Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Mi libro de historias bíblicas

 HISTORIA 57

Dios escoge a David

Dios escoge a David

¿PUEDES ver lo que ha pasado? El niño ha salvado del oso a este corderito. El oso se llevó al cordero para comérselo. Pero el niño lo siguió, y salvó al cordero de la boca del oso. ¡Y cuando el oso se levantó, el niño lo hirió y lo mató! En otra ocasión el niño salvó de un león a una oveja. ¿No te parece que el niño que ha hecho estas cosas es valiente? ¿Sabes tú quién es este niño?

Es el joven David. Él vive en el pueblo de Belén. Su abuelo era Obed, el hijo de Rut y Booz. ¿Te acuerdas de ellos? Y el padre de David es Jesé. David atiende las ovejas de su padre. David nació 10 años después que Jehová escogió a Saúl para ser rey.

Llega el tiempo en que Jehová le dice a Samuel: ‘Toma algún aceite especial y ve a la casa de Jesé en Belén. He escogido a uno de sus hijos para que sea rey.’ Cuando Samuel ve a Eliab, el hijo mayor de Jesé, se dice: ‘De seguro éste es.’ Pero Jehová le dice: ‘No mires a lo alto y hermoso que es. No lo he escogido para ser rey.’

Así que Jesé llama a su hijo Abinadab y lo lleva a Samuel. Pero Samuel dice: ‘No, Jehová no lo ha escogido a él tampoco.’ Después, Jesé trae a su hijo Sama. ‘No, Jehová no ha escogido a éste tampoco,’ dice Samuel. Jesé trae siete de sus hijos a Samuel, pero Jehová no escoge a ninguno. ‘¿Son éstos todos los muchachos?’ pregunta Samuel.

‘Queda el más joven. Pero está afuera atendiendo las ovejas,’ dice Jesé. Cuando le traen a David, Samuel puede ver que es hermoso. ‘Éste es,’ dice Jehová. ‘Derrama el aceite sobre él.’ Y Samuel lo hace. Con el tiempo, David llegará a ser rey de Israel.

1 Samuel 17:34, 35; 16:1-13.