Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Mi libro de historias bíblicas

 HISTORIA 49

El Sol se detiene

El Sol se detiene

MIRA a Josué. Él dice: ‘¡Sol, no te muevas!’ Y el Sol se detiene. Se queda allí mismo en medio del cielo por un día entero. ¡Jehová hace que esto pase! Pero veamos por qué Josué quiere que el Sol siga brillando.

Cuando los cinco malos reyes del país de Canaán empiezan a combatir contra Gabaón, los gabaonitas mandan un hombre para que pida ayuda a Josué. ‘¡Ven a nosotros pronto!’ dice él. ‘¡Sálvanos! Todos los reyes de la región de los montes están atacando a tus siervos.’

Enseguida Josué y todos sus guerreros van. Marchan toda la noche. Cuando llegan a Gabaón, los soldados de los cinco reyes se asustan y empiezan a huir. Entonces Jehová hace que caigan grandes piedras de granizo desde el cielo, y más soldados mueren por el granizo que por los guerreros de Josué.

Josué puede ver que pronto el Sol se va a poner. Va a oscurecer, y muchos de los soldados de los cinco malos reyes van a escapar. Por eso Josué ora a Jehová y entonces dice: ‘¡Sol, no te muevas!’ Y cuando el Sol sigue brillando, los israelitas pueden terminar de ganar la batalla.

Hay muchos otros reyes malos en Canaán que odian al pueblo de Dios. A Josué y su ejército les toma unos seis años derrotar a 31 reyes del país. Hecho esto, Josué hace que el país se divida entre las tribus que necesitan tierra.

Pasan muchos años, y Josué al fin muere a los 110 años de edad. Mientras él y sus amigos están vivos, la gente obedece a Jehová. Pero cuando ellos mueren, la gente hace lo malo y se mete en dificultades. Ahora sí necesitan la ayuda de Dios.

Josué 10:6-15; 12:7-24; 14:1-5; Jueces 2:8-13.