El espíritu santo y el propósito de Jehová

El espíritu santo y el propósito de Jehová

 El espíritu santo y el propósito de Jehová

“Mi palabra que sale de mi boca [...] tendrá éxito seguro en aquello para lo cual la he enviado.” (ISA. 55:11)

1. Ilustre con un ejemplo la diferencia entre seguir un plan inalterable y actuar con flexibilidad de acuerdo con un propósito definido.

IMAGÍNESE que dos automovilistas están preparando sus respectivos viajes. Uno traza con todo detalle el trayecto que seguirá invariablemente hasta su destino. El otro también tiene claro adónde quiere llegar, pero sabe que hay varias alternativas y está dispuesto a modificar la ruta si surge algún problema. Esta ilustración muestra la diferencia que hay entre seguir paso a paso un plan inalterable —un programa de ruta fijo— y actuar con flexibilidad de acuerdo con un propósito definido.

2, 3. a) ¿Qué abarca el propósito divino, y cómo afrontó Jehová la rebelión de Adán y Eva? b) ¿Por qué debemos actuar en sintonía con el propósito de Jehová?

2 Para hacer su voluntad, Jehová no sigue un plan inalterable, sino que actúa de acuerdo con un propósito que se desarrolla de forma gradual (Efe. 3:11). Este propósito está relacionado con lo que él ha querido desde el principio: que la Tierra se convierta en un paraíso y que la humanidad viva eternamente en ella disfrutando de paz, felicidad y perfección (Gén. 1:28). Ahora bien, cuando Adán y Eva pecaron, Jehová tuvo que tomar medidas para garantizar el cumplimiento de su propósito (léase Génesis 3:15). Determinó que su mujer simbólica produciría una “descendencia”, un Hijo que terminaría destruyendo a quien sembró las semillas de la rebelión, Satanás, y corrigiendo los daños que este ha causado (Heb. 2:14; 1 Juan 3:8).

3 No existe poder ni en el cielo ni en la Tierra capaz de impedir que el propósito de Jehová se haga realidad (Isa. 46:9-11). Su “éxito [es] seguro” (Isa. 55:10, 11). ¿Por qué? Porque está garantizado por una fuerza irresistible: el espíritu santo. Dado que nuestra vida futura depende del cumplimiento del propósito divino, hacemos bien en prestar atención a su desarrollo y actuar en sintonía con este. Además, repasar la manera como Jehová utiliza su espíritu fortalece nuestra fe. Por ello, veamos el papel que ha tenido, tiene y tendrá el espíritu santo en la realización de su propósito.

El papel del espíritu santo en el pasado

4. ¿Cómo ha ido revelando Jehová su propósito?

4 En tiempos bíblicos, Jehová fue revelando detalles de su propósito de forma paulatina. Al principio mantuvo como “un secreto sagrado” la identidad de la Descendencia prometida (1 Cor. 2:7). De hecho, dejó pasar dos milenios antes de volver a hablar del tema. Fue en la ocasión en la que le hizo a Abrahán una promesa que aclaró aún más el asunto (léanse Génesis 12:7 y 22:15-18). En ella incluyó las palabras “mediante tu descendencia”, de las cuales se desprende lógicamente que se trataría de un ser humano y que pertenecería a la familia del patriarca. Podemos estar seguros de que Satanás escuchó con mucho interés la revelación de este detalle y trató por todos los medios de destruir o corromper el linaje de Abrahán y así impedir la realización del propósito divino. Pero eso era imposible, pues la fuerza invisible de Dios estaba en acción. ¿Cómo?

5, 6. ¿De qué manera empleó Jehová su espíritu para proteger a algunos antepasados de la Descendencia?

5 Jehová se valió de su espíritu para proteger la línea de antepasados de la Descendencia. Así, le dijo a Abrahán (entonces llamado Abrán): “Soy para ti un escudo” (Gén. 15:1). Y no hablaba por hablar. Pensemos, por ejemplo, en lo que sucedió en torno al año 1919 antes de nuestra era. Cuando él y su esposa se fueron a vivir a Guerar por un tiempo, Abimélec, el rey de la ciudad, tomó a Sara con la intención de convertirla en su mujer, pues ignoraba que estaba casada. ¿Era esta una de las estrategias de Satanás para impedir que ella le diera un hijo a Abrahán? La Biblia no lo aclara, pero sí muestra que Dios tomó cartas en el asunto y advirtió en sueños al monarca que no la tocara (Gén. 20:1-18).

6 Pero esta es tan solo una de las varias ocasiones en que libró del peligro al patriarca y a su familia (Gén. 12:14-20; 14:13-20; 26:26-29). Por eso, el salmista tenía toda la razón para escribir: “[Jehová] no permitió que ningún humano los defraudara [a Abrahán y sus descendientes], antes bien, a causa de ellos censuró a reyes, diciendo: ‘No toquen ustedes a mis ungidos, y a mis profetas no hagan nada malo’” (Sal. 105:14, 15).

7. ¿Cómo protegió Jehová a la nación de Israel?

7 Jehová también se valió de su fuerza activa para proteger a la antigua nación de Israel, en la cual nacería la Descendencia prometida. En primer lugar, inspiró la Ley mosaica, que preservaba la religión verdadera y resguardaba a su pueblo de la contaminación espiritual, moral y física (Éxo. 31:18; 2 Cor. 3:3). Luego, en la época de los jueces, infundió su espíritu a ciertos hombres para que libraran a Israel de la mano de sus enemigos (Jue. 3:9, 10). Y durante los siglos que pasaron hasta el nacimiento de Jesús —la parte principal de la descendencia—, sin duda utilizó esa misma fuerza para conservar Jerusalén, Belén y el templo, lugares a los que se alude en las profecías mesiánicas.

8. ¿Qué ejemplos hay de la intervención del espíritu santo en la vida y ministerio del Hijo de Dios?

8 El espíritu santo intervino directamente en la vida y ministerio de Cristo. Para empezar, actuó en la matriz de la virgen María y logró algo único en la historia: que una mujer imperfecta concibiera y diera a luz a un hijo perfecto y, por lo tanto, libre del pecado y la condena a la muerte (Luc. 1:26-31, 34, 35). Además, impidió que Jesús muriera en su infancia, antes del tiempo señalado (Mat. 2:7, 8, 12, 13). Más tarde, cuando este tenía unos 30 años, fue ungido con espíritu y así recibió el nombramiento como heredero al trono de David y la comisión de predicar el Reino (Luc. 1:32, 33; 4:16-21). Mediante ese mismo espíritu fue capaz de realizar milagros como sanar enfermos, multiplicar alimentos y resucitar muertos. Aquellos portentos nos dan una idea de las bendiciones que podemos esperar durante su reinado.

9, 10. a) ¿Qué hechos muestran que los discípulos de Jesús del siglo primero tenían el espíritu santo? b) ¿Qué cambio en el desarrollo del propósito de Jehová se reveló en el siglo primero?

9 A partir del Pentecostés del año 33, Jehová usó su fuerza activa para ungir a la parte secundaria de la descendencia de Abrahán, formada por cristianos que en muchos casos no tenían a este patriarca por antepasado (Rom. 8:15-17; Gál. 3:29). Era evidente que el espíritu operaba en ellos, pues les permitía predicar con fervor y efectuar milagros (Hech. 1:8; 2:1-4; 1 Cor. 12:7-11). Gracias a estos dones, se hizo evidente un cambio trascendental: aunque Jehová había empleado por siglos un sistema religioso que giraba en torno al templo de Jerusalén, lo sustituyó por la congregación de cristianos ungidos, la cual resultaría esencial para el desarrollo de su propósito.

10 Como hemos visto, en tiempos bíblicos Jehová utilizó su espíritu para muchos cometidos, entre ellos proteger a sus siervos, concederles dones especiales y ungirlos. De este modo fue dando los pasos necesarios para llevar a cabo su voluntad. ¿Qué puede decirse de nuestros días? ¿Cómo emplea hoy su espíritu para el adelanto de su propósito? Es vital saber las respuestas, pues tenemos que colaborar con dicho espíritu. Por eso, centrémonos ahora en cuatro formas en las que Dios está utilizándolo en la actualidad.

El papel del espíritu santo en el presente

11. ¿Qué ejemplos hay de que el espíritu santo promueve la pureza en el pueblo de Dios, y cómo demuestran los cristianos que se están dejando guiar por el espíritu?

11 En primer lugar, el espíritu santo fomenta la pureza entre los cristianos verdaderos. Los hombres y mujeres que colaboran con el propósito de Jehová deben mantener una conducta limpia (léase 1 Corintios 6:9-11). Antes de abrazar la verdad, muchos se entregaban a prácticas inmorales como la fornicación, el adulterio y la homosexualidad, y algunos tenían muy arraigados los deseos pecaminosos (Sant. 1:14, 15). Pero han hecho los cambios necesarios para agradar a su amado Padre, y por eso leemos que “han sido lavados”. ¿Con qué fuerza combaten los malos impulsos? Como indica 1 Corintios 6:11, “con el espíritu de nuestro Dios”. Al mantenerse puros, demuestran que han aceptado dicho espíritu como la fuerza dominante en su vida.

12. a) Según indica la visión de Ezequiel, ¿cómo guía Jehová a su organización? b) ¿Cómo demostramos que estamos trabajando en armonía con el espíritu?

12 En segundo lugar, Jehová emplea su espíritu para conducir en la dirección que desea a su organización, la cual tiene una parte terrestre y otra celestial. En la visión de Ezequiel se representa a esta última como un carruaje que avanza imparable por los aires para cumplir el propósito divino. ¿Qué impulsa a este vehículo a tomar un rumbo u otro? El espíritu santo (Eze. 1:20, 21). Lógicamente, esa misma fuerza guía a la otra parte de su organización, la parte terrestre. Por eso, al obedecer lealmente las instrucciones que esta nos da, estamos avanzando al paso del carruaje de Jehová y cooperando con su espíritu (Heb. 13:17).

13, 14. a) ¿Quiénes forman la “generación” que mencionó Jesús? b) Dé un ejemplo de las verdades que está aclarando el espíritu (véase el recuadro “¿Nos mantenemos al día con la iluminación más reciente?”).

13 En tercer lugar, el espíritu santo aclara progresivamente las verdades bíblicas (Pro. 4:18). Desde hace muchas décadas, esta revista es el medio principal que utiliza “el esclavo fiel y discreto” para hacernos llegar la luz espiritual (Mat. 24:45). Tomemos como ejemplo la explicación sobre la “generación” que mencionó Jesús (léase Mateo 24:32-34). ¿Quiénes la componen? Como indicó el artículo “¿Qué significa para usted la presencia de Cristo?”, él no hablaba de personas malvadas, sino de sus seguidores, que en breve recibirían la unción del espíritu. * Cuando la profecía se cumpliera —tanto en el siglo primero como en tiempos modernos—, serían los discípulos ungidos de Jesús los que, además de ver la señal, comprenderían su significado: que Cristo “está cerca, a las puertas”.

14 ¿Qué implica lo anterior? Aunque no se puede calcular cuánto dura “esta generación”, hay que tener presente un hecho: la palabra generación suele referirse a personas de distintas edades cuyas vidas se traslapan durante un período que no es demasiado largo y que tiene fin (Éxo. 1:6). Entonces, ¿cómo debemos entender el comentario de Jesús sobre “esta generación”? Todo indica que la vida de los ungidos que estaban en la Tierra en 1914 —cuando comenzó a manifestarse la señal de la presencia— se traslaparía con la de otros ungidos que verían el inicio de la gran tribulación. Esta generación tuvo principio y también tendrá fin. El cumplimiento de los rasgos de la señal muestra que la tribulación tiene que estar cerca. Es tiempo de permanecer alerta y actuar con urgencia (Mar. 13:37). Si así lo hacemos, demostraremos que estamos al día con la iluminación más reciente y que seguimos la guía del espíritu.

15. ¿Cómo sabemos que el espíritu nos está dando fuerzas para declarar las buenas nuevas?

15 En cuarto lugar, el espíritu infunde fuerzas a los evangelizadores cristianos (Hech. 1:8). De no ser así, ¿habría sido posible llevar las buenas nuevas por todo el mundo? Pensemos en nosotros mismos. Tal vez éramos tan tímidos y retraídos que en su día dijimos: “Yo jamás podré predicar de casa en casa”. No obstante, hoy participamos con entusiasmo en esta obra. * Y son muchos los Testigos que han perseverado en su labor a pesar de la oposición o la persecución. Únicamente el espíritu santo da la fortaleza necesaria para vencer tales obstáculos y efectuar tareas que serían irrealizables con nuestras propias energías (Miq. 3:8; Mat. 17:20). Por eso, hacer todo lo que podemos en el ministerio es una forma de cooperar con el espíritu.

El papel del espíritu santo en el futuro

16. ¿Por qué estamos tan seguros de que Jehová protegerá a su pueblo durante la gran tribulación?

16 En días venideros, Jehová usará su espíritu de formas maravillosas para realizar su propósito. En primer lugar, lo empleará con fines protectores. ¿No es cierto que ya lo utilizó así al proteger a algunos siervos suyos y a la entera nación de Israel? Pues tenemos sobradas razones para creer que volverá a utilizarlo en beneficio de su pueblo durante la gran tribulación. No hay por qué andar con suposiciones sobre cómo nos amparará en ese momento. Afrontamos el futuro confiados, sabiendo que, como amamos a Jehová, nada podrá apartarnos de su vista ni de su espíritu (2 Cró. 16:9; Sal. 139:7-12).

17. En el nuevo mundo, ¿qué uso dará Jehová a su espíritu?

17 ¿Para qué usará Jehová su fuerza activa en el nuevo mundo? Entre otras cosas, para producir los nuevos rollos que se abrirán entonces (Apoc. 20:12). ¿Qué contendrán esos libros? Por lo visto, las leyes que estarán vigentes durante el Reinado de Mil Años. Esperamos con impaciencia el día en que podamos examinarlos y disfrutar de las demás bendiciones del Paraíso. No alcanzamos a imaginar cómo será la vida en aquel tiempo, durante el cual se realizará, gracias al espíritu, el propósito de Dios para la Tierra y sus moradores.

18. ¿Cuál debe ser nuestra resolución?

18 No olvidemos que el propósito divino tiene garantizado su cumplimiento por el espíritu santo, la fuerza más poderosa del universo. Dado que ese propósito nos incluye a nosotros, pidámosle a Jehová su espíritu y dejemos que este nos guíe (Luc. 11:13). Así podremos conseguir lo que Dios siempre ha querido para la humanidad: la vida eterna en el Paraíso.

[Notas]

^ párr. 13 Véase La Atalaya del 15 de febrero de 2008, páginas 21 a 25.

^ párr. 15 En La Atalaya del 15 de septiembre de 1993, página 19, encontramos el magnífico ejemplo de una mujer que venció la timidez extrema y se convirtió en celosa evangelizadora. En señas puedes buscar la w09 15/9 2:17,18

¿Lo hemos captado?

• ¿De qué formas utilizó Jehová su espíritu en tiempos bíblicos para ir desarrollando su propósito?

• ¿Cómo emplea Jehová su espíritu en el presente?

• ¿Cómo usará Jehová su espíritu en el futuro para lograr el cumplimiento de su propósito?

[Preguntas del estudio]

[Recuadro de la página 10]

¿Nos mantenemos al día con la iluminación más reciente?

Jehová continúa iluminando a su pueblo. ¿Qué detalles ha aclarado La Atalaya en los últimos años?

▪ ¿Qué cualidad del crecimiento espiritual se destaca en la parábola de la levadura? (Mat. 13:33; 15 de julio de 2008, áginas 19, 20.)

▪ ¿Cuándo cesará Jehová de ungir cristianos para que vivan en el cielo? (1 de mayo de 2007, páginas 30, 31.)

▪ ¿Qué significa adorar a Jehová “con espíritu”? (Juan 4:24; 15 de julio de 2002, página 15.)

▪ ¿En qué patio presta servicio la gran muchedumbre? (Apoc. 7:15; 1 de mayo de 2002, páginas 30, 31.)

▪ ¿Cuándo se separa a las ovejas de las cabras? (Mat. 25:31-33; 15 de octubre de 1995, páginas 18 a 28.)