Primer Libro de Samuel 12:1-25

12  Finalmente, Samuel le dijo a todo Israel: “Hice* todo lo que ustedes me pidieron y nombré un rey para que los gobierne.+  ¡Aquí tienen al rey que los va a dirigir!*+ Yo ya estoy viejo y lleno de canas, y mis hijos están ahí entre ustedes.+ Los he dirigido a ustedes desde mi juventud hasta el día de hoy.+  Aquí me tienen. ¿Alguna vez le he quitado a alguien su toro o su burro?+ ¿He estafado o maltratado a alguien? ¿He aceptado un soborno para hacer la vista gorda?+ Si es así, acúsenme delante de Jehová y de su ungido,+ y yo se lo compensaré”.+  Le respondieron: “Nunca nos has estafado ni maltratado. Ni has aceptado nada de nadie”.  Así que él les dijo: “Jehová hoy es testigo, y su ungido también lo es, de que ustedes no tienen nada de qué acusarme”.* A lo que ellos contestaron: “Es testigo”.  Entonces Samuel le dijo al pueblo: “Jehová, quien usó a Moisés y Aarón y sacó a sus antepasados de Egipto,+ es testigo de esto.  Y, ahora, ocupen sus puestos, que voy a juzgarlos delante de Jehová teniendo en cuenta todas las cosas buenas* que Jehová ha hecho por ustedes y sus antepasados.  ”Cuando Jacob entró en Egipto+ y los antepasados de ustedes le suplicaron ayuda a Jehová,+ Jehová envió a Moisés+ y Aarón para sacarlos de Egipto y traerlos a vivir aquí.+  Pero sus antepasados se olvidaron de Jehová su Dios, así que él los abandonó*+ en manos de Sísara,+ el jefe del ejército de Hazor, y también en manos de los filisteos+ y del rey de Moab,+ quienes lucharon contra ellos. 10  Entonces le suplicaron ayuda a Jehová.+ Le dijeron: ‘Hemos pecado,+ Jehová, porque te hemos dejado y hemos servido a los Baales+ y a las imágenes de Astoret.+ Pero, ahora, libéranos de las manos de nuestros enemigos para que te sirvamos a ti’. 11  Y Jehová envió a Jerubaal,+ a Bedán, a Jefté+ y a Samuel+ para liberarlos de las manos de los enemigos que los rodeaban, para que ustedes pudieran vivir seguros.+ 12  Sin embargo, al ver que Nahás+ —el rey de los ammonitas— había venido a atacarlos, ustedes me insistieron una y otra vez ‘¡Queremos tener un rey!’+ cuando en realidad Jehová su Dios es su Rey.+ 13  Bueno, aquí está el rey que eligieron, el que pidieron. ¡Miren! Jehová nombró un rey para ustedes.+ 14  Si ustedes temen a Jehová,+ le sirven+ y obedecen su voz,+ y no se rebelan contra lo que Jehová manda, y si tanto ustedes como el rey que los gobierna siguen a Jehová su Dios, las cosas les irán bien. 15  Pero, si no obedecen la voz de Jehová y se rebelan contra lo que Jehová manda, la mano de Jehová los castigará a ustedes y a sus padres.+ 16  Ahora, ocupen sus puestos y vean lo que Jehová va a hacer ante sus ojos, una cosa extraordinaria. 17  Es la temporada de la cosecha del trigo, ¿verdad? Le pediré a Jehová que haga tronar y llover. Entonces sabrán y entenderán lo mal que se han portado a los ojos de Jehová pidiendo un rey”.+ 18  A continuación, Samuel le rogó a Jehová, y Jehová hizo que tronara y lloviera aquel día, de modo que todo el pueblo sintió mucho miedo de Jehová y de Samuel. 19  Y todo el pueblo le dijo a Samuel: “Órale a Jehová tu Dios a favor de nosotros, tus siervos,+ porque no queremos morir, porque hemos añadido a todos nuestros pecados la maldad de pedir un rey”. 20  Así que Samuel le dijo al pueblo: “No tengan miedo. Es verdad que han hecho todas estas cosas malas. Pero, ahora, no dejen de seguir a Jehová.+ Sirvan a Jehová con todo el corazón.+ 21  No se aparten de él para ir en busca de cosas vacías,*+ que no sirven para nada+ y que no pueden salvar a nadie porque son vacías. 22  Por causa de su gran nombre,+ Jehová no abandonará a su pueblo.+ Porque Jehová ha decidido que ustedes sean su pueblo.+ 23  Y yo, por mi parte, no puedo dejar de orar por ustedes. Hacerlo sería pecar contra Jehová. Seguiré enseñándoles a ir por el camino bueno y recto. 24  Pero ustedes teman a Jehová.+ Sírvanle fielmente* y con todo el corazón. Recuerden las cosas tan maravillosas que él ha hecho por ustedes.+ 25  Ahora bien, si se empeñan en hacer lo que está mal, tanto ustedes como su rey+ serán destruidos”.+

Notas

Lit. “Escuché su voz en cuanto a”.
Lit. “que anda delante de ustedes”.
Lit. “no han encontrado nada en mi mano”.
O “todos los actos justos”.
Lit. “vendió”.
O “irreales”.
O “con verdad”.

Notas de estudio

Multimedia