Una infalible fuente de guía y esperanza

Una infalible fuente de guía y esperanza

 Una infalible fuente de guía y esperanza

1 A DIFERENCIA de los demonios, Jehová Dios es omnisapiente y todopoderoso; además, es la mismísima personificación del amor (1 Juan 4:8). Sus consejos siempre son buenos, son gratuitos y reflejan su interés por nuestro bienestar. ¡Qué contraste con los consejos de adivinos y videntes! Dios dice: “¡Oigan, todos ustedes los sedientos [en sentido espiritual]! Vengan al agua. ¡Y los que no tienen dinero! Vengan, compren y coman. Sí, vengan, compren vino y leche hasta sin dinero y sin precio. ¿Por qué siguen pagando dinero por lo que no es pan, y por qué es su afán por lo que no resulta en satisfacción? Escúchenme atentamente, y coman lo que es bueno, y halle su alma su deleite exquisito en la grosura misma” (Isaías 55:1, 2).

2 Como la Biblia fue inspirada por nuestro amoroso Creador, nos da esperanza, protección espiritual, propósito en la vida y los mejores principios por los cuales guiarnos. Lo invitamos a meditar por un momento en las siguientes preguntas y en los pasajes bíblicos que las acompañan.

[Recuadro de la página 7]

3 ¿Cómo puedo hallar verdadera paz interior? La Biblia dice: “Yo, Jehová, soy tu Dios, Aquel que te enseña para que te beneficies a ti mismo, Aquel que te hace pisar en el camino en que debes andar. ¡Oh, si realmente prestaras atención a mis mandamientos! Entonces tu paz llegaría a ser justamente como un río, y tu justicia como las olas del mar” (Isaías 48:17, 18).

4 ¿Existirá siempre la maldad? “Los rectos son los que residirán en la tierra, y los exentos de culpa son los que quedarán en ella. En cuanto a los inicuos, serán cortados de la mismísima tierra; y en cuanto a los traicioneros, serán arrancados de ella.” (Proverbios 2:21, 22.) Los malvados, se trate de seres humanos o de demonios, serán destruidos para siempre, como si fuera por fuego (Apocalipsis 20:10, 14).

5 ¿Acabarán alguna vez la enfermedad y el sufrimiento? “¡Mira! La tienda de Dios está con la humanidad, y él residirá con ellos, y ellos serán sus pueblos. Y Dios mismo estará con ellos. Y limpiará toda lágrima de sus ojos, y la muerte no será más, ni existirá ya más lamento ni clamor ni dolor. Las cosas anteriores [los muchos problemas que hoy sufrimos] han pasado.” (Apocalipsis 21:3, 4.)

6 Al contrario que los demonios, Dios nunca miente. De hecho, él “no puede mentir” (Tito 1:2). Por otra parte, como se mostrará en el artículo final de esta serie, su verdad nos libera y nos da vida (Juan 8:32; 17:3).