Ir al contenido

Ir al índice

CÓMO USAMOS LAS DONACIONES

Publicamos el libro más importante de todos

Publicamos el libro más importante de todos

1 DE ENERO DE 2021

“¡Llevaba 19 años esperándola!”. ¿Qué estaba esperando nuestro hermano? La Traducción del Nuevo Mundo de las Escrituras Griegas Cristianas en su idioma, el bengalí. Muchas personas dicen lo mismo cuando se publica la Traducción del Nuevo Mundo en su idioma. Pero ¿se ha preguntado cuánto trabajo hay detrás de la producción de estas Biblias?

Primero, se forma un equipo de traducción siguiendo las instrucciones del Comité de Redacción del Cuerpo Gobernante. ¿Cuánto tiempo se necesita para traducir la Biblia? Nicholas Ahladis, que trabaja en Servicios de Traducción en Warwick (Nueva York), nos cuenta: “Depende de muchos factores. Por ejemplo, cuántos traductores podrán colaborar en el proyecto, la dificultad del idioma o si los lectores conocen cómo era la vida en tiempos bíblicos. También depende de si el idioma cambia mucho de una región a otra. Por lo general, a un equipo le toma entre uno y tres años traducir solo las Escrituras Griegas Cristianas, y unos cuatro años o más traducir la Biblia completa. Y a los lenguajes de señas les toma más tiempo”.

Para traducir la Biblia se necesita más que un equipo de traducción. También hace falta un grupo de lectores con diferentes circunstancias, e incluso de distintos países, para que revisen la traducción de manera voluntaria. Sus comentarios son muy útiles para lograr una traducción exacta, clara y fácil de entender. Un hermano de Sudáfrica que capacita a traductores de la Biblia comenta: “Los traductores sienten que tienen una enorme responsabilidad con Jehová y con quienes leen su Palabra”.

Cuando se termina la traducción, hay que imprimir y encuadernar las biblias. Para hacerlo, las imprentas necesitan por lo menos 10 “ingredientes”: papel, tinta, material para la cubierta, pegamento, revestimientos para la cubierta, película de plata, cintas, cabezadas, cartón para el lomo y un refuerzo para que el libro se mantenga unido. En el 2019 se gastaron más de 20 millones de dólares solo en estos materiales. Y ese mismo año los hermanos trabajaron más de 300.000 horas para imprimir y enviar las biblias.

“La Biblia es la publicación más importante que producimos”

¿Por qué invertimos tanto tiempo y dinero en estas tareas? “Porque la Biblia es la publicación más importante que producimos”, dice Joel Blue, del Departamento Internacional de Impresión. Y agrega: “Queremos que se vea de una forma que le dé gloria a Dios y al mensaje que predicamos”.

Además, producimos ediciones de la Traducción del Nuevo Mundo para lectores con necesidades especiales. Por ejemplo, la Traducción del Nuevo Mundo en braille está disponible en 10 idiomas. Hacer una Biblia completa en braille toma hasta 8 horas, y todos sus volúmenes colocados uno junto a otro ocupan 2,3 metros (7,5 pies). También producimos una edición especial para los presos que están en cárceles donde solo se permiten libros con cubiertas de papel.

La Traducción del Nuevo Mundo deja una profunda huella en sus lectores. Veamos el caso de la congregación de habla kiluba de La Tombe (República Democrática del Congo). Este pueblo está a más de 1.700 kilómetros (1.000 millas) de la capital. Allí los hermanos solo tenían una Biblia en kiluba, y para colmo sonaba muy anticuada. Para preparar una parte de la reunión, los hermanos tenían que pasarse unos a otros el único ejemplar que tenían. Pero, desde agosto de 2018, todos los hermanos de esa congregación tienen su propio ejemplar de la Traducción del Nuevo Mundo completa en el kiluba que se habla hoy.

Una hermana que habla alemán dice de la Traducción del Nuevo Mundo revisada en su idioma: “Ya no digo que tengo que leer la Biblia. Ahora me pregunto: ‘¿Cuándo tendré otro momento para seguir leyéndola?’”. Un preso escribió: “Me dieron un ejemplar de la Traducción del Nuevo Mundo, y está cambiando mi vida. Nunca había entendido la Palabra de Dios tan bien hasta que empecé a leer esta traducción. Me gustaría saber más sobre los testigos de Jehová y qué tengo que hacer para ser uno de ellos”.

Quienes leen la Traducción del Nuevo Mundo se sienten muy agradecidos por las donaciones que hacen posible la publicación de este libro. Estas donaciones se hacen a la obra mundial a través de los diferentes métodos que encontramos en donate.jw.org. Gracias por ser tan generosos.