Segunda Carta a los Corintios 8:1-24

8  Hermanos, ahora queremos que sepan de la bondad inmerecida de Dios que se les ha mostrado a las congregaciones de Macedonia.+  Durante una dura prueba en la que ellos sufrieron mucho, dieron con gran alegría a pesar de ser muy pobres. Esto reveló que eran muy generosos.*  Porque doy fe* de que dieron todo lo que pudieron,+ incluso más de lo que podían dar,+  mientras que, por su propia iniciativa, nos rogaban con insistencia que les concediéramos el honor de dar con bondad y así participar en las labores* de socorro para los santos.+  Y ellos hicieron más de lo que esperábamos, pues primero se dieron al Señor y a nosotros por la voluntad de Dios.  Así que animamos a Tito+ a que terminara de recoger los bondadosos donativos que ustedes hicieran, ya que él había empezado esta labor entre ustedes.  Por eso, tal como ustedes tienen mucho de todo —mucha fe, mucha habilidad para hablar, mucho conocimiento, mucho entusiasmo y mucho de nuestro amor—, sean también generosos a la hora de dar con bondad.+  Con esto no les estoy dando un mandato, sino que se lo digo para que vean el entusiasmo de otros y para poner a prueba la sinceridad de su amor.  Porque ustedes conocen la bondad inmerecida de nuestro Señor Jesucristo: aunque él era rico, se hizo pobre por ustedes,+ para que ustedes se hicieran ricos mediante la pobreza de él. 10  Les doy mi opinión sobre este asunto.+ Esto es por su bien, puesto que ya hace un año que empezaron esta labor; es más, demostraron que deseaban hacerla. 11  De modo que terminen la labor que empezaron, y así lo que den de acuerdo con sus posibilidades demostrará su buena disposición. 12  Porque, si hay buena disposición, lo que la persona da agrada mucho, cuando da en función de lo que tiene+ y no de lo que no tiene. 13  Y no es que quiera ponérselo fácil a otros y difícil a ustedes. 14  Lo que quiero es que hagan una compensación:* que lo que les sobra ahora a ustedes compense lo que les falta a ellos, y de esa manera lo que les sobre a ellos compense también lo que les falte a ustedes, y que así haya un equilibrio.* 15  Tal como está escrito: “A la persona que tenía mucho no le sobró, y a la persona que tenía poco no le faltó”.+ 16  Le damos gracias a Dios por haber puesto en el corazón de Tito el mismo interés sincero que sentimos nosotros por ustedes.+ 17  Él no solo ha respondido al ánimo, sino que está tan entusiasmado que irá a visitarlos por su propia iniciativa. 18  Con él enviamos al hermano al que alaban en todas las congregaciones debido a lo que hace por las buenas noticias. 19  Y no solo eso; las congregaciones también lo nombraron nuestro compañero en el viaje que haremos para administrar estos bondadosos donativos para la gloria del Señor y como prueba de nuestra buena disposición a ayudar. 20  Así evitamos que alguien nos critique por cómo administramos esta generosa contribución.+ 21  Porque ‘nos esforzamos por hacer todo con honradez no solo ante Jehová,* sino también ante los hombres’.+ 22  Además, enviamos con ellos a otro de nuestros hermanos, al que hemos puesto a prueba a menudo y ha demostrado ser muy diligente en muchos asuntos. Pero ahora será todavía más diligente porque confía mucho en ustedes. 23  Por si alguien duda de Tito, sepan que él es mi compañero* y un colaborador que sirve para beneficio de ustedes. O, si alguien duda de nuestros hermanos, sepan que son apóstoles de las congregaciones y gloria de Cristo. 24  Por lo tanto, den prueba de su amor por ellos+ y demuéstrenles a las congregaciones por qué presumimos de ustedes.

Notas

O “ricos en generosidad”.
O “testimonio”.
O “el ministerio”, “el servicio”.
O “una igualación”.
O “una igualación”.
Lit. “partícipe”.

Notas de estudio

Multimedia