Ir al contenido

Ir al índice

CÓMO USAMOS LAS DONACIONES

Proyectos de construcción terminados antes de la pandemia

Proyectos de construcción terminados antes de la pandemia

1 DE NOVIEMBRE DE 2020

Todos los años se bautizan cientos de miles de personas. Así que cada vez necesitamos más edificios para adorar a Jehová. Por eso, los departamentos locales de Diseño y Construcción de todo el mundo planificaron construir o renovar más de 2.700 instalaciones durante el año de servicio 2020. *

Lamentablemente, la pandemia del COVID-19 ha puesto muchos obstáculos a estos planes. A fin de proteger a los hermanos y cumplir con las normas de los gobiernos, el Comité de Publicación del Cuerpo Gobernante ha interrumpido por el momento la mayoría de estos proyectos. Sin embargo, en el año de servicio 2020 se pudieron construir y renovar más de 1.700 lugares de adoración justo antes de la pandemia. Además, se terminaron más de 100 proyectos importantes de construcción en sucursales. Veamos dos de estos proyectos y cómo han beneficiado a los hermanos.

Sucursal de Camerún. La antigua sucursal, que estaba en la ciudad de Duala, era muy pequeña y necesitaba muchas mejoras. El Comité de Publicación pensó en renovar la sucursal, pero eso iba a ser más caro que lo que esta valía. También vieron la posibilidad de construir instalaciones nuevas en otro lugar o comprar y renovar un edificio. Pero nada de esto se pudo hacer.

Mientras tanto, los hermanos se enteraron de que las autoridades locales planeaban construir una carretera en el norte de Duala, junto a uno de nuestros Salones de Asambleas. La nueva carretera facilitaría el acceso a la sucursal y la conexión a los servicios públicos. Justo lo que la sucursal necesitaba. De modo que el Cuerpo Gobernante aprobó la construcción de una nueva sucursal en una parte del terreno del Salón de Asambleas.

Grupo de voluntarios trabajando en la nueva sucursal de Camerún.

Para llevar a cabo algunas partes del proyecto, los hermanos contrataron a una empresa de construcción, y eso ahorró tiempo y dinero. De hecho, el proyecto costó mucho menos de lo calculado: se ahorraron más de dos millones de dólares. La familia Betel pudo mudarse a la nueva sucursal poco antes de que empezara la pandemia del COVID-19.

La nueva sucursal de Camerún se terminó antes de la pandemia.

Ahora los betelitas de Camerún viven y trabajan en mejores condiciones, y ven la nueva sucursal como un regalo de Jehová. Un matrimonio dice: “Ahora queremos trabajar todavía más y no damos por sentado este regalo”.

Hermanos trabajando en las nuevas oficinas de Betel antes de la pandemia.

Oficina Remota de Traducción al tojolabal (México). Durante muchos años, el equipo de traducción al tojolabal trabajaba en la sucursal de Centroamérica, cerca de la Ciudad de México. Sin embargo, el tojolabal se habla principalmente en los municipios de Altamirano y Las Margaritas, a casi 1.000 kilómetros (620 millas) de la sucursal. Como resultado, a los traductores les costaba mucho mantenerse al día con el idioma. Y la sucursal tenía dificultades para conseguir hermanos que vivieran cerca y que pudieran colaborar en la traducción y las grabaciones de audio.

Hermanas y hermanos trabajando en la construcción de la Oficina Remota de Traducción.

En vista de todo esto, el Comité de Redacción del Cuerpo Gobernante decidió que el equipo se mudara a una zona donde se habla tojolabal. Con este objetivo, la sucursal compró y renovó un edificio. Esto fue más barato que construir o alquilar oficinas.

Un traductor nos cuenta cómo se siente: “En los 10 años que trabajé de traductor en la sucursal, no encontré ni una sola familia que hablara mi idioma. Ahora nuestra oficina está en el corazón de donde se habla tojolabal. Todos los días puedo hablar con personas en este idioma. Esto ha aumentado mi vocabulario y me ha ayudado en mi trabajo”.

Oficina de Traducción al tojolabal antes y después del proyecto.

Proyectos para el año de servicio 2021

En el año de servicio 2021, si las circunstancias lo permiten, se quiere trabajar en 75 oficinas de traducción e instalaciones para Escuelas Bíblicas. También se seguirá con 8 proyectos en diferentes sucursales, entre ellos el proyecto de Rámapo (Nueva York) y la reubicación de las sucursales de Argentina e Italia. Además, se necesitan más de 1.000 Salones del Reino nuevos. Por otro lado, hay más de 6.000 lugares de reunión que no tienen las condiciones adecuadas y hay que sustituirlos, y otros 4.000 Salones del Reino que deben renovarse.

¿Cómo se financian todos estos proyectos? El hermano Lázaro González, del Comité de Sucursal de Centroamérica, responde esta pregunta. Hablando del proyecto de la Oficina de Traducción al tojolabal, nos comenta: “Los hermanos del territorio de nuestra sucursal no cuentan con muchos recursos. Si no fuera por el apoyo de los hermanos de todo el mundo, hubiera sido imposible construir oficinas de traducción para nuestros hermanos que hablan lenguas indígenas. Gracias a sus donaciones, podemos enviar a los traductores cerca de las comunidades donde se habla su idioma. Les agradecemos a todos los hermanos su generosidad”. ¿Se fijó? Todos estos proyectos de construcción son posibles gracias a las donaciones a la obra mundial. Muchas de ellas se hacen a través de donate.jw.org.

^ párr. 1 Los departamentos locales de Diseño y Construcción se encargan de la construcción de Salones del Reino en el territorio de cada sucursal. El Departamento Mundial de Diseño y Construcción, ubicado en la central mundial, decide qué proyectos son más urgentes y cómo hacerlos.