Deuteronomio 10:1-22

10  ”En aquella ocasión, Jehová me dijo: ‘Haz dos tablas de piedra que sean como las primeras+ y sube adonde estoy en la montaña. Haz también un arca* de madera.  Voy a escribir en ellas lo mismo que estaba escrito en las primeras tablas, las que hiciste pedazos, y tú tendrás que meterlas en el arca’.  Así que hice un arca de madera de acacia y dos tablas de piedra como las primeras. Luego subí a la montaña con las dos tablas en las manos.+  Entonces él escribió en las tablas las mismas palabras que había escrito antes,+ los Diez Mandamientos,*+ que Jehová les había dado a ustedes en la montaña, desde el fuego,+ el día que el pueblo se reunió,*+ y Jehová me las dio.  Luego me di la vuelta, bajé de la montaña+ y metí las tablas en el arca que yo había hecho, donde todavía están, tal como Jehová me había mandado.  ”Después los israelitas salieron de Beerot Bene-Jaacán y fueron a Moserá. Allí fue donde Aarón murió y fue enterrado,+ y su hijo Eleazar empezó a servir de sacerdote en su lugar.+  De allí salieron hacia Gudgoda, y de Gudgoda fueron a Jotbatá,+ una tierra con muchas corrientes de agua.*  ”En aquella ocasión, Jehová separó a la tribu de Leví+ para que ellos cargaran el arca del pacto de Jehová,+ para que estuvieran delante de Jehová a fin de servirle* y para que bendijeran al pueblo en su nombre,+ como llevan haciendo hasta hoy.  Por eso Leví no tiene parte ni herencia con sus hermanos. Jehová es su herencia, tal como Jehová tu Dios le había dicho.+ 10  Y yo me quedé en la montaña 40 días y 40 noches,+ como había hecho antes, y Jehová me escuchó también en esa ocasión.+ Jehová no quiso acabar contigo. 11  Entonces Jehová me dijo: ‘Ve delante del pueblo y prepárate para salir de aquí, para que ellos entren y conquisten la tierra que juré a sus antepasados que les daría’.+ 12  ”Ahora, oh, Israel, ¿qué te está pidiendo Jehová tu Dios?+ Solo te pide que temas a Jehová tu Dios,+ que andes en todos sus caminos,+ que lo ames, que sirvas a Jehová tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma*+ 13  y que obedezcas los mandamientos y estatutos de Jehová que te estoy mandando hoy por tu bien.+ 14  Mira, a Jehová tu Dios le pertenecen los cielos, incluso los cielos de los cielos,* y la tierra con todo lo que hay en ella.+ 15  Pero Jehová se acercó solamente a tus antepasados y les demostró su amor, y de todos los pueblos te escogió a ti, su descendencia,+ como puedes ver hoy. 16  Ahora ustedes tienen que purificar* sus corazones+ y dejar de ser tan tercos.*+ 17  Porque Jehová su Dios es el Dios de dioses+ y el Señor de señores, el Dios grande, poderoso e imponente, que no trata a nadie con parcialidad+ ni acepta un soborno. 18  Él les hace justicia al huérfano de padre y a la viuda,+ y ama al residente extranjero+ y le da comida y ropa. 19  Ustedes también tienen que amar al residente extranjero, porque ustedes también fueron residentes extranjeros en la tierra de Egipto.+ 20  ”Debes temer a Jehová tu Dios. Debes servirle+ y aferrarte a él, y debes jurar por su nombre. 21  Es a él a quien tienes que alabar.+ Él es tu Dios, que ha hecho por ti todas estas cosas grandes e impresionantes que tus ojos han visto.+ 22  Tus antepasados bajaron a Egipto con 70 personas,+ y ahora Jehová tu Dios te ha hecho tan numeroso como las estrellas de los cielos.+

Notas

O “cofre”.
Lit. “las Diez Palabras”. También se conocen como el Decálogo.
O “el día de la congregación”.
O “muchos wadis de agua”.
O “ministrarle”.
O “los cielos más altos”.
Lit. “circuncidar el prepucio de”.
Lit. “y no endurecer más su cerviz”.

Notas de estudio

Multimedia