Ir al contenido

Ir al índice

“Sé animoso [...] y actúa”

“Sé animoso [...] y actúa”

“Sé animoso y fuerte, y actúa. No tengas miedo ni te aterrorices, porque Jehová [...] está contigo” (1 CRÓN. 28:20).

CANCIONES: 23, 29

1, 2. a) ¿Qué responsabilidad importante se le asignó a Salomón? b) ¿Qué le preocupaba a David?

JEHOVÁ escogió a Salomón para que supervisara la construcción del templo de Jerusalén, una de las obras más importantes de la historia. El edificio tendría que ser impresionante y llegaría a ser famoso en “todos los países” por su belleza. Pero lo más importante es que sería “la casa de Jehová el Dios verdadero” (1 Crón. 22:1, 5, 9-11).

2 El rey David confiaba en que Dios apoyaría a Salomón, pero estaba preocupado porque este era joven y no tenía mucha experiencia. ¿Tendría Salomón el valor necesario para aceptar la responsabilidad de construir el templo? ¿Serían un problema su juventud y su falta de experiencia? Si Salomón quería tener éxito, debía ser valiente y poner manos a la obra.

3. ¿Qué ejemplo de valentía le dio David a Salomón?

3 Seguro que Salomón aprendió mucho del ejemplo de valentía de su padre, David. Cuando este era joven, peleó con bestias salvajes que atacaron las ovejas de su padre (1 Sam. 17:34, 35). También se enfrentó con gran valor al gigante Goliat. Con la ayuda de Dios, David derrotó a este experimentado guerrero con una piedra lisa (1 Sam. 17:45, 49, 50).

4. ¿Por qué tenía que ser valiente Salomón?

4 Sin duda, David era la persona adecuada para animar a Salomón a ser valiente y construir el templo (lea 1 Crónicas 28:20). Si Salomón se hubiera dejado llevar por el miedo, tal vez ni siquiera habría empezado su trabajo, y eso habría sido peor que hacerlo mal.

5. ¿Por qué necesitamos ser valientes?

5 Igual que Salomón, nosotros necesitamos que Jehová nos ayude a ser valientes a fin de hacer el trabajo que nos ha encargado. Con ese fin, analicemos el ejemplo de algunas personas que mostraron valor en el pasado. Mientras lo hacemos, pensemos en cómo podemos ser valientes y actuar.

EJEMPLOS DE VALOR

6. ¿Qué le impresiona del valor que demostró José?

6 Pensemos en lo valiente que fue José cuando la esposa de Potifar lo tentó para que tuviera relaciones sexuales con ella. De seguro sabía que tendría serios problemas si la rechazaba. Pero eso fue lo que hizo sin dudarlo un segundo (Gén. 39:10, 12).

7. Explique cómo demostró valentía Rahab (vea el dibujo del principio).

7 Veamos ahora el ejemplo de Rahab, que vivía en Jericó. Cuando dos espías israelitas fueron a su casa, ella pudo haber cedido al miedo y negarse a ayudarlos. Pero, como confiaba en Jehová, tuvo el valor de esconderlos y ayudarlos a escapar (Jos. 2:4, 5, 9, 12-16). Ella creía que Jehová es el Dios verdadero y que él haría algo para darles aquella tierra a los israelitas. Por eso, no dejó que la venciera el miedo a otras personas, como al rey de Jericó y sus hombres. Gracias a que actuó con valentía, ella y su familia se salvaron (Jos. 6:22, 23).

8. ¿Qué efecto tuvo en los apóstoles el ejemplo de valentía de Jesús?

8 Los apóstoles fieles de Jesús también demostraron mucho valor. Habían visto el ejemplo de valentía de Jesús, y esto los motivó a imitarlo (Mat. 8:28-32; Juan 2:13-17; 18:3-5). Cuando unos líderes religiosos conocidos como saduceos les mandaron dejar de hablar de Jesús, los apóstoles se negaron (Hech. 5:17, 18, 27-29).

9. De acuerdo con 2 Timoteo 1:7, ¿cuál es la verdadera fuente del valor?

9 José, Rahab, Jesús y los apóstoles estaban decididos a hacer lo correcto. Fueron valientes porque confiaban en Jehová, no porque confiaran demasiado en sí mismos. Cuando enfrentemos situaciones que requieran valor, confiemos en Jehová y no en nosotros (lea 2 Timoteo 1:7). Veamos dos campos en los que necesitamos valor: la familia y la congregación.

SITUACIONES EN LAS QUE NECESITAMOS VALOR

10. ¿Por qué necesitan valor los jóvenes cristianos?

10 Los cristianos jóvenes enfrentan muchas situaciones en las que necesitan valor para ser fieles a Jehová. El ejemplo de Salomón les puede ayudar mucho. Él fue valiente al tomar buenas decisiones y terminar la construcción del templo. Claro, los padres pueden y deben guiar a sus hijos. Pero hay decisiones importantes que los jóvenes deben tomar por sí mismos (Prov. 27:11). Tienen que decidir quiénes serán sus amigos, qué diversiones escogerán, qué harán para permanecer limpios en sentido moral y cuándo se bautizarán. Necesitan valor para decidir bien, porque están yendo en contra de lo que desea Satanás, quien se burla de Dios y sus normas.

11, 12. a) ¿Cómo demostró valor Moisés? b) ¿Cómo pueden los jóvenes seguir el ejemplo de Moisés?

11 Algo importante que los jóvenes deben decidir es lo que harán en el futuro. En algunos países, se presiona a los jóvenes para que se pongan la meta de ir a la universidad y conseguir un empleo bien pagado. En otros, la situación económica es difícil y los jóvenes piensan que deben centrarse en trabajar para dar ayuda a su familia. Si tú estás en una de estas situaciones, piensa en el ejemplo de Moisés. Como se crió en la casa de la hija del faraón, pudo haberse puesto la meta de llegar a ser alguien importante y rico. Seguro que su familia egipcia, los maestros y los consejeros reales lo presionaron mucho. Pero él no cedió, sino que fue valiente y decidió servirle a Dios. Después de irse de Egipto y renunciar a ser rico, Moisés se apoyó en Jehová. (Heb. 11:24-26). Dios lo bendijo por ello, y en el futuro seguirá bendiciéndolo.

12 Cuando los jóvenes imitan el ejemplo de Moisés y se centran en servirle a Dios y en poner el Reino en primer lugar, reciben muchas bendiciones. Jehová les ayudará a conseguir las cosas necesarias para su familia. En el siglo primero, el joven Timoteo dedicó su vida a servirle a Dios, y tú puedes hacer lo mismo * (lea Filipenses 2:19-22).

¿Estamos decididos a ser valientes en todo campo de nuestra vida? (Vea los párrafos 13 a 17).

13. ¿Cómo ayudó el valor a una joven cristiana?

13 Veamos el caso de una joven de Alabama (Estados Unidos). Ella necesitó valor para ponerse metas espirituales. Dice: “Siempre fui muy tímida. Me costaba mucho hablar con las personas en el Salón del Reino. Y la predicación era peor, porque no me atrevía a tocar la puerta de gente desconocida”. Con la ayuda de sus padres y otros hermanos, alcanzó la meta de ser precursora regular. Ella añade: “El mundo de Satanás te dice que los mejores objetivos en la vida son ir a la universidad, ser famoso y tener dinero y muchas cosas. Pero casi nadie logra todo eso. La mayoría de la gente solo consigue estresarse y sufrir. En mi caso, servirle a Jehová me ha hecho sentirme muy feliz y realizada”.

14. ¿En qué casos necesitan valor los padres cristianos?

14 Los padres cristianos también tienen que ser valientes. Por ejemplo, quizás su jefe les pida a menudo que trabajen horas extras en momentos que tienen programados para la adoración en familia, la predicación o las reuniones. Necesitan valor para decir que no una y otra vez. De este modo, les dan un buen ejemplo a sus hijos. Por otro lado, puede que un padre no les permita a sus hijos hacer algo que otros hermanos de la congregación sí les permiten a los suyos. ¿Qué hará el padre si estos hermanos le preguntan el motivo de su decisión? Deberá ser valiente para explicárselo con respeto.

15. ¿Cómo pueden ayudar a los padres Salmo 37:25 y Hebreos 13:5?

15 Los padres demuestran valor cuando ayudan a sus hijos a ponerse y alcanzar metas espirituales. Puede que algunos padres duden en animar a su hijo a dedicar su vida a ser precursor, a mudarse adonde se necesita ayuda para predicar, a servir en Betel o a trabajar en la construcción de Salones del Reino y de Asambleas. Quizás teman que su hijo no pueda cuidarlos cuando sean mayores. Pero, si los padres son sabios, demostrarán valor y tendrán fe en que Jehová cumplirá sus promesas (lea Salmo 37:25; Hebreos 13:5). Cuando los padres dan este buen ejemplo, ayudan a sus hijos a ser valientes y confiar en Jehová (1 Sam. 1:27, 28; 2 Tim. 3:14, 15).

16. a) ¿Qué han hecho algunos padres para ayudar a sus hijos a ponerse metas espirituales? b) ¿Cómo ha beneficiado esto a los hijos?

16 Veamos el ejemplo de un matrimonio de Estados Unidos que ayudó a sus hijos a ponerse metas espirituales. El padre dice: “Cuando nuestros hijos todavía no sabían hablar y caminar, ya les hablábamos de las alegrías de ser precursor y de ayudar en la congregación. Ahora tienen estas metas. Esforzarse por alcanzarlas los ayuda a resistir las tentaciones del mundo de Satanás y concentrarse en lo que de verdad es importante: servirle a Jehová”. Otro hermano que tiene dos hijos escribió: “Muchos padres gastan tiempo, dinero y energías para que sus hijos se concentren en los estudios, los deportes o algún pasatiempo. Pero es mucho mejor ayudar a los hijos a ir tras objetivos que les permitan tener una buena amistad con Jehová. Nos ha dado mucha satisfacción ver a los nuestros ponerse metas espirituales e ir consiguiéndolas”. Podemos estar seguros de que Dios bendecirá a los padres que ayudan a sus hijos a ponerse y alcanzar objetivos espirituales.

DEMOSTREMOS VALOR EN LA CONGREGACIÓN

17. Mencione algunas situaciones en las que se necesita valor en la congregación.

17 También es necesario que mostremos valor en la congregación. Por ejemplo, los ancianos tienen que juzgar casos de pecados graves o ayudar a quienes corren peligro por una emergencia médica. Algunos visitan las cárceles para dar cursos bíblicos o celebrar reuniones. Por otro lado, las hermanas solteras ahora tienen muchas oportunidades de hacer más en el servicio de Jehová. Pueden ser precursoras, mudarse adonde se necesite ayuda para predicar, colaborar con el Departamento Local de Diseño y Construcción, y llenar la solicitud para asistir a la Escuela para Evangelizadores del Reino. Algunas incluso tienen la posibilidad de asistir a la Escuela de Galaad.

18. ¿Cómo pueden demostrar valor las hermanas mayores?

18 Todos queremos mucho a las hermanas mayores de la congregación y agradecemos tenerlas con nosotros. Es cierto que algunas ya no pueden hacer tanto como antes en el servicio a Dios, pero todavía pueden demostrar valor y ayudar en la congregación (lea Tito 2:3-5). Por ejemplo, si los ancianos les piden que hablen con alguna hermana joven sobre la importancia de vestirse con modestia, ellas necesitarán valor para hacerlo. Claro, no regañarán a la hermana joven, sino que tratarán de animarla a pensar en cómo su manera de vestir puede afectar a los demás (1 Tim. 2:9, 10). El amor e interés de las hermanas mayores beneficia a la congregación.

19. a) ¿Cómo pueden ser valientes los varones bautizados? b) ¿Cómo ayudan Filipenses 2:13 y 4:13 a los varones bautizados?

19 Los varones bautizados también deben ser valientes y actuar. Las congregaciones se benefician mucho cuando ellos están dispuestos a aceptar mayores responsabilidades (1 Tim. 3:1). Pero es posible que algunos duden en hacerse disponibles. ¿Por qué? Quizás porque los errores del pasado les hacen pensar que no merecen ser siervos ministeriales o ancianos. O tal vez crean que no harán bien su trabajo. Si este es su caso, Jehová puede ayudarlo (lea Filipenses 2:13; 4:13). Recuerde el ejemplo de Moisés. Él tampoco se sentía capacitado para hacer lo que Dios le había mandado (Éx. 3:11). Pero Jehová lo ayudó a ser valiente y a cumplir con su responsabilidad. Por eso, si usted necesita valor, suplíquele a Jehová que lo ayude y lea la Biblia a diario. También le será útil meditar en ejemplos de siervos del pasado que fueron valientes. Además, puede pedirles con humildad a los ancianos que lo capaciten y ofrecerse para ayudar en lo que sea necesario. Animamos a todos los hermanos bautizados a que sean valientes y trabajen duro en la congregación.

“JEHOVÁ [...] ESTÁ CONTIGO”

20, 21. a) ¿Qué le aseguró David a Salomón? b) ¿En qué podemos confiar?

20 El rey David le recordó a Salomón que Jehová lo apoyaría hasta que se terminara la construcción del templo (1 Crón. 28:20). Salomón de seguro meditó en lo que su padre le dijo y no dejó que la juventud y la falta de experiencia fueran un problema. Fue muy valiente y actuó, y con la ayuda de Jehová terminó el majestuoso templo en siete años y medio.

21 Tal como ayudó a Salomón, Jehová puede ayudarnos a ser valientes y a cumplir con nuestras responsabilidades en la familia y en la congregación (Is. 41:10, 13). Si servimos a Jehová con valor, podemos confiar en que nos bendecirá ahora y en el futuro. Por eso, hagamos tal como dijo David: “Sé animoso [...] y actúa”.

^ párr. 12 Hallarás algunas sugerencias sobre cómo ponerte metas para servir a Jehová en el artículo “Fijémonos metas espirituales para glorificar al Creador”, que apareció en La Atalaya del 15 de julio de 2004.