Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Podemos ser amigos de Dios

 LECCIÓN 13

La magia y la brujería son malas

La magia y la brujería son malas

Satanás quiere que practiquemos la magia. Muchas personas hacen sacrificios a los antepasados o a los espíritus para que no les hagan daño. Lo hacen porque temen la influencia del mundo de los espíritus. Estas personas llevan anillos o pulseras mágicos. Beben “medicinas” que ellas creen que tienen poderes mágicos o se frotan el cuerpo con ellas. Algunas personas esconden objetos en su casa o los entierran porque piensan que estos tienen el poder de protegerlas. Otras utilizan “medicinas” mágicas pues creen que les ayudarán en los negocios, los exámenes de la escuela o el noviazgo.

El mejor modo de protegernos de Satanás es siendo amigos de Jehová. Jehová Dios y sus ángeles son mucho más poderosos que Satanás y sus demonios (Santiago 2:19; Revelación 12:9). Jehová tiene un gran deseo de usar su poder a favor de sus amigos, aquellos que son completamente leales a él (2 Crónicas 16:9).

La Palabra de Dios dice: “No deben practicar la magia”. Jehová condena la magia y la brujería porque estas prácticas pueden ponernos directamente bajo el poder de Satanás el Diablo (Levítico 19:26).