Levítico 12:1-8

12  Jehová pasó a decirle a Moisés:  “Diles a los israelitas: ‘Si una mujer queda embarazada* y da a luz un niño, será impura durante siete días, igual que es impura los días en los que está menstruando.+  Al octavo día se circuncidará el prepucio* del niño.+  Ella continuará purificándose de su sangre durante los 33 días siguientes. No debe tocar ninguna cosa santa ni entrar en el lugar santo hasta que termine sus días de purificación.  ”’Si da a luz una niña, entonces será impura durante 14 días, igual que lo sería durante su menstruación. Ella continuará purificándose de su sangre durante los 66 días siguientes.  Cuando se completen los días de su purificación debido a su hijo o su hija, ella le llevará al sacerdote, a la entrada de la tienda de reunión, un carnero joven en su primer año como ofrenda quemada+ y un pichón de paloma o una tórtola como ofrenda por el pecado.  Él presentará todo delante de Jehová y hará expiación por ella, y ella quedará purificada de su sangrado.* Esta es la ley para la mujer que dé a luz un niño o una niña.  Pero, si ella no tiene lo suficiente para ofrecer una oveja, entonces debe llevar dos tórtolas o dos pichones de paloma,+ uno como ofrenda quemada y otro como ofrenda por el pecado, y el sacerdote hará expiación por ella, y ella quedará pura’”.

Notas

O “concibe descendencia”.
Lit. “la carne del prepucio”.
O “flujo de sangre”.

Notas de estudio

Multimedia