Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

lengua de señas ecuatoriana

Mi libro de historias bíblicas

 HISTORIA 82

Mardoqueo y Ester

Mardoqueo y Ester

VAMOS atrás a unos cuantos años antes de que Esdras fuera a Jerusalén. Mardoqueo y Ester son los israelitas de más importancia que hay en el reino de Persia. Ester es la reina y su primo Mardoqueo es segundo en poder solo al rey. Vamos a ver cómo llegó a pasar esto.

Ester perdió sus padres cuando ella era pequeñita, y por eso Mardoqueo la crió. Asuero, el rey de Persia, tiene un palacio en la ciudad de Susa, y Mardoqueo es uno de los siervos que tiene. Pues bien, cierto día Vasti, la esposa del rey, no le obedece, y el rey escoge una nueva esposa como reina. ¿Sabes a quién escoge? Sí, a la linda Ester.

¿Ves a este hombre orgulloso al que se está inclinando la gente? Es Hamán, un hombre muy importante en Persia. Él quiere que Mardoqueo, a quien ves sentado allí, se incline a él también. Pero Mardoqueo no hace eso. A él no le parece correcto inclinarse a un hombre tan malo. Hamán se enfurece. Y ahora verás lo que hace.

Hamán le cuenta mentiras al rey acerca de los israelitas. ‘Son malos y no obedecen tus leyes,’ dice. ‘Se les debe matar.’ Asuero no sabe que su esposa es israelita. Así que escucha a Hamán, y hace una ley que dice que en cierto día se ha de dar muerte a todos los israelitas.

Cuando Mardoqueo oye acerca de la ley, se inquieta mucho. Envía un mensaje a Ester: ‘Háblale al rey, y pídele que nos salve.’ Es contra la ley de Persia ir a ver al rey a menos que se reciba invitación. Pero Ester va sin que la inviten. El rey le extiende su vara de oro, lo cual quiere decir que no la deben matar. Ester invita al rey y a Hamán a una gran comida. Allí el rey le pregunta a Ester qué favor quiere de él. Ester dice que se lo dirá si él y Hamán vienen a otra comida que ella tendrá el día siguiente.

En aquella comida Ester le dice al rey: ‘Van a matar a mi pueblo y a mí.’ El rey se enoja. ‘¿Quién se atreve?’ pregunta.

‘¡El hombre, el enemigo, es este malo Hamán!’ dice Ester.

Ahora sí que el rey se enoja. Manda que maten a Hamán. Después, el rey hace a Mardoqueo segundo en poder solo a él. Mardoqueo entonces se encarga de que se haga una nueva ley que permite que los israelitas peleen por su vida en el día en que se supone que los maten. Porque Mardoqueo es tan importante ahora, muchas personas ayudan a los israelitas, y éstos se salvan de sus enemigos.

Libro bíblico de Ester.