Primero de las Crónicas 20:1-8

20  A principios de año,* cuando los reyes salen a hacer sus campañas militares, Joab+ lideró una expedición militar y devastó la tierra de los ammonitas; él fue y cercó Rabá,+ mientras que David se quedó en Jerusalén.+ Joab atacó Rabá y la destruyó.+  Entonces David quitó la corona de la cabeza de Malcam.* Vio que pesaba un talento* de oro, y en ella había piedras preciosas; y se la pusieron a David en la cabeza. Él también se llevó un botín enorme de la ciudad.+  Además, sacó a la gente de la ciudad para ponerla a trabajar+ aserrando piedras y manejando instrumentos cortantes de hierro y hachas. Esto fue lo que hizo David con todas las ciudades de los ammonitas. Finalmente, David y todos los soldados regresaron a Jerusalén.  Después de esto, estalló una guerra con los filisteos en Guézer. En esa ocasión, Sibecái+ el husatita mató a Sipái, descendiente de los refaím,+ y los filisteos fueron sometidos.  Otra vez hubo guerra con los filisteos, y Elhanán hijo de Jaír mató a Lahmí, el hermano de Goliat+ el guitita, que tenía una lanza cuyo palo era como el rodillo de un telar.+  Y de nuevo estalló una guerra. Estalló en Gat,+ donde había un hombre de tamaño extraordinario,+ con 6 dedos en cada mano y 6 dedos en cada pie, 24 en total. Este también era descendiente de los refaím.+  Como no dejaba de desafiar+ a Israel, Jonatán hijo de Simeá,+ hermano de David, lo mató.  Estos eran descendientes de los refaím+ en Gat+ y murieron a manos de David y sus siervos.

Notas

Es decir, en la primavera.
Un talento equivalía a 34,2 kg (1.101 oz tr). Ver apén. B14.

Notas de estudio

Multimedia