Primer Libro de las Crónicas 22:1-19

22  David entonces dijo: “Aquí estará la casa de Jehová, el Dios verdadero, y aquí habrá un altar donde Israel presentará ofrendas quemadas”.+  Luego David ordenó que reunieran a los residentes extranjeros+ que estaban en la tierra de Israel, y los puso a trabajar como picapedreros, cortando y labrando piedras para construir la casa del Dios verdadero.+  David también dejó listo mucho hierro para hacer clavos para las puertas, así como grapas, y una cantidad tan grande de cobre que no se podía pesar,+  además de muchísima madera de cedro,+ pues los sidonios+ y los tirios+ le trajeron a David madera de cedro en grandes cantidades.  Y David dijo: “Mi hijo Salomón es joven y no tiene experiencia,*+ y la casa que hay que construirle a Jehová debe ser extraordinariamente grandiosa,+ para que su fama y belleza+ se conozcan en todos los países.+ Por eso voy a hacer preparativos para él”. Así que David dejó listos muchos materiales antes de su muerte.  Además, llamó a su hijo Salomón y le encargó que construyera una casa para Jehová, el Dios de Israel.  David le dijo a su hijo Salomón: “Yo tenía en mi corazón el deseo de construir una casa para el nombre de Jehová mi Dios.+  Pero recibí este mensaje* de Jehová: ‘Tú has derramado mucha sangre y has peleado grandes guerras. No construirás una casa para mi nombre,+ porque has derramado mucha sangre en la tierra delante de mí.  ¡Mira! Vas a tener un hijo+ que será un hombre de paz,* y lo haré descansar de todos los enemigos que lo rodean,+ pues su nombre será Salomón*+ y durante sus días le daré a Israel paz y tranquilidad.+ 10  Él es el que construirá una casa para mi nombre.+ Él será mi hijo y yo seré su padre.+ Estableceré con firmeza el trono de su reinado sobre Israel para siempre’.+ 11  ”Ahora, hijo mío, que Jehová esté contigo, y que te vaya bien y logres construir la casa de Jehová tu Dios, tal como él ha dicho acerca de ti.+ 12  Sobre todo, que Jehová te conceda prudencia y entendimiento+ cuando te dé autoridad sobre Israel, para que obedezcas la ley de Jehová tu Dios.+ 13  Si sigues con cuidado las normas y las decisiones judiciales+ que Moisés le dio a Israel por orden de Jehová, entonces te irá bien.+ Sé fuerte y valiente. No tengas miedo ni te aterrorices.+ 14  Con mucho esfuerzo, dejé listos para la casa de Jehová 100.000 talentos* de oro, 1.000.000 de talentos de plata y una cantidad tan grande de cobre y hierro+ que no se puede pesar; también dejé listas madera y piedra,+ pero tú conseguirás más. 15  Tienes un gran número de trabajadores: picapedreros, albañiles,+ carpinteros y todo tipo de trabajadores expertos.+ 16  La cantidad de oro, plata, cobre y hierro es incalculable.+ Pon manos a la obra, y que Jehová esté contigo”.+ 17  Entonces David les ordenó a todos los príncipes de Israel que ayudaran a su hijo Salomón. Les dijo: 18  “¿No está con ustedes Jehová su Dios, y no les ha dado paz* en todos lados? Él me entregó a los habitantes del país, y el país ha sido sometido delante de Jehová y de su pueblo. 19  Ahora decídanse con todo el corazón y con toda el alma* a buscar a Jehová su Dios,+ y pónganse a construir el santuario de Jehová, el Dios verdadero,+ para traer el arca del pacto de Jehová y los utensilios santos del Dios verdadero+ a la casa que se construirá para el nombre de Jehová”.+

Notas

O “y frágil”.
O “la palabra”.
Lit. “descanso”.
Viene de una palabra hebrea que significa ‘paz’.
Un talento equivalía a 34,2 kg (1.101 oz tr). Ver apén. B14.
Lit. “descanso”.

Notas de estudio

Multimedia