían). 18  Asegúrense de que ningún hombre o mujer ni ninguna familia o tribu de los que están aquí hoy aleje su corazón de Jehová nuestro Dios y sirva a los dioses de aquellas naciones,+ de que no aparezca entre ustedes una raíz que produzca veneno y ajenjo.+ 19  ”Pero, si alguien oye las palabras de este juramento y en su corazón orgulloso dice ‘Tendré paz aunque me empeñe en andar en los caminos de mi corazón’ y esto causa la ruina de todo lo que encuentre a su paso,* 20  Jehová no querrá perdonarlo.+ Al contrario, Jehová se enojará muchísimo con ese hombre y todas las maldiciones escritas en este libro caerán sobre él,+ y Jehová de veras borrará su nombre de debajo del cielo. 21  Entonces Jehová lo separará de entre todas las tribus de Israel para causarle calamidades de acuerdo con todas las maldiciones del pacto que está escrito en este libro de la Ley. 22  ”Cuando las generaciones futuras de tus hijos y los extranjeros que vengan de tierras lejanas vean las plagas de esta tierra y los desastres que Jehová haya enviado contra ella 23  —azufre, sal y fuego, de modo que no se sembrara en toda esta tierra ni brotara nada ni naciera ninguna planta, como cuando se destruyeron Sodoma, Gomorra,+ Admá y Zeboyim,+ que Jehová destruyó en su furia y en su ira—, 24  entonces ellos y todas las naciones se preguntarán: ‘¿Por qué le hizo eso Jehová a esta tierra?+ ¿Qué provocó una furia ardiente tan terrible?’. 25  Entonces ellos responderán: ‘Fue porque abandonaron el pacto de Jehová,+ el Dios de sus antepasados, el pacto que él hizo con ellos cuando los sacó de la tierra de Egipto.+ 26  Ellos se pusieron a servir a otros dioses y a inclinarse ante ellos, dioses que ellos no habían conocido y a los que él les había prohibido adorar.*+ 27  Entonces estalló la furia ardiente de Jehová y él envió sobre aquella tierra todas las maldiciones escritas en este libro.+ 28  De modo que Jehová los arrancó de su suelo con furia,+ enojo y gran indignación y los deportó a otra tierra, donde continúan hasta el día de hoy’.+ 29  ”Las cosas escondidas le pertenecen a Jehová nuestro Dios,+ pero las cosas reveladas nos pertenecen a nosotros y a nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta Ley.+

Notas

Lit. “juicios”.
El término hebreo podría estar relacionado con una palabra para “estiércol”. Se usa como una expresión de desprecio.
Lit. “tanto del que esté bien regado como del que esté seco”.
Lit. “y que él no les había repartido”.

Notas de estudio

Multimedia