Ir al contenido

Ir al menú secundario

Ir al índice

Podemos ser amigos de Dios

 LECCIÓN 15

Los amigos de Dios hacen lo que es bueno

Los amigos de Dios hacen lo que es bueno

Cuando tenemos un amigo al que admiramos y respetamos, tratamos de ser como él. “Bueno y recto es Jehová”, dice la Biblia (Salmo 25:8). Para ser amigos de Dios, debemos ser personas buenas y rectas. La Biblia dice: “Háganse imitadores de Dios, como hijos amados, y sigan andando en amor” (Efesios 5:1, 2). Estos son algunos ejemplos de cómo podemos imitar a Jehová:

Ayudando a los demás. “Obremos lo que es bueno para con todos.” (Gálatas 6:10.)

Siendo buenos trabajadores. “El que hurta, ya no hurte más, sino, más bien, que haga trabajo duro, haciendo con las manos lo que sea buen trabajo.” (Efesios 4:28.)

Siendo limpios en sentido físico y moral. “Limpiémonos de toda contaminación de la carne y del espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.” (2 Corintios 7:1.)

 Tratando a nuestros familiares con amor y respeto. “Que cada uno de ustedes [...] ame a su esposa tal como se ama a sí mismo; por otra parte, la esposa debe tenerle profundo respeto a su esposo. Hijos, sean obedientes a sus padres.” (Efesios 5:33–6:1.)

Amando a los demás. “Continuemos amándonos unos a otros, porque el amor es de Dios.” (1 Juan 4:7.)

Obedeciendo las leyes del país. “Toda alma esté en sujeción [al gobierno] [...]. Den a todos lo que les es debido: al que pide impuesto, el impuesto.” (Romanos 13:1, 7.)