Segundo Libro de las Crónicas 16:1-14

16  En el año 36 del reinado de Asá, el rey Baasá+ de Israel fue contra Judá y se puso a fortificar* Ramá+ para no dejar que nadie saliera del territorio del rey Asá de Judá+ ni entrara en él.  Ante eso, Asá sacó plata y oro de las cámaras del tesoro de la casa de Jehová+ y de la casa* del rey y se los envió al rey Ben-Hadad de Siria,+ que estaba viviendo en Damasco. Le dijo:  “Hay un acuerdo* entre tú y yo, y entre tu padre y mi padre. Aquí te envío plata y oro. Vamos, rompe tu acuerdo con el rey Baasá de Israel para que se aleje de mí”.  Ben-Hadad le hizo caso al rey Asá y envió a los jefes de sus ejércitos a atacar las ciudades de Israel, y ellos conquistaron Ijón,+ Dan,+ Abel-Maim y todos los almacenes de las ciudades de Neftalí.+  Cuando Baasá se enteró, enseguida dejó de fortificar* Ramá y abandonó las obras.  El rey Asá tomó consigo a todo Judá, y se llevaron de Ramá+ las piedras y la madera que Baasá había usado para construir,+ y con ellas Asá fortificó* Gueba+ y Mizpá.+  En aquel tiempo el vidente Hananí+ vino a ver al rey Asá de Judá y le dijo: “Por confiar* en el rey de Siria y no confiar* en Jehová tu Dios, el ejército del rey de Siria se te ha escapado de las manos.+  ¿Verdad que los etíopes y los libios eran un ejército enorme con muchos carros y jinetes? Pero confiaste en Jehová y él los entregó en tus manos.+  Porque los ojos de Jehová están vigilando toda la tierra+ para mostrar su fuerza a favor de* los que le sirven con un corazón completo.*+ Pero esta vez te portaste como un tonto; de ahora en adelante habrá guerras contra ti”.+ 10  Esto hizo que Asá se pusiera furioso; se ofendió con el vidente y lo metió en prisión.* En ese tiempo Asá también empezó a maltratar a algunos del pueblo. 11  Pues bien, la historia de Asá está escrita de principio a fin en el Libro de los Reyes de Judá y de Israel.+ 12  En el año 39 de su reinado, Asá empezó a padecer una enfermedad en los pies y acabó poniéndose muy mal; pero aun durante su enfermedad no acudió a Jehová, sino a los médicos.* 13  Entonces Asá descansó con sus antepasados;+ murió en el año 41 de su reinado. 14  De modo que lo enterraron en la sepultura majestuosa que él se había excavado en la Ciudad de David.+ Lo acostaron en una camilla cubierta de aceite balsámico y un ungüento especial hecho a base de una mezcla de distintos ingredientes.+ Además, le hicieron una hoguera enorme en su funeral.*

Notas

O “reconstruir”.
O “del palacio”.
O “pacto”.
O “reconstruir”.
O “reconstruyó”.
Lit. “apoyarte”.
Lit. “no apoyarte”.
O “para apoyar a”.
O “completamente dedicado a él”.
Lit. “en la casa de los cepos”.
O “sanadores”.
Al parecer, lo que quemaron fueron especias, y no a Asá.

Notas de estudio

Multimedia