Primer Libro de Samuel 27:1-12

27  Pero David dijo en su corazón: “Algún día moriré a manos de Saúl. Lo mejor que puedo hacer es irme+ a la tierra de los filisteos. Así Saúl dejará de buscarme por todo el territorio de Israel+ y me libraré de caer en sus manos”.  Así que David y los 600 hombres+ que iban con él fueron adonde estaba Akís+ hijo de Maoc, el rey de Gat.  David y sus hombres se quedaron en Gat con Akís, cada uno con los de su casa. A David lo acompañaban sus dos esposas: Ahinoam+ de Jezreel y Abigaíl+ la carmelita, la viuda de Nabal.  Cuando le dijeron a Saúl que David había huido a Gat, dejó de buscarlo.+  Entonces David le dijo a Akís: “Si te parece bien, desearía recibir un lugar donde vivir en una de las ciudades de la zona rural. Pues ¿por qué debería tu siervo vivir contigo en la ciudad real?”.  Y aquel día Akís le dio Ziclag.+ Por eso Ziclag pertenece a los reyes de Judá hasta el día de hoy.  El tiempo* que David vivió en la zona rural de los filisteos fue un año y cuatro meses.+  Y David subía con sus hombres a atacar a los guesuritas,+ los guirzitas y los amalequitas,+ pues vivían en la región que iba de Telam a Sur+ y hasta la tierra de Egipto.  Cuando David atacaba la región, no dejaba vivo ni hombre ni mujer.+ Pero se llevaba los rebaños, las vacas, los burros y los camellos, y también la ropa. Luego regresaba adonde estaba Akís. 10  Entonces Akís le preguntaba: “¿Qué lugares atacaste hoy?”. Y David le respondía: “El sur* de Judá”,+ o “El sur del territorio de los jerahmeelitas”,+ o “El sur del territorio de los quenitas”.+ 11  David mataba a todo hombre y mujer para que ninguno fuera llevado a Gat, porque decía: “No vaya a ser que nos delaten y digan ‘David hizo esto y lo otro’”. (Esta fue su táctica todo el tiempo que vivió en la zona rural de los filisteos). 12  Akís le creía a David y pensaba: “Seguro que su pueblo Israel ahora lo detesta,* así que siempre será mi siervo”.

Notas

Lit. “número de días”.
O “El Négueb”.
O “lo considera apestoso”.

Notas de estudio

Multimedia