Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Testigos de Jehová

lengua de señas ecuatoriana

Mi libro de historias bíblicas

 HISTORIA 68

Dos niños vuelven a vivir

Dos niños vuelven a vivir

SI TE murieras, ¿cómo se sentiría tu mamá si volvieras a vivir? ¡Ella se sentiría muy feliz! Pero ¿puede volver a vivir el que ha muerto? ¿Ha pasado esto antes?

Mira al hombre de la lámina, y a la mujer y el niñito. El hombre es el profeta Elías. La mujer es una viuda de la ciudad de Sarepta, y el niño es hijo de ella. Pues bien, un día el niño se enferma. Se pone peor, y muere. Entonces Elías le dice a la mujer: ‘Dame el niño.’

Elías se lleva arriba al niño muerto y lo pone en la cama. Entonces ora: ‘Oh Jehová, haz que el niño vuelva a vivir.’ ¡Y el niño empieza a respirar! Entonces Elías lo baja y le dice a la mujer: ‘¡Mira, tu hijo vive!’ Eso la hace tan feliz.

Otro profeta importante de Jehová se llama Eliseo. Él sirve de ayudante de Elías. Pero con el tiempo Jehová también hace que Eliseo haga milagros. Un día él va a la ciudad de Sunem, y una señora es muy bondadosa con él. Esta misma señora después tiene un hijo.

Una mañana, después que ese niño tiene más edad, va a donde su padre trabaja en el campo. De repente grita: ‘¡Me duele la cabeza!’ Cuando lo llevan a su casa, muere. ¡Qué triste se pone la madre! Enseguida va y busca a Eliseo.

Cuando Eliseo llega, entra en el cuarto con el niño muerto. Ora a Jehová, y se acuesta sobre el cadáver. Pronto el cuerpo del niño se calienta, y él estornuda siete veces. ¡Cuánto se alegra su madre cuando entra y lo ve vivo!

Muchísimas personas han muerto. Esto ha entristecido a sus familias y amigos. Nosotros no podemos resucitar a los muertos. Pero Jehová sí. Después veremos que él va a hacer que millones de personas vivan otra vez.

1 Reyes 17:8-24; 2 Reyes 4:8-37.