Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Mi libro de historias bíblicas

 HISTORIA 46

Los muros de Jericó

Los muros de Jericó

¿QUÉ está haciendo que se caigan estos muros de Jericó? Es como si una bomba grande les hubiera caído encima. Pero en aquellos días no había bombas; ni había cañones. ¡Es otro milagro de Jehová! Veamos cómo sucedió.

Oye lo que Jehová le dice a Josué: ‘Tú y tus guerreros marchen alrededor de la ciudad. Denle la vuelta una vez cada día por seis días. Lleven el arca del pacto. Siete sacerdotes deben ir delante del arca y tocar sus cuernos.

‘Al séptimo día marchen alrededor de la ciudad siete veces. Entonces den un sonido largo con los cuernos, y den todos un gran grito de guerra. ¡Y las murallas se caerán!’

Josué y el pueblo hacen lo que Jehová dice. Mientras marchan, todos están callados. Lo único que se puede oír es el sonido de los cuernos y de los pies que marchan. Los enemigos en Jericó tienen que haber tenido miedo. ¿Puedes ver esa cuerda roja que cuelga de una ventana? ¿De quién es esa ventana? Sí, Rahab ha hecho lo que los dos espías le dijeron. Toda su familia está dentro con ella, vigilando.

Finalmente, el séptimo día, después de marchar siete veces alrededor de la ciudad, se tocan los cuernos, gritan los guerreros, y las murallas caen. Josué dice: ‘Maten a la gente y quemen la ciudad con todo, menos la plata, el oro, el cobre y el hierro, que son para el tesoro del tabernáculo.’

A los dos espías, Josué dice: ‘Saquen de su casa a Rahab y su familia entera.’ Estos se salvan, tal como habían prometido los espías.

Josué 6:1-25.