Jonás 2:1-10

2  Entonces Jonás le oró a Jehová su Dios desde el vientre del pez+  y dijo: “Angustiado llamé a Jehová, y él me respondió.+ Desde las profundidades* de la Tumba* grité por ayuda.+ Tú oíste mi voz.   Cuando me lanzaste a las profundidades, al corazón de altamar,las corrientes me envolvieron.+ Todo tu oleaje y tus grandes olas pasaron sobre mí.+   Y dije: ‘¡Se me ha llevado lejos de tu vista! ¿Cómo volveré a contemplar tu santo templo?’.   Las aguas me envolvieron y amenazaron mi vida;*+la profundidad del mar me rodeó. Las algas se enredaron en mi cabeza.   Me hundí hasta los cimientos de las montañas. Las barras de la tierra iban a encerrarme para siempre. Pero sacaste mi vida del hoyo, oh, Jehová mi Dios.+   Mientras mi vida se desvanecía, fue a Jehová a quien recordé.+ Entonces mi oración llegó a ti, a tu santo templo.+   Los devotos de ídolos inútiles abandonan a su fuente de amor leal.*   Pero yo, con expresiones de gratitud, te haré sacrificios a ti. Los votos que he hecho, los cumpliré.+ La salvación viene de Jehová”.+ 10  Finalmente, el pez recibió una orden de Jehová y vomitó a Jonás en tierra firme.

Notas

Lit. “el vientre”.
O “Seol”. Es decir, el lugar simbólico donde descansan los muertos. Ver glosario.
O “Las aguas me rodearon hasta el alma”.
O quizás “abandonan su lealtad”.

Notas de estudio

Multimedia