Primer Libro de Samuel 23:1-29

23  Con el tiempo le dijeron a David: “Los filisteos están atacando Queilá+ y están robando el grano de las eras”.  Y David le consultó a Jehová:+ “¿Debo ir a luchar contra esos filisteos?”. Jehová le respondió: “Sí, ve a luchar contra los filisteos y salva a Queilá”.  Pero los hombres de David le dijeron: “Si ya tenemos miedo estando aquí en Judá,+ ¡imagínate si vamos a Queilá para luchar contra el ejército filisteo!”.+  Entonces David volvió a consultar a Jehová,+ y esta vez Jehová le contestó: “Ponte en camino. Baja a Queilá, porque voy a entregar a los filisteos en tus manos”.+  De modo que David fue con sus hombres a Queilá y luchó contra los filisteos. Mató a muchísimos y se llevó su ganado. Así fue como David salvó a los habitantes de Queilá.+  Ahora bien, cuando Abiatar+ hijo de Ahimélec huyó a Queilá para unirse a David, llevaba con él un efod.  Entonces le avisaron a Saúl: “David está en Queilá”. Y Saúl dijo: “Dios me lo ha entregado,*+ porque él mismo se ha metido en una ciudad con puertas y barras, y ahora no puede escapar”.  De modo que Saúl reunió a todos sus soldados para combatir, para bajar a Queilá y cercar a David y sus hombres.  Cuando David se enteró de lo que Saúl tramaba contra él, le dijo al sacerdote Abiatar: “Trae aquí el efod”.+ 10  Entonces David dijo: “Oh, Jehová, Dios de Israel, he oído que Saúl quiere venir a Queilá y destruir la ciudad por mi causa.+ 11  ¿Me van a entregar los líderes* de Queilá en manos de él? ¿Es cierto que Saúl va a bajar, como ha oído este siervo tuyo? Oh, Jehová, Dios de Israel, díselo a tu siervo, por favor”. Jehová le contestó: “Sí, va a bajar”. 12  Y David le preguntó: “¿Nos entregarán los líderes de Queilá a mí y a mis hombres en manos de Saúl?”. Jehová le respondió: “Sí, los entregarán”. 13  Enseguida David salió de Queilá con sus hombres —alrededor de 600—+ y anduvieron de un lugar para otro. Cuando Saúl se enteró de que David había escapado de Queilá, decidió no ir tras él. 14  David se refugió en lugares de difícil acceso del desierto, en la región montañosa del desierto de Zif.+ Saúl siguió buscándolo y buscándolo,+ pero Jehová no lo entregó en sus manos. 15  Mientras David estaba en el desierto de Zif, en Hores, sabía que* Saúl había salido para quitarle la vida. 16  Jonatán hijo de Saúl fue a Hores para ver a David y lo ayudó a fortalecer su confianza* en Jehová.+ 17  Le dijo: “No tengas miedo, porque mi padre Saúl no te encontrará. Tú vas a ser rey de Israel,+ y yo voy a ser el segundo después de ti. Y mi padre Saúl lo sabe muy bien”.+ 18  Entonces los dos hicieron un pacto+ delante de Jehová. Luego Jonatán se fue a su casa y David se quedó en Hores. 19  Más adelante, los hombres de Zif subieron a Guibeá,+ donde estaba Saúl, y le dijeron: “David está escondido cerca de nosotros,+ en los lugares de difícil acceso de Hores,+ en la colina de Hakilá,+ que está al sur* de Jesimón.*+ 20  Oh, rey, cuando desees bajar, baja. Nosotros lo entregaremos en manos del rey”.+ 21  Saúl les contestó: “Que Jehová los bendiga, porque me han tenido compasión. 22  Vayan, por favor, y traten de descubrir dónde está exactamente y quién lo vio allí, porque según me han dicho es muy astuto. 23  Averigüen bien en qué lugares se esconde y tráiganme alguna prueba. Entonces iré con ustedes y, si está en el país, lo buscaré entre todos los clanes* de Judá”. 24  Así que ellos se adelantaron a Saúl y fueron a Zif.+ Mientras tanto, David y sus hombres estaban en el desierto de Maón,+ en el Arabá,+ al sur de Jesimón. 25  Después llegó Saúl con sus hombres para buscarlo.+ En cuanto David lo supo, bajó hacia el peñasco+ y se quedó en el desierto de Maón. Cuando Saúl se enteró, se puso a perseguirlo por el desierto de Maón. 26  David estaba con sus hombres a un lado de la montaña cuando Saúl llegó al otro lado. David se apresuró para escapar,+ pero Saúl y sus hombres ya estaban a punto de alcanzarlos para capturarlos.+ 27  Sin embargo, vino un mensajero y le dijo a Saúl: “¡Rápido! ¡Tienes que volver! ¡Los filisteos están atacando el país!”. 28  Así que Saúl dejó de perseguir a David+ y fue a luchar contra los filisteos. Por eso se llamó a aquel lugar el Peñasco de las Divisiones. 29  Luego David subió de allí y se refugió en los lugares de difícil acceso de En-Guedí.+

Notas

Lit. “lo ha vendido en mi mano”.
O quizás “terratenientes”.
O quizás “tenía miedo porque”.
Lit. “mano”.
Lit. “a la derecha”.
O quizás “del desierto”.
O “grupos familiares”. Lit. “millares”.

Notas de estudio

Multimedia