Segundo Libro de Samuel 3:1-39

3  La guerra entre la casa de Saúl y la casa de David continuó por un buen tiempo. Mientras que David se fue haciendo más y más fuerte,+ la casa de Saúl se fue haciendo cada vez más débil.+  Durante ese tiempo, David tuvo hijos en Hebrón.+ Su primogénito fue Amnón,+ hijo de Ahinoam+ de Jezreel.  El segundo fue Kileab, hijo de Abigaíl,+ la viuda de Nabal el carmelita, y el tercero fue Absalón,+ hijo de Maacá, hija de Talmái,+ el rey de Guesur.  El cuarto fue Adonías,+ hijo de Haguit, y el quinto fue Sefatías, hijo de Abital.  Y el sexto hijo de David fue Itream, de su esposa Eglá. Estos fueron los hijos que David tuvo en Hebrón.  Mientras la casa de Saúl seguía en guerra con la casa de David, Abner+ fue ganando más poder en la casa de Saúl.  Ahora bien, Saúl había tenido una concubina llamada Rizpá,+ hija de Ayá. Un día, Is-Bóset+ le dijo a Abner: “¿Por qué tuviste relaciones con la concubina de mi padre?”.+  Abner se enojó mucho por las palabras de Is-Bóset y dijo: “¿Acaso soy un perro* de Judá? Hasta el día de hoy, he mostrado amor leal a la casa de tu padre Saúl, y a sus hermanos y amigos. No te he traicionado entregándote en manos de David. Y, aun así, ahora me pides cuentas por un error con una mujer.  Que Dios me* castigue severamente si no hago por David lo que Jehová le juró:+ 10  quitar el reino de la casa de Saúl y establecer el trono de David sobre Israel y Judá, desde Dan hasta Beer-Seba”.+ 11  Is-Bóset no pudo decirle ni una palabra más a Abner, porque le tenía miedo.+ 12  Abner enseguida le envió mensajeros a David para decirle: “¿A quién le pertenece el país?”. Y también para decirle: “Haz un pacto conmigo y haré todo lo que pueda* para poner a todo Israel de tu parte”.+ 13  David respondió: “Muy bien. Haré un pacto contigo. Solo te pido una cosa, que cuando vengas a verme no te presentes ante mí sin haberme traído a Mical,+ la hija de Saúl”. 14  Entonces David le envió mensajeros a Is-Bóset,+ hijo de Saúl, para decirle: “Dame a mi esposa Mical, con quien me comprometí por 100 prepucios de filisteos”.+ 15  Así que Is-Bóset hizo que se la quitaran a su esposo, Paltiel+ hijo de Lais. 16  Pero su esposo fue caminando con ella, llorando mientras la seguía hasta Bahurim.+ Entonces Abner le dijo: “¡Anda, regresa!”. Y él regresó. 17  A todo esto, Abner les envió a los ancianos de Israel este mensaje: “Desde hace tiempo, ustedes quieren que David sea su rey. 18  Ahora actúen, porque Jehová le dijo a David: ‘Por medio de mi siervo David+ salvaré a mi pueblo Israel de las manos de los filisteos y de todos sus enemigos’”. 19  Entonces Abner habló con la gente de Benjamín.+ También fue a hablar en privado con David en Hebrón para comunicarle lo que Israel y todos los de la casa de Benjamín habían acordado. 20  Cuando Abner fue con 20 hombres a ver a David en Hebrón, David hizo un banquete para Abner y sus hombres. 21  Entonces Abner le dijo a David: “Déjame ir a reunir a todo Israel ante mi señor el rey para que hagan un pacto contigo y tú llegues a ser rey sobre todo lo que desees”. Así que David lo dejó ir y Abner se fue en paz. 22  Justo entonces, Joab y los siervos de David volvían de haber atacado un lugar y traían un gran botín. Abner ya no estaba con David en Hebrón porque David lo había dejado irse en paz. 23  Cuando Joab+ llegó con todo el ejército, le dijeron: “Abner+ hijo de Ner+ vino a ver al rey. David lo dejó ir y Abner se fue en paz”. 24  De modo que Joab entró adonde estaba el rey y le dijo: “¿Qué has hecho? Abner vino a verte y tú lo dejaste ir como si nada. ¿Por qué hiciste eso? 25  ¡Tú sabes cómo es Abner hijo de Ner! Ese vino aquí para engañarte, para enterarse de cada paso que das y averiguar todo lo que estás haciendo”. 26  Entonces Joab dejó a David, mandó mensajeros en busca de Abner y ellos lo trajeron de vuelta desde la cisterna de Sirá. Ahora bien, David no se enteró de nada de esto. 27  Cuando Abner volvió a Hebrón,+ Joab lo llevó aparte, dentro de la puerta de la ciudad, para hablar con él en privado. Pero, estando allí, lo apuñaló en el abdomen y Abner murió.+ Eso se lo hizo por haber matado a* su hermano Asahel.+ 28  Más tarde, cuando David se enteró de esto, dijo: “Delante de Jehová, yo y mi reino seremos para siempre inocentes de la sangre+ de Abner hijo de Ner. 29  Que la culpa recaiga sobre la cabeza de Joab+ y sobre toda la casa de su padre. ¡Que en la casa de Joab nunca falte algún hombre que padezca secreciones genitales,*+ o que tenga lepra,+ o que trabaje hilando con el huso,* o que muera a espada, o que pase hambre!”.+ 30  Así, Joab y su hermano Abisái+ mataron a Abner+ por haber matado a Asahel, el hermano de ellos, en la batalla+ de Gabaón. 31  Entonces David les dijo a Joab y a toda la gente que estaba con él: “Rásguense la ropa, pónganse tela de saco y lloren por Abner”. Hasta el rey David iba andando detrás de la camilla funeraria. 32  Enterraron a Abner en Hebrón. El rey se puso a llorar a gritos junto a la tumba de Abner, y todo el pueblo se echó a llorar. 33  El rey cantó esta canción sobre Abner: “¿Tenía que morir Abner como un insensato? 34  Tus manos no estaban atadasni tus pies tenían grilletes.* Caíste como quien cae ante criminales”.*+ En ese momento, todo el pueblo volvió a llorar por él. 35  Más tarde, toda la gente vino a convencer a David para que comiera* mientras aún era de día, pero David juró: “¡Que Dios me castigue severamente si como pan o cualquier otra cosa antes de ponerse el sol!”.+ 36  Todo el pueblo se fijó en esto y le pareció bien. Igual que todo lo que el rey hacía, esto le pareció bien al pueblo. 37  Así toda la gente y todo Israel supieron aquel día que el rey no era responsable de la muerte de Abner hijo de Ner.+ 38  Entonces el rey les dijo a sus siervos: “¿No saben que hoy ha caído en Israel un príncipe y un hombre importante?+ 39  Aunque yo he sido ungido como rey,+ hoy soy débil. Estos hombres, los hijos de Zeruyá,+ son demasiado crueles para mí.+ Que Jehová le dé su merecido a quien hace el mal”.+

Notas

Lit. “cabeza de perro”.
Lit. “a Abner”.
Lit. “y, ¡mira!, mi mano está contigo”.
Lit. “por la sangre de”.
O “flujo”.
Quizás se refiera a un hombre lisiado que tenía que hacer trabajo de mujer.
Lit. “cobre”.
Lit. “los hijos de la injusticia”.
O “a darle a David pan para consolación (duelo)”.

Notas de estudio

Multimedia