Jeremías 44:1-30

44  Jeremías recibió estas palabras para todos los judíos que vivían en la tierra de Egipto,+ para los que vivían en Migdol,+ en Tahpanhés,+ en Nof+ y en la tierra de Patrós:+  “Esto es lo que dice Jehová de los ejércitos, el Dios de Israel: ‘Ustedes vieron toda la calamidad que les mandé a Jerusalén+ y a todas las ciudades de Judá, que ahora están en ruinas, sin habitantes.+  Esto pasó por las cosas malas que ellos hicieron para provocarme al hacer sacrificios+ y servir a otros dioses que antes no conocían, ni ustedes ni sus antepasados.+  Yo les enviaba a todos mis siervos los profetas, los enviaba una y otra vez* para decir: “Por favor, no hagan esas cosas detestables que tanto odio”.+  Pero ellos no escucharon ni prestaron atención* y no dejaron su maldad; siguieron haciéndoles sacrificios a otros dioses.+  Por eso mi ira y mi furia fueron derramadas y ardieron en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén, que quedaron desiertas y en ruinas, tal como lo están hoy’.+  ”Y esto es lo que dice Jehová, el Dios de los ejércitos, el Dios de Israel: ‘¿Por qué se causan a sí mismos una calamidad tan grande, haciendo que mueran todos los hombres, las mujeres, los niños y los bebés de Judá, sin dejar que quede ni un resto de ustedes?  ¿Por qué me provocan con las obras de sus manos haciéndoles sacrificios a otros dioses en la tierra de Egipto a la que han ido a vivir? Ustedes morirán y se convertirán en objeto de maldición y en objeto de insultos para todas las naciones de la tierra.+  ¿Ya se les olvidaron las maldades de sus antepasados y las maldades de los reyes de Judá+ y las maldades de las esposas de ellos,+ así como las maldades de ustedes y las maldades de sus esposas,+ maldades cometidas en la tierra de Judá y en las calles de Jerusalén? 10  Hasta el día de hoy ellos no se han humillado* ni han mostrado temor,+ ni tampoco han andado según mis leyes y mis estatutos, que puse ante ustedes y sus antepasados’.+ 11  ”Por lo tanto, esto es lo que dice Jehová de los ejércitos, el Dios de Israel: ‘Estoy decidido a mandar contra ustedes una calamidad y destruir todo Judá. 12  Al resto de la gente de Judá, los que estaban decididos a irse a vivir a la tierra de Egipto, a esos los agarraré y todos morirán en la tierra de Egipto.+ Caerán a espada y morirán de hambre; desde el menor hasta el mayor, morirán por la espada y el hambre. Y se convertirán en una maldición, en motivo de horror y objeto de desprecio e insultos.+ 13  Castigaré a los que están viviendo en la tierra de Egipto tal como castigué a Jerusalén, con la espada, el hambre y la peste.*+ 14  Y el resto de la gente de Judá que se fue a vivir a la tierra de Egipto no escapará ni sobrevivirá, no podrán volver a la tierra de Judá. Desearán* regresar para vivir allí, pero no volverán, a excepción de unos pocos que sí escaparán’”. 15  Todos los hombres que sabían que sus esposas habían estado haciendo sacrificios a otros dioses y todas las esposas que estaban allí de pie, que formaban un grupo grande, y toda la gente que estaba viviendo en la tierra de Egipto,+ en Patrós,+ le contestaron a Jeremías: 16  “No vamos a hacer caso a las palabras que nos has dicho en el nombre de Jehová. 17  En vez de eso, cumpliremos con cada palabra que ha salido de nuestra boca: haremos sacrificios a la Reina del Cielo* y le derramaremos ofrendas líquidas,+ tal como hicimos nosotros, nuestros antepasados, nuestros reyes y nuestros príncipes en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén cuando estábamos satisfechos de pan y teníamos de todo, cuando no veíamos ninguna calamidad. 18  Desde que dejamos de hacerle sacrificios a la Reina del Cielo y de derramarle ofrendas líquidas, nos ha faltado de todo y nuestra gente ha muerto por la espada y por el hambre”. 19  Las mujeres añadieron: “Y, cuando nosotras le hacíamos sacrificios a la Reina del Cielo y le derramábamos ofrendas líquidas, cuando le hacíamos panes de sacrificio con la forma de su imagen y derramábamos ofrendas líquidas para ella, ¿fue acaso sin el permiso de nuestros esposos?”. 20  Entonces Jeremías les dijo a toda la gente, a los hombres y sus esposas y a toda la gente que le estaba hablando: 21  “Aquellos sacrificios que ustedes, sus antepasados, sus reyes, sus príncipes y la gente de la tierra hicieron en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén...+ ¡a Jehová no se le olvidaron y los tuvo muy presentes!* 22  Al final, Jehová no aguantó más sus prácticas malvadas ni las cosas detestables que habían hecho, y la tierra de ustedes se convirtió en un lugar devastado, en motivo de horror y en objeto de maldición, sin habitantes, como es el caso hoy.+ 23  Ustedes hicieron esos sacrificios y pecaron contra Jehová al desobedecer la voz de Jehová y no seguir sus leyes, sus estatutos y sus recordatorios, y por eso les ha caído encima esta calamidad, como hoy se puede ver”.+ 24  Jeremías siguió diciéndoles a todo el pueblo y a todas las mujeres: “Todos ustedes, gente de Judá que está en la tierra de Egipto, oigan las palabras de Jehová. 25  Esto es lo que dice Jehová de los ejércitos, el Dios de Israel: ‘Lo que ustedes y sus esposas han dicho con la boca lo han cumplido con las manos, porque dijeron: “Sin falta cumpliremos nuestros votos de hacerle sacrificios a la Reina del Cielo y de derramarle ofrendas líquidas”.+ Ustedes, las mujeres, sin falta cumplirán sus votos y harán lo que prometieron’. 26  ”Por lo tanto, todos ustedes, gente de Judá que vive en la tierra de Egipto, oigan las palabras de Jehová: ‘“Juro por mi gran nombre —dice Jehová— que ningún hombre de Judá+ en toda la tierra de Egipto volverá a usar mi nombre para un juramento diciendo ‘¡Tan cierto como que vive el Señor Soberano Jehová!’.+ 27  Estoy pendiente de ellos para mandarles calamidades y no cosas buenas;+ todos los hombres de Judá en la tierra de Egipto morirán por la espada y el hambre, hasta que ya no existan.+ 28  Solo unos pocos escaparán de la espada y volverán de la tierra de Egipto a la tierra de Judá.+ ¡Y todo el resto de Judá que vino a vivir a la tierra de Egipto sabrá entonces qué palabras se cumplieron: si las mías o las de ellos!”’”. 29  “‘Y esta será la señal para ustedes —afirma Jehová— de que los castigaré en este lugar, para que sepan que las calamidades que prometí traer contra ustedes sin falta sucederán. 30  Esto es lo que dice Jehová: “Entregaré al faraón Hofrá, el rey de Egipto, en manos de sus enemigos y de los que quieren quitarle la vida,* tal como entregué al rey Sedequías de Judá en manos del rey Nabucodonosor* de Babilonia, que era su enemigo y quería quitarle la vida”’”.*+

Notas

Lit. “madrugando y enviando”.
Lit. “ni inclinaron su oído”.
O “sentido aplastados”.
O “enfermedad”.
O “Alzarán su alma para”.
Título de una diosa que adoraban los israelitas apóstatas; posiblemente una diosa de la fertilidad.
O “le subieron al corazón”.
O “buscan su alma”.
Lit. “Nabucodorosor”. Esta es una variante en la grafía.
O “buscaba su alma”.

Notas de estudio

Multimedia