Éxodo 3:1-22

3  Moisés llegó a ser pastor del rebaño de su suegro Jetró,+ el sacerdote de Madián. Un día, mientras llevaba el rebaño al lado oeste del desierto, llegó a Horeb, la montaña del Dios verdadero.+  Entonces se le apareció el ángel de Jehová en una llama de fuego en medio de una zarza.*+ Al fijarse bien, Moisés vio que la zarza estaba ardiendo pero que no se quemaba.  Así que Moisés dijo: “Voy a acercarme para ver mejor esta cosa tan extraña y averiguar por qué no se quema la zarza”.  Jehová vio que él se acercaba para mirar. Entonces Dios lo llamó desde la zarza y le dijo: “¡Moisés! ¡Moisés!”. Y él le respondió: “Aquí estoy”.  Dios le dijo: “No te acerques más. Quítate las sandalias, porque estás pisando suelo santo”.  Luego le dijo: “Yo soy el Dios de tu padre, el Dios de Abrahán,+ el Dios de Isaac+ y el Dios de Jacob”.+ Entonces Moisés se cubrió la cara porque le daba miedo mirar al Dios verdadero.  Jehová añadió: “De veras he visto el dolor de mi pueblo en Egipto y he oído sus quejas por culpa de los que los han esclavizado. Conozco bien sus sufrimientos.+  Así que bajaré para liberarlos de los egipcios+ y para hacerlos subir de aquella tierra a una tierra buena y espaciosa, una tierra que rebosa de leche y miel,+ el territorio de los cananeos, los hititas, los amorreos, los perizitas, los heveos y los jebuseos.+  Pues, mira, han llegado hasta mí las quejas del pueblo de Israel. También he visto la crueldad con la que los egipcios los están oprimiendo.+ 10  Ahora, ven, voy a enviarte ante el faraón. Tú sacarás de Egipto a mi pueblo, los israelitas”.+ 11  Pero Moisés le dijo al Dios verdadero: “¿Quién soy yo para presentarme ante el faraón y sacar a los israelitas de Egipto?”. 12  Él le respondió: “Yo estaré contigo.+ Esta es la señal que tendrás de que soy yo quien te ha enviado: cuando saques de Egipto al pueblo, todos ustedes vendrán a esta montaña y servirán* al Dios verdadero”.+ 13  Sin embargo, Moisés le dijo al Dios verdadero: “Supongamos que voy ante los israelitas y les digo: ‘El Dios de sus antepasados me ha enviado a ustedes’. Si ellos me preguntan ‘¿Y cuál es su nombre?’,+ ¿qué les debo decir?”. 14  Así que Dios le contestó a Moisés: “Yo Seré lo que Yo Decida* Ser”.*+ Y añadió: “Esto es lo que tienes que decirles a los israelitas: ‘Yo Seré me ha enviado a ustedes’”.+ 15  Entonces Dios le dijo otra vez a Moisés: “Esto es lo que debes decirles a los israelitas: ‘Jehová, el Dios de sus antepasados, el Dios de Abrahán,+ el Dios de Isaac+ y el Dios de Jacob,+ me ha enviado a ustedes’. Este es mi nombre para siempre,+ y así es como se me recordará de generación en generación. 16  Ahora vete, reúne a los ancianos de Israel y diles: ‘Jehová, el Dios de sus antepasados, el Dios de Abrahán, Isaac y Jacob, se me apareció y dijo: “Yo de veras los he visto a ustedes+ y he visto lo que les están haciendo en Egipto. 17  Por eso, les prometo que los libraré del sufrimiento+ que les están causando los egipcios y los llevaré a la tierra de los cananeos, los hititas, los amorreos,+ los perizitas, los heveos y los jebuseos,+ una tierra que rebosa de leche y miel”’.+ 18  ”Ellos te escucharán.+ Y tú te presentarás con los ancianos de Israel ante el rey de Egipto, y ustedes deberán decirle: ‘Jehová, el Dios de los hebreos,+ habló con nosotros. Así que, por favor, déjanos hacer un viaje de tres días al desierto para ofrecerle sacrificios a Jehová nuestro Dios’.+ 19  Pero yo sé bien que el rey de Egipto no les dará permiso para ir a menos que lo obligue una mano poderosa.+ 20  Por eso yo extenderé mi mano y castigaré a Egipto con todas las obras extraordinarias que haré allí. Después de eso, él los dejará ir.+ 21  También haré que este pueblo tenga el favor de los egipcios. Y, cuando ustedes se vayan, de ningún modo se irán con las manos vacías.+ 22  Cada mujer tendrá que pedirles objetos de plata, objetos de oro y ropa a su vecina y a la mujer que esté viviendo en su casa, y ustedes se los pondrán a sus hijos y sus hijas. Ustedes despojarán a los egipcios”.+

Notas

Es decir, un arbusto espinoso.
O “adorarán”.
O “Quiera”.
O “Yo Resultaré Ser lo que Resultaré Ser”. Ver apén. A4.

Notas de estudio

Multimedia